Un fontanero en el Green

10665

Camelot Software trae de nuevo uno de los juegos deportivos de Nintendo más jugados. Mario Golf. Desde su primera versión para Game Boy Color y Nintendo 64 en 1999, han sido varias generaciones de consolas de la marca japonesa las que han visto sus respectivas ediciones. Sin embargo parece que se habían aletargado los desarrolladores japoneses de Camelot, ya que se han saltado la generación de DS y Wii. Un juego que siempre había sido considerado como uno de los imprescindibles. Un título que acostumbra a estar lleno de diversión destinado a ser el que matase nuestras horas muertas y completara los momentos más aburridos. Además, esta gran desarrolladora de juegos de rol había conseguido enfocar estos títulos deportivos en algo más que puro golf. Los creadores de la saga original Shining para Sega Megadrive sabían perfectamente como encajar la idea del deporte con los famosos personajes de Nintendo. Y ahora por fin, podemos disfrutar de una nueva entrega de Mario Golf exclusivamente para Nintendo 3DS desde el 2 de mayo de 2014.

Se pueden distinguir dos maneras de jugar a este título. Dos estilos totalmente distintos. Uno en plan profesional y de simulación, y otro más amateur, perfecto para pasar un buen rato de la mano de Mario y compañía. En cualquier momento puedes alternar el juego en modo manual o automático, según te apetezca.

Antes de realizar el golpeo de la bola deberemos asegurarnos bien de su posible trayectoria mediante dos cámaras a nuestra disposición. Y tendremos que aprender a usarlas, ya que tampoco nos dirá exactamente si hacemos hoyo o no, obviamente.

Como era de esperar, uno de nuestros compañeros de viaje en este título será el viento y la lluvia. Si a esto le sumamos el desnivel del terreno, los cactus o los búnkeres de arena, es probable que pensemos que nos hemos metido en una buena, aunque lo bueno sería hacerlo en el hoyo y en menos de los golpes estimados.

Además tenemos a nuestra disposición una serie de objetos a los que combinar nuestros golpeos, desde la Flor de Fuego, que nos permite atravesar los obstáculos más robustos, el Tornado que por lo que hemos podido comprobar ayuda a la bola a efectuar el lanzamiento, el Champiñón Turbo como era de esperar acelera la bola cuando toca la superficie del terreno, la Bill Bala ejecuta un potente cañonazo en línea recta con nuestra bola como si de una bala de cañón se tratase. Si sabemos combinar estos objetos con nuestra intuición y estrategia podremos conseguir hoyos en muy pocos golpeos.

Es cierto, que no es obligatorio jugar con esta serie de curiosos y divertidos complementos. De hecho incluso podríamos activar el poder elegir con qué palo jugar en cada momento. Seguro que más de uno prefiere jugar de forma más simple y se desactiva todos estos añadidos, pero es una cosa más a tener en cuenta que hace las partidas más dinámicas.

Uno de los puntos fuertes de estos títulos desarrollados por Camelot han sido siempre los modos historia o aventura, como queramos llamarlo. Incluso algunos se atreven a denominarlo modo carrera, ya que parece que te metes de lleno en la carrera profesional de un golfista, que no golfo, de la manera más divertida que puede existir.

En esta entrega, los desarrolladores de Mario Golf World Tour, nos traen un nuevo modo para que disfrutemos de una larga trayectoria por diferentes recorridos. En el que nos dejarán pasear a nuestras anchas por un Club con sus respectivas habitaciones para que podamos descubrir qué tenemos que hacer. Y digo bien. Porque te sueltan ahí sin explicarte muy bien en qué consiste todo eso, pero bueno, después de investigar un poco creo que queda bastante claro.

Tenemos la posibilidad de interactuar con los distintos empleados del castillo, y con los propios personajes nintenderos. Todos nos aconsejan qué hacer y son muy amables con nosotros. Algo que se agradece cuando entras nuevo en un sitio. Además tenemos disponible un gimnasio, cafetería y una tienda donde poder adquirir nuevos complementos para nuestro Mii y mejorar sus atributos golfistas. Aunque no son especialmente necesarios, ya que es un juego en el que predomina la habilidad del jugador a los objetos que tiene equipados.

Quizá adentrándonos únicamente al primero de los dos modos que tiene, el de partida rápida, podríamos pasar horas y horas sin pestañear y gozándolo de una manera increíble. Eligiendo a uno de nuestros personajes favoritos del mundo Nintendo y recorriendo todos los hoyos que tenemos a nuestra disposición. Posiblemente fuera suficiente sino conociéramos el fantástico modo Club Castillo.

Como era de esperar podemos escoger entre una gran variedad de personajes en el modo más rápido de Mario Golf World Tour. Con el catálogo tan grande que tiene el Reino Champiñón era lógico que tuviéramos a nuestra disposición estrellas de la altura de: Mario, Luigi, Yoshi, Bowser, Bowser Jr., Peach, Daisy, Donkey, Waluigi, Wario, Diddy, Boo…

No echaremos en falta a ninguno, además están perfectamente diseñados y con ese colorido tan particular de Nintendo. Mario y sus amigos no dejarán de sonreír, incluso cuando estén sentados a la mesa junto a sus archienemigos de otros títulos de Mario. Curioso. El fontanero más famoso del mundo de los videojuegos sabe darse un respiro y dejar de lado su arduo trabajo de rescatar a la princesa Peach.

El juego consta de una serie de campos de aspecto realista como son los recorridos de bosque, playa y desierto, compuestos por un total de 18 hoyos. Además de otros de carácter más fantasioso como Jardín Peach, Estanque de Yoshi, Parque Floruga, Lago Cheep Cheep, Jungla DK y Castillo de Bowser.

