Los universos de tu vida

12003

Todo el mundo conoce la franquicia LEGO, unos por la infancia y su potencial de constructores y otros por lo audiovisual. A estas alturas, la empresa más creativa de Noruega cuenta con casi un centenar de adaptaciones de universos a su particular estilo, entre los que destacan Star Wars, El Señor de los Anillos o Marvel. Cuando hay un gran estreno, hay una gran probabilidad de que LEGO lo incorpore a su interminable lista y permita disfrutarlo desde otra geométrica perspectiva. LEGO Dimensions es el colofón, es la unión de todos sus grandes personajes, sus logrados escenarios y sus humorísticas historias, entrelazados de un modo peligrosamente entretenido.

Todo se centra en la aparición de una brecha dimensional utilizada, como no podía ser de otro modo, por el villano de turno que busca dominar todos los universos LEGO. Aquí comienza una historia protagonizada por Batman, Gandalf y SuperCool, que no estarán solos, porque cientos de personajes se sumarán a esta aventura, por universos diferentes y variopintos.

El comienzo resulta realmente gracioso por el contraste que supone. Batman se encuentra de persecución en su universo, buscando a Robin que ha desaparecido, producto de un portal dimensional. El superhéroe se arma de valor y lo atraviesa, cayendo así en un lugar totalmente diferente al suyo. Gandalf y los hobbits se enfrentan a Balrok en ese momento, la famosa escena de “no puedes pasar” se recrea en la pantalla. Después de que el mago caiga por el abismo y se enfrente al monstruo, Batman aparecerá en el momento más oportuno, expulsado del portal dimensional y compartirá un momento de lo más divertido con su, ahora, nuevo compañero.
 
 
Una vez que comprenden, a su manera, lo que está sucediendo, recaen en el mundo de SuperCool, menos comercial, pero no por ello menos efectiva. Este personaje es uno de los más útiles del juego en sus compases iniciales. La protagonista es capaz de actuar como hacker y de salvarte de algunos aprietos con su escáner. Como sucede en todos los juegos de LEGO, cada personaje cuenta con unas habilidades propias, que se complementan a la perfección con las de otros: Batman con su gancho, Gandalf con su habilidad mágica y la mencionada SuperCool como una auténtica informática y capaz de saltar más alto que nadie.
 
Los tres deben abrirse paso en los diferentes universos que componen la historia y descubrir cuál es la raíz del problema. Así pues, el juego se divide en universo, con sus características misiones de LEGO, donde habrá que abrirse paso montando estructuras, activando sistemas, y resolviendo los puzzles que se plantean para acabar enfrentándose a un jefe final. Para no hacer ningún spoiler al respecto, no enumerarmos los universos en los que van recallendo los protagonistas, pero sí el primero, ya que sorprende por lo antiguo que es y lo que sigue fascinando a muchos: el Mago de Oz. 
 
 
El universo es totalmente representativo y además nos obligará a un enfrentamiento cara a cara con la Bruja mala del Oeste, que será el primer hueso – al estilo LEGO – al que habrá que derrotar. Aquí aparece la técnica que impulsará el juego a avanzar, la aparición de los portales de luz. Atravesando cada uno de ellos, rojo, azul y amarillo, se podrá llegar a lugares donde, de otro modo sería imposible. Sí, esto funciona prácticamente igual que Portal, salvo porque la posición es obligada. 
 
Después de superar exitosamente cada universo, se encontrarán objetos preciados y “piedras angulares" que ofrecen retos concretos cuando son activadas. Todo esto se irá ampliando con la salida de nuevos packs, y la incorporación de nuevos personajes que tendrán acceso a zonas secretas o que, directamente, añadirán un mundo nuevo a esta trama dimensional.
 

 
Para explicar cómo funciona la original apuesta de LEGO, hay que conocer el pack inicial imprescindible y sus elementos. Nada más contemplar la caja, uno se da cuenta de que no está ante un juego clásico, en el que insertar el CD es todo cuanto hay que hacer para comenzar la aventura. La apariencia es similar a la de los juegos de construcción de la marca, piezas por todas partes y personajes en acción impresos en el cartón. Por ello, LEGO nos invita a jugar de las dos maneras que controla, digital y manualmente. 
 
Lo primero que aparece es un sensor, conocido ya en otros juegos como Disney Infinity, donde se podrán colocar los personajes y vehículos que se vayan adquiriendo. En el caso del pack inicial, habrá que posicionar a los protagonistas: Batman, Gandalf y SuperCool y en los compases iniciales, se nos invitará a construir un portal – que sirve como perfecto adorno del sensor – y el Batmovil, otro elemento interactuable en el juego.
 
Esta alternancia resulta sumamente original, además de que poco a poco nos iremos dando cuenta de que el sensor tiene mucho que decir a la hora de jugar. Habrá que cambiar de posición a los personajes cuando se requiera, y también cuando sean retenidos por los enemigos. Una jugabilidad nueva se abre paso en el universo LEGO, cargadito de fan service y por para los fans.
 
 
La jugabilidad es similar a la de anteriores juegos de la marca, con la resolución de puzles para avanzar, los enfrentamientos con enemigos y la alternancia de habilidades, solo que esta vez, la aparición de los portales dimensionales darán otro toque al juego. En este caso, el punto fuerte reside en la combinación de mundos y en la consonancia en una historia muy divertida e hilarante.
 
Este LEGO Dimensions promete horas y horas de ampliación, ya que se ha detallado la incorporación de diferentes tipos de packs, que en ocasiones incorporarán universo y en otras personajes con secretos o vehículos. Regreso al futuro, Portal, Los Simpson, Doctor Who, Los Cazafantasmas, Scooby Doo, DC Comics, Jurassic World, Ninjago  y Midway Arcade son los universos que ya están disponibles, pero poco a poco se irán incorporando otros como Harry Potter, Greemlins, ET o Sonic. Los desaparecidos por el momento son Star Wars, Indiana Jones y Marvel, de los que tiene derechos Disney.
 
Elena Fernández "Elfvera"
 
 

Jugabilidad: La clásica a la que nos acostumbra TTGames, más añadiduras que mejoran mucho la experiencia. El sistema de sensores que permite interactuar directamente con el juego. Los portales y la manera de combatir que ha suprimido los quick time events.

Gráficos: Donde mejor se aprecia la evolución de los juegos de LEGO es aquí. Gráficos sumamente actualizados, una estética muy lograda, donde se recrean los universos a la perfección. Solamente hay que ver el de Los Simpsons que por momentos parece realmente un fotograma de la serie. 
 
Sonido: Las bandas sonoras originales están presentes, como no podía ser de otra forma. Cada universo viene, debidamente acompañado de su música característica y es algo que ofrece mucha más inmersión y tono épico al transcurso del juego. Las voces no conservan los doblajes originales de las películas en las que se basan, salvo excepciones, pero no resultan chirriantes.
 
Duración: La duración es extensa, sigue en la línea de los juegos de LEGO, con unas 9 o 10 horas mínimas, que se van incrementando si se quieren coleccionar personajes y descubrir todas las misiones secretas y descubrimientos. Una duración más que aceptable, que no cansa y tampoco resulta insuficiente.
 
Conclusión: Un ejercicio de originalidad. Dan ganas de comprarse todas esas figuritas de personajes y ampliar la experiencia porque es realmente entretenida. La dinámica no deja de ser la de los juegos de LEGO, pero no por ello es aburrida, los pequeños cambios junto con la nueva trama capaz de fusionarlo todo, hacen que el juego se vuelva divertido y bastante épico.
 
 
 
Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Una canción…
Juegos de LEGO

Bandas Sonoras

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar