LEGO Piratas del Caribe

Está claro que los muñecos de LEGO se atreven con todo. Después de adaptar series tan conocidas como Batman, Harry Potter o Star Wars, se pasan esta vez a la saga cinematográfica de piratas por excelencia.

A estas alturas de la película poco se puede decir que no sepamos ya de Piratas del Caribe. Las aventuras creadas a partir de la atracción de Disneyworld se han convertido en un auténtico fenómeno de taquilla. ¿Y de la serie LEGO? Pues lo mismo, en una cueva tendríamos que estar para no conocerla. Imagínate ahora que ambas producciones han unido sus fuerzas…

¡Al abordaje!

Este nuevo LEGO ha sido desarrollado de nuevo por Traveller’s Tales, los mismos autores que vienen trabajando habitualmente en la serie. Eso se nota en casi todo, empezando porque LEGO Piratas del Caribe incluye en un solo título todas las entregas de la saga cinematográfica surgidas hasta la fecha. Es decir: La Maldición de la Perla Negra, El Cofre del Hombre Muerto, En el Fin del Mundo y en Aguas Peligrosas.

A lo largo de la aventura vamos reviviendo los momentos más emblemáticos de cada una de ellas, poniéndonos en la piel tanto del capitán Jack Sparrow como en la de otros personajes protagonistas. En total visitamos alrededor de veinte niveles en los que encontramos más de cincuenta personajes diferentes.

Pero a pesar de estar basado en una nueva serie cinematográfica, LEGO Piratas del Caribe mantiene la misma base jugable que ya hemos visto tantas veces dentro de la saga. Es decir, una mezcla de plataformas, acción, combates y algún que otro sencillo puzle. Todo ello salpicado del clásico sentido del humor “LEGO” y haciendo gala de un alto grado de interacción con los escenarios. Además, en todo momento podemos disfrutar de la aventura de manera cooperativa (si no lo hacemos, es la inteligencia artificial quien maneja al segundo personaje).

Igualmente, como ya sabrán quienes sean aficionados a esta serie, los niveles están llenos de secretos, ítems ocultos y todo tipo de añadidos desbloqueables, lo que convierte a este Piratas del Caribe en un título bastante largo. Si queremos conseguir completar el cien por cien de la aventura, es necesario rejugar varias veces los mismos niveles, ya que no es tarea sencilla encontrar todo a las primeras de cambio. Quitando este aspecto, estamos ante una aventura más accesible y fácil de jugar que las anteriores ediciones de LEGO, especialmente pensada para los más pequeños de la casa.

Por su parte, los gráficos del título mantienen el habitual estilo desenfadado de siempre, si bien todos los personajes y los escenarios son un auténtico clon de los reales de las películas. Eso sí, transformados en piezas de juguete. Juguetes que, igualmente, gozan de unas animaciones simpáticas pese a su sencillo diseño.

Publicaciones relacionadas

Cerrar