En busca del oro olímpico

12772

Los Juegos Olímpicos volverán a las videoconsolas este año con motivo de los que se celebrarán en Rio de Janeiro en el próximo mes de agosto. Antes, el 8 de este mes de abril llegan a Nintendo 3DS, a Wii U el próximo 24 de junio, y en algún momento de este año, también lo hará a las máquinas recreativas de todo el mundo.

Mario y Sonic vuelven a dejar a un lado sus diferencias y se ven las caras otra vez en la pista para competir por colgarse las medallas en las citas deportivas que, símbolicamente, se convocan para unir al mundo gracias al deporte. Lo cierto es que parecen muy bien elegido el tema para que las mascotas de dos compañías rivales años atrás se unan en un mismo videojuego, aunque no sea el género más transitado por ambos.

La saga de Mario & Sonic ya va por la quinta entrega, y aunque esta no llega con los mejores precedentes posibles tras lo criticada que fue la de los Juegos de Invierno de Sochi, el equipo de Sega Sports R&D parece haber aprendido algo mejor la lección y ofrece un título más entretenido, especialmente pensado para jugar en compañía de amigos.

Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos de Rio 2016 es un juego bastante completo y cuenta con un buen puñado de modos en 3DS. Para empezar en él, lo mejor es adentrarse primero en Aventuras en Rio, que es su modo historia. Sirve de escaparate y de tutorial para que los jugadores aprendan las mecánicas de cada deporte y cómo conseguir las mejores puntuaciones, de cara a competir después con otros.

Aventuras en Rio presenta una historia en la que el jugador toma el control de su Mii para participar en los diferentes eventos de los Juegos Olímpicos. Le pone en la situación de un recién llegado a la ciudad que debe apuntarse a un gimnasio para llegar a lo más alto, y entonces llega la gran elección: el gimnasio de Mario o el de Sonic. Dependiendo de la elección que se haga, se obtendrá una habilidad especial del fontanero o del erizo, la historia estará protagonizada por los personajes nintenderos o por los segueros, y además, las pruebas cambiarán.

A pesar de los cambios en la forma de ambas historias, los objetivos son los mismos: conseguir las medallas de oro y averiguar dónde están Mario y Sonic, ya que los dos han desaparecido. Cuando se supera una historia, el juego permite volver a empezar la otra conservando todo el progreso. En total, hay tres finales diferentes a desbloquear.



Estos Juegos Olímpicos se desarrollan a lo largo de siete días, en los que hay una gran prueba por jornada y varios entrenamientos en los que desarrollar el personaje. La historia se juega con el Mii, que como todos los personajes, tiene una serie de estadísticas base, pero en su caso se pueden mejorar vistiéndole con diferentes atuendos.

A medida que supera los entrenamientos, obtiene puntos de experiencia, que aumentan su capacidad de vestimenta, y así poco a poco, puede ponerse prendas que le van mejorando cada vez más, hasta llegar al nivel de los mejores personajes o incluso superarlos. Hay piezas para el cuerpo, para la cabeza y también disfraces completos de personajes de ambas sagas. Lo malo es que no se llega a explicar en ningún momento qué incidencia real tienen las estadísticas en el desempeño del jugador, o cual de ellas es conveniente mejorar a la hora de afrontar una disciplina concreta.

Las siete jornadas se desarrollan de la misma manera: el jugador llega a una zona que es sede olímpica para entrenar y al final del día ofronta el reto principal. Estas zonas son abiertas y corresponden con lugares reales donde se desarrollarán los Juegos, aunque son meras representaciones libres de los mismos. Los acontecimientos se suceden de una forma guiada, muy al estilo de Nintendo, y la dificultad va creciendo a medida que pasan los días.



Entrando ya a tratar las disciplinas olímpicas, lo primero que hay que tener en cuenta es que se trata de un título de mini juegos. Hay algunos más elaborados, que coinciden con las pruebas estrellas de cada jornada en Aventuras en Rio, y otros que son realmente cortos, los entrenamientos. Así, por ejemplo, los primeros presentan partidos completos de fútbol o pruebas de golf o hípica, mientras que los segundos extraen una parte de las pruebas y se desarrollan rápidamente, como por ejemplo, hacer un sprint final o parar un número concreto de tiros siendo portero de balonmano.

