Análisis de Life is Strange: Before the Storm Episodio 2 – Se acerca la tormenta

114336

Life is Strange: Before the Storm comienza a consagrarse como una gran aventura a la altura de su antecesor. La historia de Chloe y Rachel comienza a adquirir un cariz mucho más adulto y arriesgado con su segundo episodio en el que ambas jóvenes comienzan a planear una vida conjunta y feliz lejos de la localidad de Arcadia Bay. Tras el incendio con el que finalizó el episodio 1, los acontecimientos se suceden de un modo mucho más acelerado.

En esta ocasión, Chloe y Rachel deben enfrentarse a las consecuencias de sus actos en el episodio 1, lo que desencadena una concatenación de sucesos que llevan a las jóvenes a plantearse su actual vida y vivirla juntas a partir de ese momento. Algo que, inevitablemente, también incrementa las dosis de salseo que los seguidores de la saga están esperando. Aunque, por supuesto, esto siempre está abierto a las decisiones  que se quieran tomar respecto a las relacione de Chloe en el juego.

Lo cierto es que el episodio 2 de Life is Strange: Before the Storm titulado “Un mundo feliz” no supone una gran revolución a nivel jugable, sino que se centra más en el estilo narrativo. No obstante, sí que se puede ver un claro avance en los pequeños puzles a los que hay que hacer frente para realizar las diez pintadas a lo largo de episodio. En esta ocasión, hay que elaborar ciertos planes para realizar los grafittis, ya que hay ciertos personajes que debido a su posición podría delatar a Chloe, por lo que hay que ingeniárselas para apartarlos del camino y conseguir el objetivo.

Lo que también ha avanzado son las batallas verbales que suele mantener Chloe para salirse con la suya. En este segundo episodio son mucho más intensas y minuciosas, por lo que hay que prestar especial atención a lo que dice el personaje frente al que se está encarando la joven para poder salir victoriosos. No obstante, la dinámica es la misma, aunque en esta ocasión se ofrece la posibilidad de disputarlas o eludirlas mediante una vía más diplomática. Algo que, sea dicho de paso, resta diversión e intensidad al juego.

Otro de los aspectos que ha mejorado este segundo episodio es la notoriedad de los pequeños detalles. Hay cierto momento avanzado del episodio en el que Chloe se ve involucrada en un suceso que quiere evitar por todos los medios y, aunque no puede, hay que saber realizarlo de manera correcta para satisfacer a Rachel. Para ello hay que saber responder con los diálogos exactos tras leer previamente lo que la protagonista debe decir, por lo que hay que estar muy atento y tener buena memoria.

Por el resto del contenido, no hay mucho más que destacar lejos de lo que ya se hizo en el análisis del primer episodio, que puedes ver a través de este enlace. En cuanto al nivel técnico, no hay sino que felicitar a Deck Nine por el trabajo realizado en los nuevos entornos en los que se desarrolla este segundo episodio. Se ha conseguido aportar una gran variedad a los mismos, e incluso recrear con gran exactitud los que ya aparecían en el producto original, lo que aporta una enorme comparativa al respecto un proporciona un valor aún mayor al resultado.

En definitiva, Un mundo feliz sigue la línea continuista a nivel jugable de lo que ofreció la primera experiencia de Life is Strange: Before the Storm, apoyándose en unos giros argumentales que dejan grandes posibilidades abiertas de cara al desenlace de la aventura de Chloe y Rachel y así poder enlazar con los sucesos del juego original, algo con lo que hasta el momento no se ha podido conectar de forma clara, aunque todavía queda mucho por contar.

Juan Montes

Jugabilidad: Un calco de lo que se pudo ver, no solo en el episodio 1 de Before the Storm, sino en lo que respecto a Life is Strange en general. Escenarios cargados de decenas de detalles que se pueden examinar y obtener más información de la historia. Por supuesto, las decisiones están a la orden del día, como en una buena aventura gráfica, además de otros menesteres como los coleccionables en forma de pintadas o las batallas dialécticas de Chloe.

Duración: Lamentablemente, y como suele ser habitual, la duración de cada episodio es el punto débil que acostumbra a tener Life is Strange. En lo respectivo a Un mundo feliz, la duración ronda entre las 3 y 4 horas, por lo que se puede devorar en una sola tarde, más aun teniendo en cuenta el gran componente argumental que invita a saber más a cada momento.

Gráficos: El punto fundamental sobre el que se sustenta Life is Strange, su estilo gráfico es uno de los grandes alicientes que han destacado desde su lanzamiento y en Before the Storm consigue lucir incluso mejor que en la propuesta original. Los nuevos entornos y personajes lucen de maravilla, por lo que le resultado es más que satisfactorio en todos los aspectos gráficos.

 Sonido: Otro de los grandes alicientes de Before the Storm, que está consiguiendo aportar una banda sonora a la altura del primer Life is Strange. En esta ocasión destaca el temazo de Daughter titulado Youth, que aporta una enorme dosis de tranquilidad antes de la tormenta que se acerca.

Conclusión:

Para concluir, Before the Storm: Un mundo feliz es un episodio continuista que apenas aporta grandes aspectos en lo jugable, pero tampoco hace falta. La fórmula básica de Life is Stranfe funciona a la perfección, por lo que solo hace falta darle pequeñas pinceladas que acompañen a lo argumental para que pueda ser todo un éxito y este segundo episodio es el ejemplo perfecto de esta afirmación. Solo queda por saber qué deparará el último episodio de la historia de Chloe y Rachel y cerrar una etapa que todos los seguidores estaban deseando conocer.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar