A prueba de Mario

Enfréntate a nuevos desafíos de habilidad en un juego que vuelve a tener a Mario y Donkey Kong como protagonistas. Una disputa que parece no tener final.

Mario y Donkey Kong son, sí o sí, dos de los personajes más populares, significativos e importantes de Nintendo. Y, lejos de conformarse con protagonizar sus respectivas series en las máquinas de la compañía, también tienen tiempo de verse las caras en algún que otro garbeo por Wii y Nintendo DS. En este caso con otro título exclusivo para la portátil.

Duelo de ases

Mario vs. Donkey: ¡Megalío en Minilandia! es un título de habilidad, que reta a los jugadores con pruebas de reflejos, memoria y capacidad deductiva, siempre partiendo de la esencia típica de los juegos de Mario. Básicamente hablamos de un cartucho muy similar al anterior La Marcha de los Minis, también para Nintendo DS: una aventura tipo puzle con apariencia de plataformas y cargado con un alto componente táctico y estratégico. Y es que da la impresión de que a Mario no se le pone nada por delante. Al fontanero no hay género que se le resista, ya sea de plataformas, velocidad, lucha o deportivo.

Mario vs. Donkey: Megalío en Minilandia vuelve a esta dividido en niveles (un total de ocho) que forman una especie de atracción virtual. Éstos a su vez se dividen en más de ochenta pantallas que, en la piel de Mario, tenemos que superar. Y al hacerlo nos vemos las caras con el mismísimo Donkey Kong.

La mecánica es bastante sencilla, sobre todo una vez le cogemos el truco. Durante cada pantalla, disponemos de una serie de acciones que nos vienen fácilmente distribuidas en la pantalla táctil: Minimarios, tarjetas para acceder a los minijuegos, martillos para eliminar adversarios, monedas, relojes temporales, barreras, escaleras, tubos etc. Con todas estas herramientas a nuestra disposición el objetivo es hacer que todos los Minimarios encuentren la puerta de salida de cada nivel. Un concepto estratégico sencillo, pero altamente adictivo. Para hacerlo nos valemos del lápiz táctil, que en esta ocasión es el único control que podemos utilizar.

Hemos de decir, en cualquier caso, que Mario vs. Donkey: Megalío en Minilandia es un juego muy largo y de una dificultad progresiva. Vamos, que la cosa empieza siendo bastante fácil para que aprendamos el manejo, y poco a poco se va complicando.

Gráficamente, el título cuenta con personajes y escenarios coloridos y en dos dimensiones, que recuerdan bastante a los juegos de Mario de la época de los dieciséis bits. A su vez, las melodías están sacadas de otras aventuras clásicas tanto de Mario como de su gorila antagonista. En definitiva, un título de minijuegos que engancha, con un estilo completamente “made in Nintendo”.

Cerrar