Los Sims 4 y la superación personal al alcance de tu mano

11089

Era uno de los juegos más esperados del año. Maxis y Electronic Arts generaban más y más expectación en cada conferencia y feria en la que asistían, mostrándonos a cuentagotas vídeos y tráilers de lo que nos esperaba en el mes de septiembre. Y por fin ha llegado, Los Sims 4 ya está a la venta en las tiendas de todo el mundo con opiniones enfrentadas por parte de los usuarios. ¿Ha cumplido este nuevo título las expectativas que prometía?



Después de casi 15 años del lanzamiento de Los Sims y con el logro de ser el juego más vendido para PC de la historia, este curioso y prácticamente único título sigue levantando pasiones allá donde va.

Y no es para menos, porque a pesar de la sencillez que evoca, las posibilidades y los resultados que ofrecen Los Sims 4 son casi ilimitadas.

Aunque la esencia del juego no ha variado con el paso de los años, Maxis ha sabido como darle un toque de aire fresco a la franquicia con cada nueva entrega haciendo que los millones de seguidores que tiene el juego, vuelvan a las tiendas a comprarse el siguiente capítulo.

¿Y qué es lo que nos encontramos al comenzar a jugar a Los Sims 4?

Sencillez, simple y llanamente. Maxis ha eliminado todos los botones y espacios inútiles y ha dejado lo justo y necesario para crear una interfaz limpia y sin estorbos visuales desde el primer momento.



Posiblemente, lo primero que haremos al comenzar a jugar sea crearnos un Sim, quizás uno que se parezca a nosotros, o quizás uno que se parezca a alguien conocido o simplemente que nos agrade visualmente.

Como os contamos hace unas semanas en el avance del editor, es una tarea bastante sencilla una vez le coges el truco al sistema de modelaje de esta nueva entrega. Y es que tanto los rostros como los cuerpos se asemejan a la plastilina que deberemos moldear con ávidos giros de muñeca y, en ocasiones, una precisión pasmosa.

Aunque la elección del cabello es algo limitado, contamos con la variedad de estilos, colores y cortes suficiente como para satisfacer un amplio abanico de gustos, lo mismo ocurre con la ropa y complementos. Aún así no dudamos que con el paso del tiempo, Maxis lance al mercado nuevas expansiones que amplíen notablemente la galería de ropas, estilos, cabellos y accesorios.

Una vez creado nuestro avatar, le inculcaremos la personalidad que deseemos, modificando desde el tono de su voz hasta su forma de andar, pasando por sus gustos personales y aspiraciones. Las aspiraciones son otro de los factores que a priori parece un poco pobre en cuanto a cantidad, dando la sensación de que hay poco entre lo que elegir y que corre el peligroso riesgo de parecer repetitivo si lo que nos gusta es jugar en el ‘Modo Vivir’. A pesar de ello, cada Sim es un mundo y su personalidad tan concreta harán que la sensación de repetición desaparezca.



Una vez creada nuestra familia, daremos el salto al pueblo donde deseamos instalarla, a elegir entre Willow Creeck y Oasis Spring

Los Sims 4 deja de ser un mundo dinámico como el que nos encontramos en Los Sims 3. Esto quiere decir que tendremos que sufrir algún que otro tiempo de espera cuando queramos visitar a los vecinos de al lado o ir al gimnasio a ponernos fuertes. La razón por la que los tiempos de espera han vuelto a la franquicia es ni más ni menos que la de optimizar los recursos del ordenador para que casi cualquier gama de PCs pueda hacerlo funcionar con fluidez y sin problemas. Un pequeño precio a pagar que merece la pena a la hora de jugar, ya que los tirones desaparecen, haciendo que el juego fluya a las mil maravillas. Eso sí, los tiempos de carga son bastante cortos por lo que en realidad no se hacen demasiado molestos.

Tanto Willow Creek como Oasis Spring están compuestos por cinco barrios. En cuatro de ellos se encuentran entre dos y cinco parcelas donde construiremos casas en las que vivir y en el restante se encontrarán los solares comunitarios que visitaremos si queremos llevar a nuestros Sims al gimnasio, a la biblioteca o al bar. A algunos jugadores les parece insuficiente el tamaño de estos pueblos que ofrecen poca variedad en cuanto a servicios se refiere si lo comparamos con Los Sims 3 y todas sus expansiones ya en el mercado. Un hecho que seguramente Maxis vaya a corregir con las expansiones venideras para esta nueva entrega.

Cuando hayamos elegido una económica parcela para vivir, construiremos nuestra casa, si no está ya construida. La interfaz del modo ‘construir’ se ha renovado por completo y el resultado es bastante positivo. Como ocurría con el editor de personajes, esta interfaz se ha minimizado escondiendo las herramientas innecesarias y botones que estorbaban visualmente, dejando ver sólo lo justo para poder edificar a gusto y con paciencia nuestro hogar. 

Además, se ha implementado una herramienta para colocar habitaciones ya hechas, pintadas y amuebladas por si no queremos quebrarnos la cabeza buscando y construyendo un diseño, además de poder mover toda la construcción al completo por el solar y colocarla donde más nos plazca.

Maxis ha añadido nuevos modos de personalización de casas como la altura de las paredes, pudiendo construir las clásicas casas con muros bajos o, por el contrario, castillos con paredes enormes y casas victorianas que hacen las delicias de la comunidad. Este modo es muy absorbente y si nos ponemos manos a la obra, seremos capaces de construir edificaciones espectaculares y muy originales, que en anteriores entregas nos habrían resultado muy difíciles de conseguir.

La interfaz del modo construir y el modo comprar es muy intuitiva y aunque al principio, sobre todo si estamos acostumbrados a la anterior entrega, costará un poco amoldarse a estas nuevas herramientas, en seguida nos haremos con ellas y las usaremos con la misma fluidez que antaño.

Un punto negativo del modo comprar es la ausencia de algunos objetos que los jugadores echan en falta, dando la sensación de insuficiencia en cuanto a catálogo mobiliario se refiere. La personalización es algo básica, pudiendo elegir entre los colores que el juego nos ofrece, ya que la edición de objetos que encontrábamos en Los Sims 3 ha desaparecido. Aún así el catálogo es amplio en este juego base y algunos objetos tienen un gran número de colores entre los que podemos elegir para que se amolden a la decoración de nuestro hogar.



En el modo ‘Vivir’ nos enfrentaremos a los retos de la vida diaria, como ascender en nuestro empleo o dedicarnos a los hobbies que más nos agraden, estudiando y practicando para ir subiendo de nivel.

La personalidad de los Sims no es un factor tan importante en el juego como Maxis nos hizo ver en un principio. Sí, es cierto que nuestros personajes tiene memoria y recordarán si han sido derrotados en un torneo de videojuegos con tristeza, pero a corto plazo. Pasadas unas horas, nuestro Sim lo olvidará como si nada hubiera ocurrido y volverá a estar tan contento como siempre.

La interfaz de este modo vuelve a renovarse mostrando solo lo básico y necesario y escondiendo el resto si no deseamos verlo.

Gracias al retrato de nuestro personaje y a sus expresiones faciales podremos ver el estado de ánimo de nuestro avatar sin necesidad de revisar cada dos por tres las necesidades básicas de este, lo cual hace que la jugabilidad sea bastante intuitiva y cómoda.

En lo que a aspiraciones se refiere, ya no bastará solo con ir subiendo puestos en nuestra carrera profesional, si no que constarán de niveles en los que deberemos cumplir unos objetivos tanto en casa como el trabajo para lograr nuestro sueño de toda la vida. Un factor que le da mucho más dinamismo y dota de más entretenimiento y horas de juego al título. Lo mismo ocurre con las profesiones, donde ya no será suficiente con ir de buen humor y haber estudiado la habilidad de turno. Cuando lleguemos a casa tendremos tareas que hacer y que cumplir para ir progresando en nuestro empleo y así conseguir ese ascenso tan deseado.

 

En cuanto a gráficos, el salto entre una entrega y otra no ha sido demasiado significativo pero sí lo suficiente. Si nuestro ordenador es lo bastante potente como para configurar las opciones de sistema hasta el límite, los efectos visuales son muy agradables y las definiciones son geniales. La resolución es otro de los factores a mencionar, haciendo que el juego se vea de maravilla. Las expresiones faciales y movimientos de los Sims han mejorado muchísimo y ese nuevo aire cartoon es uno de los aspectos más positivos del carácter visual del título.

La banda sonora es muy característica, original y pegadiza, como en prácticamente todas las entregas de Los Sims y la música es desenfadada y nada molesta, es posible que os paséis varios días con ella en la cabeza.



Para finalizar, cabe destacar la comunidad on-line que Maxis ha implementad de manera espléndida dentro del juego, pudiendo acceder a ella en todo momento para ver las creaciones de los demás usuarios. Podemos subir las casas, familias y habitaciones que hayamos creado y de las que nos sintamos especialmente orgullosos para que los demás jugadores tengan la oportunidad de descargarlos en sus partidas y así compartir más fácilmente el contenido. Os recomendamos que le echéis un vistazo porque algunas casas y solares son dignas de admiración y podremos hacernos con ellas de manera muy sencilla.

Alba García

——————————————–

Valoración final:


Jugabilidad: Es sencillo, es intuitivo y fácil de manejar. La interfaz completa ha sido agradablemente renovada haciendo que el juego fluya de manera muy natural.

Gráficos: A priori el salto entre entregas no parece demasiado significativo, aunque a medida que vayamos jugando y observemos tanto los detalles como la iluminación, la sensación se va difuminando hasta convertirse en un juego excelente. La personalización del juego permite que Los Sims 4 funcione en una amplia gama de ordenadores independientemente de la potencia gráfica con la que estén dotados, por lo tanto, la mayoría de usuarios no deberían tener problemas para jugar.

Sonido: La característica banda sonora de Los Sims 4 nos acompañará durante todas nuestras partidas haciéndolas muy agradables y amenas.

Duración: Ilimitada. Una de las grandes características del universo creado por Maxis es la infinidad de horas que podemos dedicarle a este juego, haciendo que cada familia sea totalmente diferente y proyectando una jugabilidad distinta cada vez. El modo de construcción nos ofrece una gran cantidad de horas para dedicarnos a crear casas y edificios increíbles.

Conclusión:

Si eres un fan acérrimo de Los Sims, este es tu juego. Los Sims 4 sigue su estela tradicional pero se ha renovado lo suficiente como para ofrecernos nuevas cotas de diversión que no habíamos experimentado antes. Maxis y Electronic Arts irán nutriendo con mucho más contenido esta nueva entrega numerada a la que os acabaréis enganchando en cuanto lo instaléis. La integración de la Comunidad de Los Sims 4 dentro del juego es un gran acierto por parte de Maxis que nos motivará a crear familias y edificaciones mucho mejores y más imaginativas cada vez que juguemos. Un título indispensable para los usuarios de PC que disfruten como niños con el género de la simulación social.

——————————————–

Si te ha gustado te gustará:

No te quedes sólo en el juego:

  • Tutorial para hacer un PlumBob de los Sims para un disfraz de carnaval o Halloween

Publicaciones relacionadas

Cerrar