Análisis de Life is Strange Before the Storm Episodio 1: Despierta – Una precuela auténtica y renovada

14690

Life is Strange se ha convertido en uno de los grandes fenómenos de los últimos tiempos. La aventura gráfica con tonos plásticos y un entorno embriagador que propuso DontNod Entertainment se ha convertido en todo un fenómeno de masas cuyo éxito ha sentado cátedra entre el género. Por supuesto, una segunda apuesta de la saga no podía hacerse esperar demasiado, aunque no ha sido el estudio francés quién se ha hecho cargo de ella, sino los componentes de Idol Minds, bajo la supervisión de Square-Enix.

En esta ocasión, el jugador se pone en la piel de Chloe Price, la incombustible y problemática amiga de Max Cauldfield que ya dejó grandes sensaciones en la propuesta original. Con Life is Strange: Before the Storm se ofrece la oportunidad de comprobar qué sucedió entre la propia Chloe y la desaparecida Rachel Ambers antes de que se desencadenara la tormenta y sus correspondientes acontecimientos en Arcadia Bay. Una historia en la que las decisiones vuelven a ser cruciales y en la que se ahonda nuevamente en la vida social de los adolescentes, sus inquietudes, influencias y relaciones.

Lo cierto es que Idol Minds ha sabido captar la esencia fundamental y recoger el testigo de lo que DontNod regaló con el Life is Strange original. Before the Storm es una precuela continuista, auténtica y renovada para adaptar las características de Max a Chloe. Y lo cierto es que lo hace de un modo soberbio, que consigue atrapar al jugador desde el primer instante en el que se pone en la piel de la joven protagonista. Una excelente noticias para todos aquellos que se embarcaron en la aventura principal y deseaban contar con un desarrollo similar a lo visto entonces.

La jugabilidad de Life is Strange: Before the Storm es todo lo que cabría esperar y mucho más. Si hubiera que ponerle una pega, sería la limitación de los escenarios, mucho más pequeños que en la propuesta original (al menos en lo correspondiente al primer episodio), aunque cuentan con más elementos en pantalla que se pueden observar y con los que se pueden interactuar. El resto de los elementos jugables están completamente calcados respecto a la primera aventura, exceptuando, obviamente, el rebobinado de Max que permitía manipular las conversaciones a antojo y realizar acciones cruciales en el desarrollo de la historia.

Lo que se mantiene son las consecuencias de las decisiones que se toman. Muchas de ellas pueden parecer insignificantes y sin ningún tipo de trascendencia, pero ciertos detalles del primer episodio hacen pensar que lo que está por llegar será determinante respecto a las decisiones cruciales que se toman. Especialmente en lo que respecta a la relación entre Chloe y Rachel, que es tan intensa como dispersa e inexplicable. Las relaciones humanas también adquieren una dimensión similar a lo visto en Life is Strange, aunque vemos un carácter de Chloe algo más calmado y humanizado que en la entrega original, por lo que seguramente se ofrecerán argumentos para su radical cambio meses después.

Pero más allá de todo lo que se mantiene respecto a su modelo incial, Life is Strange: Before the Storm también tiene muchos aspectos novedosos que van más allá del cambio de protagonista y de un argumento mucho más personal y centrado en los dos personajes principales, aunque también hacen su aparición otros conocidos como Victoria, Nathan, David y más habitantes de Arcadia Bay. Lo nuevo se puede observar en el modo de afrontar las conversaciones con Chloe, ya que al no contar con el rebobinado de Max, tiene que hacer uso de sus dotes lingüísticas para conseguir sus objetivos.

Para ello, desde Idol Minds han ideado una batalla de gallos en la que Chloe trata de ridiculizar a todo aquel que se interponga en su camino, respondiendo a sus argumentos con vaciles e insultos con el fin de no obtener respuesta. Para ello, se ofrecen diferentes opciones que tienen que estar relacionadas con lo que ha dicho el personaje contrario con anterioridad. Algunas son muy evidentes y otras no tanto, por lo que es crucial seguir la conversación en todo momento y con todo lujo de detalles para poder ganar la batalla y conseguir el objetivo.

En otro orden de cosas, las fotografías opcionales que tomaba Max a medida que avanzaba en el juego han sido sustituidas por una práctica más acorde a Chloe: grafitis. En diferentes elementos de los escenarios, la protagonista de Life is Strange: Before the Storm cuenta con la posibilidad de dejar fluir su creatividad para plasmar su firma, frases célebres u otras pintadas donde considere oportuno, siendo así los únicos coleccionables dispones en el juego tal y como ocurría en la propuesta original.

Por último, hay que hablar de dos de los grandes aspectos que impactaron de Life is Strange: su aspecto gráfico y su banda sonora. Before the Storm supera con creces en el primer aspecto a su predecesor. Se ha desarrollado de manera sublime y no se observa ninguna caída de framerate como ocurría con la aventura protagonizada por Max, al igual que se ha solucionado la coincidencia labial de los personajes con el doblaje. Aunque el aspecto plástico y colorido sigue siendo la piedra angular de la estética del juego, cabe destacar que los detalles están mucho más cuidado y nítidos de lo que se podría esperar. Es una maravilla en todos los aspectos, visualmente hablando.

En cuanto a la banda sonora, vuelve a tomar un gran protagonismo con temas conocidos que se reproducen en algunas escenas de la historia. En dichos momentos se permite al jugador escuchar la canción al completo o pararla en el momento que considere oportuno con una sencillez pasmosa y efectiva que atrapa también a nivel narrativo.

Juan Montes

Jugabilidad: En terrenos de exploración y movilidad por los escenarios es un calco respecto a Life is Strange. No obstante, las particularidades de Chloe ofrecen nuevos elementos a nivel jugable que aportan un soplo de aire fresco al título, como las batallas de gallos, las pintadas o las decisiones más drásticas en las situaciones que repercutirán en los dos episodios futuros que están por llegar a Life is Strange: Before the Storm. Una jugabilidad dinámica, fresca, divertida y atractiva que atrapa desde el minuto uno.

Duración: El primero episodio del debut de Chloe como personaje principal de un videojuego se extiende lo normal en este tipo de videojuegos. En el episodio 1: Despierta aguardan entre 4-5 horas a nivel argumental, que pueden extenderse algo más si el jugador se detiene a encontrar todos los puntos de interés y a realizar las pintadas opcionales divididas en los diferentes escenarios en los que se desarrolla el juego.

Gráficos: A nivel gráfico, no solo cumple las expectativas, sino que las supera. Idol Minds ha conseguido superar con creces el trabajo realizado por DontNod en este aspecto, consiguiendo un resultado mucho más plástico y fluido, con elementos que adquieren muchos más detalles de lo que se contenía la propuesta inicial. Además, también se han conseguido solucionar otros problemas como el framerate o la coincidencia labial a la hora de empastarlas con el doblaje, con lo que todo lo que sucede se desarrolla a la velocidad y el tiempo apropiados.

Sonido: Nuevamente, la banda sonora adquiere una gran dimensión en Life is Strange: Before the Storm, con temas conocidos que se suceden en diferentes escenas de la aventura, además de las características melodías que acompañan a los momentos más agradables o tensos en los que Chloe y Rachel están involucradas.

 Conclusión:

En definitiva, Life is Strange: Before the Storm es una apuesta continuista y auténtica que consigue ensalzar todas las partes positivias que tenía el título de DontNod Entertainment y trasladarlas a otro nivel para adaptar la aventura a las cualidades de Chloe y Rachel. De lo que no cabe duda es que Idol Minds ha conseguido poner sobre la mesa un producto redondo y rotundo que aún está incompleto y que a buen seguro conseguirá sorprender en los dos episodios que restan e los próximos meses. Qué extraña es la vida en Arcadia Bay, y cómo nos gusta disfrutar de sus historias.

 

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar