El nuevo despertar de LEGO

13145

LEGO vuelve a Despertar a la fuerza de la manera que mejor sabe: con dosis de humor, diversión y puro entretenimiento en un juego por y para los amantes de la franquicia de George Lucas. Lo habitual es que la empresa danesa acompañe a las cintas de Marvel y aproveche el tirón de la cartelera, pero en este caso, el juego llega pasados seis meses del estreno y no por ello ha perdido interés: gráficos mejorados, escenarios espectaculares y más jugabilidad, es lo que ofrece la quinta entrega de Star Wars en el universo LEGO.

La historia de LEGO Star Wars: El Despertar de la Fuerza no pillará por sorpresa. Sigue la dinámica vista en el film y reúne a los mismos personajes con unos objetivos parejos. En los comienzos, como suele suceder en los videojuegos de LEGO, se retoman secuencias anteriores para introducir de la mejor manera la jugabilidad y la trama que arranca. Así pues, la primera toma de contacto se hará con Han Solo, Leia y Chewbacca rodeados de Ewoks e intentando abrirse camino. En este periplo se dan más detalles de las características de cada personaje y de la dinámica que habrá que seguir para resolver con éxito los puzles que se presentan. 
 
Aunque la historia de este juego sea muy fiel a la vista en el cine, la añadidura del característico humor y la necesidad de utilizar todos los recursos que se ofrecen, renuevan la experiencia y no resulta, para nada, previsible. Finn y Ray estarán listos para combatir a la Primera Orden, un poco más adelante, así como el reencuentro de la resistencia y la aparición de nuevos enemigos como Kylo Ren o el propio Darth Vader.
 
Aunque la motivación principal sea lo acontecido en el quinto film de la franquicia de George Lucas, LEGO incorpora una serie de arcos narrativos inéditos hasta el momento, pero que habrá que ir desbloqueando a medida que se avance. Ya ocurría en anteriores entregas de la firma, donde para acceder a ciertos lugares, había que desbloquear personajes con una habilidad nunca antes usada, lo que incrementaba las posibilidades una vez finalizado el hilo principal. En este caso sucede lo mismo, por lo que la trama virará hacia lugares desconocidos dependiendo del jugador, lo que se puede desvelar es que son altamente divertidas y añaden elementos del universo Star Wars que algunos echaban de menos.
 
Debido a esta expansión del universo, se abordaran temas que se vieron de pasada en la película, y se descubrirá por ejemplo, por qué C3PO tiene el brazo rojo, o se profundizará en la identidad de Lord San Tekka.
 
 
 
 

Este análisis comienza con una breve introducción para los que nunca se han enfrentado a un juego de la firma, pues este último, reúne las características ya conocidas y las implementa sembrando un nuevo precedente dentro de la serie. Para entender las mejoras, hay que conocer la forma que LEGO tiene de administrar la jugabilidad dentro de una historia que le es impuesta, pues busca fidelidad con las películas taquilleras en las que se basa. Cada personaje cuenta con unas características únicas y habilidades que resultan esenciales para avanzar en los escenarios, y que no son aleatorias o al gusto del jugador, si no que obligatoriamente habrá que dominarlas para activar o desactivar mecanismos, construir estructuras, o destruir ciertas zonas.

Como ya se vio anteriormente, las secuencias se dividen en tramos de escenarios de diferente tamaño, que siempre presentan algún tipo de problema. En El Despertar de la Fuerza, el comienzo es vertiginoso, y estar en mitad de la batalla, obliga al jugador a aprender rápido los controles. Es habitual encontrar quick time events en las luchas cara a cara, cuando se prescinde de arma a distancia o habilidad, LEGO ha ido mejorando esta técnica para que no se vuelva repetitiva, aún así, su para acabar con el enemigo se vuelve más trabado y lento y si se busca un ritmo más rápido no es lo ideal. Desde el principio también se encuentran los clásicos elementos rompibles que aportarán piezas al jugador, que después podrán ser intercambiadas por ciertas ventajas. No falta tampoco, la clásica dinámica de construcción de edificios, vehículos o herramientas o el trabajo en equipo por parte de los personajes y sus diferentes aportaciones.

