Un viaje alucinante

El popular fontanero y su hermano se embarcan en una nueva aventura, en esta ocasión bastante alejada de sus clásicas plataformas. ¿Estás preparado para acompañarlos?

La princesa Peach vuelve a estar en peligro. Esta vez por culpa de unos malvados marcianos que han atacado el Reino Champiñón. Para colmo, un profesor ha creado una máquina del tiempo que también va a traer complicaciones a este fantástico mundo. ¿Sabes quién va a tener que solucionar las cosas, verdad? Sí, Mario. Bueno, Mario y su hermano Luigi.

Otra historia

En esta ocasión, Mario y Luigi se dejan de plataformas para protagonizar un juego de rol en toda regla. Durante el mismo, los dos hermanos tienen que recorrer tanto el presente como el pasado. Si bien pasarán más tiempo en el primero que en el segundo, podemos movernos por ambos lugares y reunirnos con personajes que habitan tanto en uno como en otro.

Como decimos, estamos ante un juego de rol: combates por turnos, explorar distintos escenarios, dialogar… todo lo habitual dentro del género tenemos que hacerlo también aquí. Por supuesto, el juego es un título de Mario, y eso se nota, tanto en los enemigos como en todo lo demás. Sin ir más lejos, durante la aventura nuestras armas son caparazones de tortuga, huevos de Yoshi, martillos y demás artefactos propios de la serie. Además, a medida que avanzamos en el desarrollo subimos de nivel y mejoramos a nuestros protagonistas.

A lo largo del juego no solo manejamos a Mario y Luigi, sino también a sus versiones del pasado. Es decir, a ellos mismo siendo bebés. Esto tiene su importancia, ya que cada personaje tiene sus propias características y todas son igual de importantes. Por ejemplo, en los combates los “pequeños” ayudan a completar ataques de los mayores, y, en los niveles generales, sus reducidos tamaños sirven para acceder a lugares de otro modo inaccesibles. Éstos son sólo dos ejemplos de las posibilidades que brinda el juego, pero hay muchas más.

Además, a pesar de ser un juego de rol, como ya hemos resaltado, el juego incluye puzles variados que, de vez en cuando, retan nuestra habilidad. No obstante, estamos ante un título de una dificultad moderada, más pensado para los chavales de la casa que otra cosa. Todo el mundo puede divertirse con Mario & Luigi: Compañeros en el Tiempo, pero los más mayores no encontrarán precisamente un reto en él. Por lo demás, el juego tiene un acabado gráfico, unas melodías y efectos de sonido propios de Game Boy Advance. Escenarios coloridos, personajes simpáticos y un estilo clásico en dos dimensiones.

Cerrar