Vemos, por tanto, que todos los deportes no tienen el mismo tratamiento, aunque hay un buen número de ellos representados. Los controles de las pruebas de los entrenamientos normalmente solo piden realizar una acción o dos de manera repetida, mientras que los deportes completos llevan una distribución de los controles más compleja para poder realizar más acciones. En todo caso, este es uno de esos juegos que sacan provecho de todas las funcionalidades de la consola, en cuanto a controles y posibilidades. Así, unas veces habrá que pulsar botones, otras soplar a la pantalla, realizar movimientos con la 3DS siguiendo un ritmo…



En esta entrega, SEGA ha optado por rescatar ciertos minijuegos de anteriores entregas (Londres 2012 o Beijing 2008), como el boxeo, y lo cierto es que hay algunos más inspirados que otros. Se nota cierto desnivel en cuanto a la calidad de los mismos; así, por ejemplo algunos como la gimnasia rítmica o los 110 metros vallas parecen muy bien conseguidos y son interesantes, pero al mismo tiempo hay ejemplos como el bádminton individual que no tienen mucho sentido. En todo caso, no es necesario superar todas las pruebas de entrenamiento, y si alguna da más pereza, se omite y no pasa nada.

El modo historia es el principal de este Mario & Sonic, pero hay vida más allá de él, y van a ser precisamente el resto los que se la alarguen mucho cuando se haya superado. El modo arcade, Jugar a Rio 2016, es uno de ellos, permite disputar partidas rápidas jugar contra la máquina en cualquier disciplina. Ofrece 14 pruebas oficiales y otras 14 llamadas Eventos Extra, que son variaciones de las mismas con diferentes reglas y añadidos de los universos de Mario y Sonic.

Pero si lo que se quiere es jugar con amigos, el modod Versus es seguramente una de las mejores opciones para disfrutar el título, ya que su vocación por los minijuegos lo acerca mucho a otras propuestas como Wii Party o Mario Party. No cuenta con multijugador en línea, como sí ocurrió con la anterior entrega en Wii U, pero si hay dos formas de hacerlo en local con hasta cuatro jugadores: cada jugador con su cartucho o con uno solo en modo descarga.



En los dos modos anteriores se puede participar con personajes de las franquicias de Mario y de Sonic. En total hay 40 para eleigr con la mayoría de los clásicos en ambos casos, pero también añade los de Sonic Boom o Lost World en caso del erizo o el Caco Gazapo en la del fontanero.

Mario & Sonic en los JJOO de Rio 2016 es un juego que ciertamente traspasa esa cuarta pared de la pantalla, ya que partimos de la base de que es una licencia oficial y se basa en un evento del mundo real. Así que aprovechando esa faceta, anima al jugador a hacer deporte real, además del virtual, a través de su modo Maratón de Bolsillo, que le reta a recorrer 42,195 kilómetros, contando sus pasos, para conseguir diversos premios.

Por último, también es compatible con las figuras amiibo, tanto con la de Sonic de la serie Smash Bros como con cualquiera de Mario. Al registrarlas, el jugador obtiene una mejora sustancial en el rendimiento de su Mii siempre que lleve puesto un disfraz de dicho personaje.

Rubén García.

 


 

JUGABILIDAD: No es un juego deportivo, sino uno de minijuegos, con mecánicas inspiradas en otros del tipo "party" que aprovechan todas las funcionalidades de la consola: botones, movimientos, pantalla táctil… Algunas disciplinas olímpicas están mejor adaptadas que otras, pero las 14 principales son divertidas, y además se añaden sus versiones extra, que le dan un toque menos oficial y más cercano a los mundos de Mario y Sonic. En los minijuegos no se suele ganar por suerte, hay que dominar bien cada uno.

GRÁFICOS: La presentación está muy cuidadada y ofrece un apartado de mucha calidad, quizás de los mejores de la consola hasta ahora. Cada una de las disciplinas ofrece escenarios acorde con el espacio donde se desarrollan, con bastante detalle y semejanza a las versiones reales, teniendo en cuenta que son adaptaciones a universos de videojuegos ya existentes.

SONIDO: La banda sonora contiene en su mayoría composiciones originales inspiradas por la música tradicional brasileña, aunque también cuenta con alguna versión de juegos de Mario y Sonic. Las únicas voces que se escuchan son la del narrador de las pruebas y la el público, que reacciona a los fallos y aciertos.

DURACIÓN: La historia no es demasiado larga, pero merece varias pasadas para desbloquear todo lo que da de sí. El modo arcade y especialmente el versus le alargan mucho la vida, ya que su planteamiento de partidas cortas engancha y es ideal para jugar con amigos.

CONCLUSION: Tras varias entregas en las que las críticas no han acompañado a la serie por su falta de inventiva y por algunos apartados pobres, Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos de Rio 2016 parece que llega para enderezar el camino, recogiendo lo bueno de las anteriores y sumando algunos nuevos deportes con acierto, como el fútbol, el vóley playa y el golf. Es todo un acierto implementar el modo descarga, ya que lo convierte en un juego ideal para jugar con más amigos, tengan o no el juego.

Juegos Relacionados Si te gusta, juega a… Te puede interesar…
Mario & Sonic en los JJOO
Mario & Sonic en los JJOO Londres 2012
Wii Parti U

Pueden jugar hasta cuatro jugadores con un solo cartucho.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar