AlfaBetaRETRO: Marvel Super Heroes: War of the Gems – Superhéroes reunidos

La fiebre del Infinito se ha desatado. El estreno esta misma semana de Vengadores: Infinity War está haciendo que toda la trama cósmica ideada por Jim Starlin alrededor de Thanos y las Gemas del Infinito esté más de moda que nunca. A las librerías están llegando tomos que recopilan, en lujosa encuadernación, estas historias que se remontan a antes de El Guantelete del Infinito y prosiguen después de esta colección para conformar un crisol en el que la realidad, por unas cosas o por otras, a manos de unos o de otros, no deja de estar en peligro.

Siendo la apuesta más alta del Universo Marvel, no es de extrañar que, tarde o temprano, no inspirara algún videojuego. Lo que sí que no vimos venir fue que los agraciados por la musa fueran los chicos de Capcom, que tomaron esta premisa del ilimitado poder de las seis Gemas del Infinito para dar forman, no a uno sino a dos juegos. Uno de ellos fue el arcade Marvel Super Heroes, uno de sus títulos de lucha, que posteriormente se ha venido perpetuando en el crossover Marvel vs. Capcom.

El otro es un cartucho para Super Nintendo que sigue varios de los moldes de otro trabajos suyo, X-Men: Apocalypse. Se trata de Marvel Super Heroes: War of the Gems, una historia que toma elementos de las dos primeras sagas infinitas de Starlin y los calza en un juego que, si bien no es perfecto, es una de las aportaciones más curiosas de las propiedades de Marvel a los 16 bits.

Existen en el universo seis Gemas del Infinito, instrumentos que permiten tomar el control de las fuerzas que rigen todo lo que existe: Poder, Espacio, Tiempo, Mente, Alma y Realidad. Todas ellas han caído a la Tierra, y ante la amenaza de quienes intentan hacerse con todas ellas, Adam Warlock reúne a cinco de los héroes más poderosos de la Tierra para que encuentren antes y protejan las Gemas del Infinito a toda costa. El Capitán América, Iron Man, Spiderman, Hulk y Lobezno son los encargados de evitar que villanos como el Doctor Muerte, el Magus, Blackheart o Thanos tomen el control de las Gemas y se vuelvan todopoderosos.

Quien quiera contar una historia épica dentro del Universo Marvel, desde luego una opción es mirar hacia el Guantelete del Infinito. La duda es cómo contarlo. Capcom se respondió dos veces a sí misma al hacerse esta pregunta. Primero con Marvel Super Heroes y sus combates uno contra uno en los que se iban reuniendo las Gemas hasta el enfrentamiento final con Thanos. Aunque la versión doméstica se haría esperar un poco más, en 1996 Super Nintendo toma la delantera con Marvel Super Heroes: War of the Gems, que hasta toma sprites y animaciones prestados de este arcade, pero les da un giro distinto.

En War of the Gems, Adam Warlock se erige como guía para los héroes de la Tierra y coordinarles en su búsqueda de las Gemas por varias localizaciones del planeta, esta vez en un juego de que mezcla las plataformas y el beat'em up, justo al estilo de X-Men: Apocalypse. De hecho, el juego es prácticamente igual, solo que cambiando de franquicia y solo manteniendo a Lobezno, que es uno de los cinco personajes entre los que podemos elegir. Como en el juego de los mutantes, el proceder es el siguiente: las pesquisas del paradero de las Gemas desvelarán varios puntos en el mapa donde hay posibilidades de que estén, elegiremos a un superhéroe para que afronte la misión, y tras recorrer el nivel y enfrentarse a sus jefes, regresará a la base para una nueva misión. O no.

Hay algunas particularidades en este esquema tan clásico que no lo hacen tan clásico como parece. Como cada héroe del plantel es distinto al resto, algunos son más indicados que otros para ciertas zonas. Por ejemplo, Spiderman puede trepar por paredes y esto le puede hacer sortear obstáculos y hallar nuevas rutas, además de recoger objetos de otro modo inaccesibles. Pero a cambio, Hulk puede romper más fácilmente esos obstáculos gracias a su fuerza, aunque sea más lento. Si elegimos mal o no tenemos suerte y el héroe cae, no podremos seguir contando con él para repetir la misión, o para sucesivos niveles.

Esto es, si los ítems que recogemos no lo remedian. Si volvemos con éxito de las misiones, hay varios objetos que podemos equipar al comienzo de la siguiente. Son, fundamentalmente, recargas de vida que nos harán recuperar con su uso una porción diferente de la barra de salud. Pero hay también un ítem que permite devolver a la vida a un compañero caído. Y por supuesto, las Gemas del Infinito no iban a estar de adorno. Una vez obtenidas también podremos usarlas un número de veces limitadas. De esta manera, la Gema Poder dobla el daño causado, la Gema Tiempo hace lo propio con la velocidad, la Gema Espacio dobla el salto, la Gema Realidad muestra cosas ocultas y la Gema Alma extiende la barra de salud. Cada una beneficia y cubre las carencias de unos héroes antes que otros, por lo que conviene pensarse su uso. Además, cada personaje dispone de un movimiento especial que podrá realizar en caso de que tenga en su poder al menos una de las Gemas.

También cabe señalar para no llevar a error que Marvel Super Heroes: War of the Gems no es de lo mejor de Capcom, ni mucho menos. El juego se puede mejorar, y esto se nota de inmediato en los controles, que a veces son un poco ortopédicos. Especialmente cuando tenemos que atravesar un nivel casi entero bajo el agua, y el manejo de según qué personajes se vuelve una pesadilla al tener que ir contrarreloj para no ahogarse. Pero para el lector de Marvel es un tesoro, y es que las referencias a La Guerra del Infinito, con los dobles malvados de los superhéroes creados por el Magus, o incluso la propia presencia de éste, son algo que no se ha vuelto a dar. Cierto es que luego espera Thanos, que posee la Gema Mente que falta, pero antes nos vamos a encontrar con versiones retorcidas de los personajes jugables, y de regalo otros como Daredevil, Ojo de Halcón, Puck o Visión. Enfrentarse, varias veces de hecho, al Doctor Muerte es todo un clásico de estas sagas, y esta vez, Nébula también tiene su oportunidad, pero no como heroína a su pesar tal como refleja el cine, sino como villana de todas todas.

Pese a que el resultado no sea redondo, sí que destila el aroma de las tramas de Jim Starlin gracias a estos guiños en forma de personajes, algo con lo que Capcom te muestra que, cuanto menos, se ha ojeado el material original y solo lo sabrás si tú también lo conoces. Como esa animación de victoria de Thanos en Marvel Super Heroes donde invoca a Terraxia y que solo los Verdaderos Creyentes pueden entender. Ellos son también los que pueden apreciar la belleza de este juego para Super Nintendo, un cartucho correcto para la mayoría, pero una adaptación casi imprescindible para los buenos fans de las viñetas. Y ahora mismo, y dado su parecido con el gran estreno de esta semana, de nuevo en boga. Escoge a tu héroe y salva el universo.

Juan Elías Fernández

Juegos relacionados: Si te gusta juega a… No te quedes solo en el juego

X-Men: Apocalypse

Marvel Super Heroes

 

Película: Vengadores: Infinity War

Cómic: La Guerra del Infinito

Canción: Downstait – Fight As One

Cerrar