Los gráficos en 3D que podemos contemplar gracias al sistema que trae la consola portátil de Nintendo, no es que sean los más alucinantes y mejor logrados que hayamos visto en un título para esta plataforma, pero de todas maneras cumplen con creces su finalidad y podemos disfrutar mucho con los personajes, animaciones, efectos, circuitos, etc…

Una de las cosas que llama bastante la atención, y le da un atractivo más a este juego, son los lanzamientos de la bola, en los que se puede apreciar perfectamente el vuelo de ésta, cómo afecta el viento sobre ella y como va aterrizando con un endemoniado efecto sobre la superficie, para finalmente entrar en el hoyo o salirse.

Los efectos están muy trabajados. Un buen golpeo con bastante potencia hará que la bola salga disparada hacía su objetivo vertiginosamente, mientras que otro intento de lanzamiento fallido se quedará cerca de nuestra posición bajo la atenta y triste mirada del personaje que ha ejecutado dicho golpeo. Si la bola cae en un búnker, lago o hierba más alta, tendremos un indicador que nos avisará de su espesor para que elijamos el palo adecuado.

Después de jugar a varios títulos totalmente en inglés, incluso alguno con las voces en japonés. Es agradable saber que este juego está totalmente en español, incluso los efectos de sonido tales como las animaciones aparecen en castellano. Como los avisos de que hemos llegado al green, o que hemos conseguido un perfecto par o un fantástico birdie.

No se puede pasar por alto que la música de fondo que tiene por banda sonora el juego, es bastante monótona, pero bien es cierto que mezclada con una gran cantidad de efectos sonoros y animaciones evita que caiga en aburrida.

Muchos títulos pecan en este apartado, sobre todo cuando son del género deportivo, como podría ser éste. Sin embargo, la música encaja perfectamente en el ambiente y nos hará amena la partida, siempre y cuando no juguemos muchas horas seguidas. Sino es probable que acabásemos no solo bajando el volumen, sino quitándolo por completo.

Una de las cosas que probablemente más me haya aburrido a la hora de jugar a este juego haya sido el comienzo del modo Club Castillo. Estás obligado a participar en el recorrido Bosque de 18 hoyos para hacerte con un hándicap. Después debes volver a realizar el mismo circuito de idéntico número de hoyos para clasificarte para el torneo, y finalmente ganarlo introduciendo de nuevo la bola en sus 18 respectivos hoyos para desbloquear el siguiente recorrido. Matadme por favor.

Menos mal que se les ocurrió la fantástica idea de poder cortar las animaciones del lanzamiento y así hacer más rápido cada tirada, pero de todas formas se hace largo. También añadir a esto que todas las transiciones de pantalla y carga son muy breves. Algo necesario para una consola portátil, debido a que muchos usuarios la utilizan en periodos cortos de tiempo.

Al ser un juego que brinda la posibilidad de acercarse mucho a la simulación de este deporte, tenemos a nuestro alcance un completo tutorial para ayudarnos a dominar todos los movimientos imprescindibles que nos harán conseguir el principal objetivo. No solo es cuestión de tener una buena técnica con el palo, sino de saber escuchar el viento y leer la superficie por la que la bola tiene que rodar.

 

Gabi Alcober

———————————————————————————————————–

Valoración final

Jugabilidad: Estamos ante un completo juego de golf. Que no os confunda que se trate de un título de Mario, ya que una óptima configuración puede convertir un sencillo y divertido juego en un increíble simulador de este deporte. Con dos formas para poder lanzar la bola y complementos externos a la partida, hacen una jugabilidad muy dinámica y entretenida. Gracias a dos perfectos modos de juego, uno para partidas rápidas y otro para tener un seguimiento de nuestro avance y progreso como golfistas, estaremos bien servidos en un título de esta talla.

Gráficos: Nada fuera de lo esperado. El diseño de los personajes de Nintendo ya es muy conocido en otros títulos de la misma consola. Han aprovechado el colorido que siempre acompaña a estos juegos de Mario y se aprecia el efecto 3D, aunque sin destacar esto último. Los campos de golf más realistas sí que pecan un poco de demasiado sencillos, sin embargo los de fantasía están algo más elaborados. Destacar también la gran variedad de objetos que hay disponibles para nuestro Mii.

Sonido: Monótono pero sin llegar a aburrir. Con unos efectos de sonido en todas las animaciones muy elaborados y que encajan a la perfección. Estos sonidos añaden más dinamismo al título y maquillan la banda sonora que se reproduce de fondo. Un apartado cumplidor, que no hace hablar mal del juego pero que tampoco eleva su crítica positiva.

Duración: Hay que tener en cuenta que existen recorridos de 18 hoyos. Que si vemos cada una de las animaciones de golpe y nos atascamos en alguno teniendo que repetir la prueba, aumentarán considerablemente las horas de juego. No está desarrollado para que sea el título más largo, sino que sea capaz de entretener en períodos breves de tiempo. Por lo que se podría decir que será tan largo como el jugador lo requiera o le apetezca.

Conclusión final

Si no te gustan los juegos de deportes y competición es probable que no le encuentres mucha gracia a Mario Golf World Tour. Aunque es recomendable darle una oportunidad. Para los demás, y para los que ya conozcan la saga, debería ser uno de vuestros títulos en propiedad. Tener a tu disposición varios estilos de juego, con una amplia variedad de personajes y objetos, además de retos que completar, llenos de animaciones y efectos sonoros, hacen de un nuevo juego de Mario Golf tan atractivo.

———————————————————————————————————–

Juegos relacionados:

Si te ha gustado te gustará:

No te quedes sólo en el juego: 

  • Libro biográfico: Severiano Ballesteros

Cerrar