Por ello, el juego se puede disfrutar tanto en solitario, para 1 jugador capaz de controlar a todos los personajes, saltando de uno a otro, o en modo offline cooperativo, donde cada jugador se hará cargo de uno u otro personaje y la dinámica se volverá incluso más fluida por la simultaneidad de las acciones.

Es sin duda en el apartado gráfico y estético donde LEGO ha dado el salto principal. En su anterior lanzamiento, Los Vengadores, no se apreciaban unos escenarios tan optimizados y una movilidad de cámara más cercana e inmersiva. Sorprende que en algunos puntos, el juego vire de su género y pueda asemejarse a un shooter gracias al sistema de coberturas que se ha implementado. Esto lleva a hablar de los combates y la mejor coordinación de cada elemento. Anteriormente había peleas contra gran número de enemigos, aunque generalmente atacaban de uno en uno al personaje activo y el resto del tiempo generaban caos y confusión, en este caso, los disparos se han vuelto más certeros y todo en la batalla está perfectamente dispuesto. 

En los primeros compases del juego, ya se puede experimentar esta novedad: Han se enfrenta solo a diversos soldados Imperiales y para ello utiliza una cobertura, que no solo hace función protectora, también implica un cambio de puntero. Ahora aparecerá el clásico cursor para apuntar como en un shooter, y directamente se elegirá el enemigo al que atestar el laser. El cursor permite cambiar de uno a otro enemigo, siempre que entre dentro del campo de visión de Han, pero una vez que se escapen, hay que utilizar otra cobertura y reposicionarse para exterminarlos.

Pero no solo en jugabilidad se ha expandido la saga LEGO, también han aumentado en personajes, unos 200, recopilados de todas las películas de la franquicia de George Lucas, y se han implementado las construcciones, así como la posibilidad de viajar entre planetas y explorarlos al gusto.

 

Jugabilidad: la clásica a la que nos acostumbra TTGames, más añadiduras que mejoran mucho la experiencia. Una tercera persona fluida, que demuestra una mejora en las mecánicas y va resolviendo poco a poco lo monótono de algunos quick time events en ataque. Muy interesante el sistema de coberturas que hace que el juego vire por momentos a un shooter. En general, jugabilidad perfecta para generar entretenimiento y desarrollar la lógica.

Gráficos: donde mejor se aprecia la evolución de los juegos de LEGO es aquí. Los gráficos de El Despertar de la Fuerza resultan muy actualizados y lucen espectaculares para lo que se espera de un juego más centrado en la jugabilidad que en los lujos visuales. Una gozada atravesar ciertos mapas y comprobar que lego está a la altura de los juegos más optimizados.
 
Sonido: la banda sonora original está presente, como no podía ser de otra forma. Los efectos también son semejantes a los de la película y se ha procurado hacer lo mismo con el doblaje. La única pega es la voz de Han Solo que sí que ha experimentado cambio y chirría bastante en algunas ocasiones, sobre todo si el que juega es aficionado al universo de George Lucas.
 
Duración: la duración es extensa, sigue en la línea de los juegos de LEGO, con unas 9 o 10 horas mínimas, que se van incrementando si se quieren coleccionar personajes y descubrir todas las misiones secretas y descubrimientos. Una duración más que aceptable, que no cansa y tampoco resulta insuficiente.
 
Conclusión: un paso más allá dentro de la franquicia LEGO y en concreto, en la dedicada a Star Wars. Muchas mejoras que marcan diferencia con su anterior lanzamiento y que ponen a punto los futuros juegos de lego. Mejores gráficos, movimientos y el deseo de ir añadiendo más jugabilidad que rompa la posible monotonía del género. Una experiencia estupenda no solo para los amantes de la película, también para todos los jugadores.
 
 
Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Una canción…
Juegos de LEGO

BSO Star Wars

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar