Análisis de Los Sims 4 para consolas – El juego de tu vida

 

 

Pocas presentaciones merece la franquicia de Los Sims. Esta saga lleva años proponiéndonos un reto tan real como el de la vida misma. Como sabrás el planteamiento de estos juegos es sencillo: crear nuestro personaje, buscarle un hogar, encontrar trabajo y tratar de hacer malabares para prosperar en todos los sentidos. Desde encontrar al amor de nuestra vida, hasta asegurarnos la perpetuidad de nuestro apellido en este mundo digital. Todo esto nos toca hacer en esta cuarta entrega de la saga que llega a consolas después de su paso por PC.

Una adaptación de Los Sims 4 que llega con todas las características del juego de ordenador y las novedades de esta cuarta entrega que pone a nuestra disposición un amplio mundo en el que tendremos que sobrevivir. Levántate de la cama, ponte a trabajar, encuentra el oficio que mejor se adapte a tus necesidades y consigue el hogar de tus sueños. Al fin y al cabo de esto va la vida, de conseguir tus metas, que pueden ir desde tener una mansión, formar una familia, prosperar en el ámbito laboral o todas ellas. Pero recuerda, todo ello requiere esfuerzo.

¿Qué mayor reto hay que enfrentarse a la vida misma? Ya sea porque permite cumplir nuestros anhelados sueños o porque simplemente nos divierte repetir la rutina que mantenemos en nuestro día a día, hay una franquicia que lleva años ganándose nuestros corazones: Los Sims. No son pocos los años que Maxim lleva proponiéndonos un plan sencillo: ser capaces de afrontar los retos que supone salir adelante en la vida: construir un hogar, encontrar un empleo y sacar adelante a nuestra familia. De hecho ya son cuatro las entregas, sin contar las expansiones, que hemos recibido.

Después de un tiempo de existencia sólo en PC, Los Sims 4 llega a consolas para trasladar la experiencia de este juego a estos usuarios. La mecánica es la misma que en la versión de ordenador. En primer lugar habrá que crear a nuestro propio personaje, lo que pasa por el ya conocido sistema de personalización que tiene esta franquicia. En comparación con títulos anteriores, esta cuarta entrega ha avanzado mucho y permite que podamos recrear una versión muy semejante de nosotros. Para ello podremos pulir detalles como por ejemplo los pómulos de nuestro Sim o los ojos. Por un lado será posible optar por modelos predefinidos o esculpir estas zonas del rostro.

Si decides pulir cada detalle de la cara de tu avatar a mano, en el caso de la consola el uso del joystick ayuda mucho. Aunque en general el control de PC ayuda más a manejar este juego, en el caso de la creación de personajes el mando de esta plataforma se lleva el gato al agua. Pero no sólo habrá que lograr una cara parecida a la nuestra, también habrá que recrear nuestro propio aspecto físico, algo que pasará por decidir desde si queremos ser fondones o delgados, hasta la cantidad de masa muscular y la definición de la misma. Color de ojos, peinado, vello facial, maquillaje o tatuajes también estarán disponibles para adaptar a nuestro Sim a lo que tenemos en mente.

Tras decidir cómo luce nuestro físico, toca vestirse, literalmente. Como en títulos anteriores, Los Sims 4 pone a nuestra disposición varios vestuarios en función de las circunstancias. Tendremos que decidir qué prendas vestir en nuestro día a día, pero también lo que nos pondremos para ir de fiesta, para asistir a acontecimientos importantes (como nuestra propia boda), el traje de baño o simplemente nuestro pijama. En este punto hay que destacar el esmero que ha tenido este juego por adaptar los numerosos estilos de moda ya que podremos ser una fashion victim, o alguien que vaya en pantalón de chándal y camiseta siempre, pasando por una opción más común como vaqueros y camisa.

¿Piensas que dominas el juego, que dar vida a un personaje basta para cantar victoria? Ni mucho menos, ahora empieza lo bueno. Al igual que en anteriores ediciones ahora hay que buscar una vivienda en la que instalarse o un solar donde construir la que será nuestra morada. Algo bastante difícil ya que nuestra partida empezará con una cantidad básica de dinero: 20.000 simoleones. Lo más recomendable en este caso es decantarse por una casa ya edificada y adquirir los muebles más básicos dado nuestro poco poder adquisitivo. De este modo podremos tener algo ahorrado de cara  a los gastos que nos esperan en nuestro día a día.

Es cierto que la compra de muebles es lo que mayor inversión requerirá, pero en cada jornada tendremos que gastar simoleones en comida y de vez en cuando llegarán las facturas de nuestro consumo de agua y luz. ¿Cómo conseguir dinero? Pues como se ha hecho de toda la vida, tanto en esta saga como en el mundo real: adquiriendo un empleo. Al igual que en las anteriores entregas Los Sims 4 nos permite iniciar una carrera laboral en distintos campos, desde oficios más tradicionales como médico, hasta otras más especiales, astronauta, sin olvidarnos de la posibilidad de transformarnos en agente secreto o genio del crimen.

Todo empleo comenzará en los niveles más básicos y habrá que ir ascendiendo. Como recordareis de anteriores entregas habrá que potenciar ciertas habilidades de nuestro sim en función del trabajo elegido: lógica, forma física, cocina, etc. Todas estas capacidades marcarán nuestro devenir y podrán fomentarse de distinta forma. Por ejemplo, las artes culinarias se potencian pasando tiempo entre fogones y siendo nosotros mismos quienes preparen la comida en lugar de pedir pizzas. También habrá libros para ganar conocimientos o partidas de ajedrez con las que lograr puntos de lógica. Pero estos aspectos no serán los únicos que definan nuestra proyección profesional.

En algunos casos se requerirá tener un cierto número de amistades y de conocidos para acceder al puesto al que deseamos ser ascendidos. Ni que decir tiene que el absentismo laboral se castiga con el despido. A medida que avancemos en nuestra profesión recibiremos un mayor sueldo y objetos muy especiales con los que decorar nuestra casa o valernos para conseguir puntos extras en necesidades como el descanso. Conforme vayamos ahorrando, podremos cambiar nuestro mobiliario para tener mejores camas. Hornos que sacien antes nuestro apetito o una decoración más bonita para ganar en habitabilidad.

Y no solo podremos comprar muebles y electrodomésticos, también al igual que en otros juegos podremos trasladarnos a un hogar mejor o hacer reformas en casa. El motor construcción de Los Sims 4 mejora mucho respecto a otras ediciones. Por ejemplo, ahora podemos colocar nuestra morada a acierta altura gracias a los cimientos elevados. La libertad sigue siendo casi total, siempre y cuando nos mantengamos dentro de los límites de nuestra propiedad podremos recrear la casa de nuestro sueños nivelando terrenos, construyendo piscinas con diversas formas gracias a herramientas que nos permiten recrear lados curvos, distintos estilos de pintura. Las opciones son múltiples y al igual que con la ropa, todos los estilos están representados.

Una vez que ya tengas donde vivir, toca pasar el día a día de nuestro sim. Levantarse, desayunar, vestirse, ir al trabajo, relacionarse, comer, etc. Como viene siendo tradicional nuestro personaje tendrá una serie de necesidades que habrá que ir satisfaciendo, ya sea porque quiere ver la televisión para divertirse, hablar con alguien (recuerda que somos seres sociales) o darse un baño porque ya nuestro hedor es demasiado fuerte. Al mismo tiempo, también habrá una serie de deseos del avatar que habrá que satisfacer de formas distintas. Por ejemplo, si empezamos a conocer a otro sim y comienza a haber feeling, habrá que tratar de conseguir un beso de este.

En este sentido, en determinadas circunstancias el juego también nos invitará a cumplir con determinados objetivos por ejemplo en nuestra primera cita con nuestra nueva pareja tendremos que conseguir bailar con ella, darle un masaje o realizar un número determinado de bromas. Si conseguimos estas metas nuestro sim conseguirá un plus de confianza y de alegría. En cuanto a las interacciones sociales, Los Sims 4 nuevamente ponen a nuestra disposición varias opciones de relación desde la charla más básica, pasando por algunos chistes, hasta el romanticismo más dulce o acciones de odio puro para nuestro archienemigo.

Siguiendo con la vida de nuestros sims, al igual que en la vida real estos tendrán una esperanza de vida determinada. Comenzarán como bebés y seguirán creciendo. A diferencia de las primeras ediciones, habrá más etapas en este camino de los sims. Si antes se pasaba de bebé a niño y de aquí a adulto, ahora pasaremos por la adolescencia, juventud, madurez y vejez. Nosotros marcaremos el ritmo en el que nos hacemos mayores para disfrutar más de cada etapa.

Los Sims 4 estarán disponibles el próximo 17 de noviembre en consola, tanto en Xbox One como en en PlayStation 4. Aquellos que reserven la edición Fiesta Deluxe podrán adelantarse 3 días a este lanzamiento, además de disfrutar de todo el contenido adicional de esta versión.

Damián Montero

Jugabilidad. El sistema de control en consolas puede parecer algo más difícil que en PC. Sin embargo, a la hora de definir el aspecto de nuestro personaje los joystick sí que ayudan. Una vez que se entienda para qué sirve cada botón no será complicado moverse por este territorio.

Gráficos. En comparación con otras ediciones lo gráficos han mejorado bastante. Nos encontraremos con reproducciones más fieles tanto de los personajes como de las viviendas y de los objetos que compondrán nuestra morada. Las animaciones también han mejorado y los movimientos de los sims parecen más reales que nunca.

Sonido. Las voces de los sims siguen igual que siempre y nos encontramos con el idioma tan característico de estos personajes. También los temas amables de estas bandas sonoras seguirán presentes en esta aventura que supone nuestra vida.

Duración. Prácticamente ilimitada, no habrá momento en el que pueda considerarse que la partida ha acabado. Podremos seguir desarrollando nuestro juego generación tras generación viendo como la vida se abre paso.

Conclusión. Los Sims 4 para consolas se presenta como una buena adaptación del juego para dichas plataformas. La diversión que caracteriza a este simulador está presente y aunque los controles puedan parecer algo más complicado, si eres un fan de la franquicia vas a encontrarte con un excelente título que no te decepcionará. Prepárate para vivir la gran experiencia que supone la vida y pasarlo bien asumiendo responsabilidades. ¿Eres capaz de sacar adelante tu propio hogar?

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Saga Los Sims
 
 
El joystick nos permitirá definir mejor el cuerpo y aspecto de nuestro sim.
 

Publicaciones relacionadas

Cerrar