Diversión de gelatina

La remasterización del popular juego de PlayStation Portable ya ha llegado en alta definición y con soporte 4K. Sus redondos protagonistas, su pegadiza banda sonora y sus coloridos escenarios te gustarán, tanto si eres aficionado a las plataformas como si no lo eres.

LocoRoco Remastered: Diversión de gelatina

14533

Hace unos meses, en la conferencia de PlayStation Experience, se anunció el regreso de tres juegos clásicos de la primera portátil de Sony: Parappa the Rapper, LocoRoco y Patapon. El primero de ellos salió a la venta hace poco más de un mes y, mientras aún está por llegar Patapon, ya podemos hacernos con el remaster de LocoRoco en alta definición y con soporte 4K para los usuarios de PlayStation 4 Pro.

LocoRoco fue lanzado allá por el 2006 como exclusivo de PlayStation Portable. Desarrollado y publicado por Sony Computer Entertainment (encargados de míticas franquicias exclusivas de PlayStation tanto en formato sobremesa como portátil, como Crash Bandicoot o Gravity Rush) y diseñado por Tsutomu Kouno (el mismo creador de Patapon), este divertido juego fue todo un éxito de crítica y de ventas, así como su secuela del año 2008.

En el año 2007 se lanzó para PlayStation 3 LocoRoco Cocoreccho!, de tal manera que ese fue el primer salto de nuestros redondos amigos al formato de sobremesa. Y bien, ¿estáis listos para la gelatina?

 

LocoRoco Remastered: Diversión de gelatina

El juego no podría ser más sencillo. Desde la pantalla principal podremos acceder al modo historia (por llamarlo de alguna manera), a los minijuegos y al apartado llamado Casa Loco. En cuanto al modo historia, el planteamiento es simple: manejaremos a unos seres redondos, gelatinosos y adorables a lo largo de una serie de mundos coloridos con el fin de salvarlos de la amenaza de unos seres invasores llamados Mojas.

Como he mencionado, la “historia” y el trasfondo del modo de juego principal es más bien anecdótica, pero eso es irrelevante en un juego de estas características, que básicamente consiste en avanzar y saltar (aunque ya veremos que en este punto es donde destaca LocoRoco). En definitiva, diversión rápida y sencilla para hacer más amenas las tardes en las que no queremos complicarnos la vida.

En cuanto a los personajes, podremos controlar a seis variedades distintas de LocoRoco, que iremos desbloqueando conforme avancemos por el juego. Cada una de las variedades de estos adorables bichos tiene un diseño y color propios, además de una propia banda sonora que van tarareando con su voz (que suena a través del altavoz del mando).

Respecto a los controles, LocoRoco es algo peculiar. A diferencia del resto de juegos de plataformas, aquí no hemos de mover a los personajes, sino el escenario. Gracias a los gatillos L y R, inclinaremos la pantalla a un lado u otro, haciendo así que los LocoRoco giren y se desplacen. A esto sólo queda sumarle que, si presionamos ambos gatillos a la vez, nuestro amigo redondo dará un salto. Y eso es todo: tan simple como efectivo, este sistema de juego resulta tan fácil de seguir como desafiante si quieres ser capaz de descubrir todos los recovecos del juego. Para ello, tenemos una habilidad adicional, y es la de separar y juntar a los pequeños LocoRoco a nuestro antojo con el fin de caber por los huecos más estrechas. Cada pantalla la iniciamos con 20 de estos pequeños seres, y el reto está en conseguir llegar con todos ellos hasta el final, ¿lo conseguirás?

