Homenaje con humor – Análisis Wii

Nuevo videojuego con los personajes creados por Matt Groening como protagonistas. Humor, plataformas y aventuras se dan la mano en un título muy similar a la serie de dibujos.

No es la primera ocasión en que la familia más loca del mundo de la animación, Los Simpsons, protagoniza un videojuego, con mayor o menor fortuna. Su enorme éxito en todo el mundo ha hecho que Homer, Marge, Bart, Lisa y Maggie ya sean unos habituales dentro de este sector, con algunos títulos tan destacables como Hit and Run (para PlayStation 2). Ahora el quinteto regresa, en un videojuego especialmente diseñado a su imagen y semejanza, que mantiene todo su carisma y la esencia de la serie.

Como en la tele

Los Simpsons El Videojuego es, más que nada, un título plataformero y lleno de guiños a otros videojuegos. Una especie de homenaje al sector en forma de parodia y al más puro estilo de estos personajes. Es precisamente su sentido del humor y la forma en la que se citan juegos como GTA, Zelda, God of War o Shadow of the Colossus lo que hace que estemos ante una aventura totalmente distinta a las protagonizadas anteriormente por Homer y compañía.

Por supuesto, esta no es la única singularidad del juego. Más allá de su sencillo desarrollo, dividido en misiones y adaptado al control de Wii (aunque sin grandes aspavientos, ya que el título no requiere demasiadas vueltas de hoja), Los Simpsons El Videojuego viene a ser algo así como un capítulo de la serie, solo que más largo y alocado. Y con nosotros de protagonistas, claro. Todos los personajes de Springfield (por el cual nos movemos libremente) están incluidos en la aventura, de la misma manera que sus constantes guiños a sus episodios más emblemáticos.

De hecho, el sentido del humor y la variedad de situaciones son dos de los principales elementos de los que hace gala el juego. Además de saltar de un lugar a otro, también tenemos que superar diferentes puzles, en la mayoría de los casos cooperando con dos personajes (cada uno tiene sus propias características).

Gráficamente, el juego es idéntico a lo que podría ser un capítulo original. La técnica cell-shading (como de dibujos animados) que ha optado Electronic Arts por dar al juego resulta muy acertada para mantener la esencia de siempre. Y el doblaje en castellano no hace sino complementar esta sensación. En definitiva, un simpático juego que, si bien no va a cambiar el mundo de las plataformas (tiene algunos problemillas de cámara muy molestos, además), sí hará pasar un rato muy divertido a los amantes de Los Simpsons. ¿Llegará el día en que esta familia pase de moda?

Publicaciones relacionadas

Cerrar