Aventuras en el mar

La popular serie creada por Maxis regresa a Nintendo DS a ritmo de Perdidos. Vive la experiencia más exótica y salvaje de este exitoso simulador social.

Parece que las islas desiertas están más de moda que en tiempos de Robinson Crusoe. Ahora a series televisivas como Perdidos o a videojuegos como el innovador Lost in Blue se les suma un veterano: Los Sims. Uno de los simuladores más famosos desde principios de la década pasada. Da la impresión de que a estos personajes nada se les pone por delante.

Solos ante el peligro

A estas alturas una serie como ésta no necesita presentación, si bien el marco donde se lleva a cabo la aventura es bastante singular. Tal y como vimos en su día en Lost in Blue (también para Nintendo DS), una terrible tormenta nos sorprende en alta mar y nos hace naufragar. De hecho, casi todos los naufragios que recordamos empezaban así. El caso es que después de una introducción estilo cómic, nos encontramos en una isla desierta, en la cual se desarrolla el juego.

Antes de nada, como es habitual dentro de la serie lo primero es crear a nuestro Sim. ¿Cómo? Pues con el editor de turno, gracias al cual seleccionamos pelo, sexo, aspecto, nombre, atuendo, etc. Una vez creado el personaje, empieza el juego propiamente dicho.

Como en toda entrega de la serie que se preste, en Los Sims 2 Náufragos contamos con una serie de elementos que hemos de tener en cuenta para que nuestro Sim esté a salvo y no sufra complicaciones. Son los siguientes: hambre, comodidad, social, higiene, vejiga y ánimo. Cuanto mejor esté cada medidor, mejor para el personaje por lo que en todo momento tenemos que cuidarnos de darle de comer, dormir, divertirle, etc. Igual que en los demás Sims, pero rodeados de un entorno diferente.

Tal y como sucedía en Lost in Blue, no todo es sobrevivir en la isla donde se lleva a cabo el juego, para nada. Además también es importante ejercer como exploradores. Y ya os avisamos que no recorreréis los alrededores en sólo una tarde. ¿Por qué? Pues fácil: cada cierto tiempo, sobre todo al principio, es de vital importancia volver a nuestra guarida para no sufrir de hambre, cansancio y demás aspectos fatales para nuestros Sims.

Por lo demás, también encontramos otros personajes (la isla no está tan desierta como parece) para que interactuemos con ellos. Al fin y al cabo la franquicia siempre ha hecho mucho hincapié en la compañía. Eso y un apartado técnico en 3D sencillo aunque práctico hacen del juego una cita portátil a tener en cuenta para los amantes de la serie.

Cerrar