LocoRoco Remastered: Diversión de gelatina

En el aspecto visual, este juego destaca por saber combinar de manera tan brillante la sencillez con la originalidad y lo estéticamente (muy) agradable. Cada uno de los escenarios es único, con unos diseños impolutos y trabajados, que nos sumergirán de lleno en la filosofía zen del juego mientras recorremos sus plataformas, descubrimos sus rutas secundarias y nos dejamos llevar por las corrientes de aire. Los gráficos son 2D y están basados en curvas Bezier, lo que hace mucho más fluida la animación y dota de “gelatinosidad” a estos graciosos bichitos amarillos. A pesar de los colores planos y las formas sencillas, esta remasterización con gráficos en alta definición 1080p (4K para los poseedores de una PlayStation 4 Pro) es una delicia para la vista, a pesar de que en las escasas escenas cinemáticas se haya mantenido la resolución de la PlayStation Portable y se note demasiado el contraste. En cualquier caso, este equilibrio estético estaría cojo si no fuera por una banda sonora divertida y pegadiza que (te lo prometo) estarás tarareando durante días.

Finalmente, queda hablar de los secretos que oculta el juego y de los apartados secundarios a los que podemos acceder desde la pantalla de inicio. Por un lado, podremos recoger figuras ocultas (llamadas MuiMui) y monedas a lo largo de nuestra aventura, que podremos intercambiar por ítems, los cuales podremos usar en los minijuegos, que también resultan de lo más divertidos y alargan un poco más la duración del juego y favorecen su rejugabilidad. Casa Loco es un apartado meramente decorativo, y es un espacio donde podremos colocar nuestras figuras MuiMui.

Como es de esperar, tanto la duración como la dificultad de este juego son escasas. Por un lado, a pesar de contar con 5 mundos con 8 niveles cada uno, superar todas las pantallas es bastante sencillo, y no nos llevará más de 4 horas hacerlo. Pero, por otro lado, si pretendemos completar al 100% el juego sí que puede suponernos un buen reto que requerirá de toda nuestra destreza. De este modo, LocoRoco se convierte en un juego para todos los públicos, desde los menos diestros hasta los más avezados. Además, ¿a quién no le gustan las cosas redonditas y adorables? Deja de hacerte el duro y derrítete con los LocoRoco por sólo 15€ en la PlayStation Store.

LocoRoco Remastered: Diversión de gelatina

Jugabilidad: Sencilla y efectiva, tan sólo requieres de cuatro movimientos para salvar el mundo de los LocoRoco. Inclinar el escenario hacia la izquierda o la derecha, saltar y unir o desunir a estos seres de gelatina será todo lo que necesites saber hacer. Un sistema divertido y adictivo, que puede ser fácil o difícil en función de los objetivos que te propongas. ¿Serás capaz de completarlo al 100%?

Gráficos: Colores y formas sencillas en unos diseños 2D de curvas Bezier que alegran el día a cualquiera. Los escenarios son únicos y verdaderamente bonitos, y las seis variedades de LocoRoco, cada una con un color y diseño diferente, te sacarán más de una sonrisa. Desgraciadamente las cinemáticas cuya resolución no está adaptada rompen un poco con la armonía global del juego.

Sonido: Sin duda su música es uno de sus puntos fuertes. Sus coros de voces infantiles interpretados por los propios LocoRoco te hará divertirte mientras juegas y posiblemente odiarlos mientras no lo haces, porque te aviso: no te la sacarás de la cabeza.

Historia: Totalmente anecdótica, cuyo trasfondo es inexistente. Pero en un juego como este, las complicaciones están de más: déjate contagiar por la locura de este colorido universo.

Duración: Unas cuatro horas, aunque si eres perfeccionista y buscas completarlo al completo, tienes LocoRoco para rato.

Conclusión: Un juego totalmente recomendable para los aficionados a los juegos de plataformas… y para los que no, también. No hace falta ser especialmente ducho en este tipo de juegos para dejarse llevar por estas entrañables criaturas y sumergirse en el mundo minimalista de los LocoRoco. Sin duda, un juego que no ha envejecido en absoluto y que diez años después seguirá siendo un soplo de aire fresco para cualquiera que se anime a probarlo.

 

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
PaRappa the Rapper Remastered
Patapon Remastered

Es un plataformas apto para los menos diestros y los más avezados

Cerrar