Análisis de Guardianes de la Galaxia: Episodio 5 – Navegando hacia lo evidente

El pasado mes de mayo Telltale Games estrenó, coincidiendo con el lanzamiento de Guardianes de la Galaxia Vol. 2 en los cines de todo el mundo, su propia adaptación al videojuego de la saga de Marvel. La compañía californiana ya había demostrado su buena mano adaptando cómics con The Walking Dead, The Wolf Among Us (Fábulas) o Batman, que ya está en medio de su segunda temporada. Pero Guardianes de la Galaxia era un nuevo reto.

Fue hace tan solo un par de semana cuando se estrenó el quinto y último episodio de la temporada y ahora ya estamos listos para decirte lo que nos ha parecido toda la tanda de episodios de forma conjunta, todo ello sin spoilers. Con Batman, Telltale ya se había enfrentado al reto de tratar de sorprender e impactar al jugador en una historia conocida y cuyos protagonistas no pueden morir si quieres que todo siga teniendo sentido.

Alguno similar ocurre con Guardianes de la Galaxia, que debe respetar el tono ochentero y cómico del grupo compuesto por Peter Quill, Gamora, Drax, Rocket y Groot, pero al mismo tiempo intentar dejarnos con la boca abierta con los giros argumentales. Tras haber jugado al completo la primera temporada en su versión de PlayStation 4 te decimos qué nos ha parecido y si merece la pena hacerse con ella.

Batman, Batman: The Enemy Within, Minecraft: Story Mode o The Walking Dead: Michonne. En los últimos meses Telltale Games ha caído en una peligrosa espiral de la que no está sabiendo salir. Con Guardianes de la Galaxia ha ocurrido algo similar. Nos estamos refiriendo a esa capacidad de sorprender y dejarnos con la boca abierta que la compañía ha demostrado sobradamente que tiene la habilidad de hacer con frecuencia.

La saga The Walking Dead, The Wolf Among Us o Tales from the Borderlands han conseguido dejarnos helados y ponernos en verdadera tensión realizando elecciones. Nos temblaba el mando en las manos viendo cómo se consumía el tiempo y sabiendo que deberíamos tomar una decisión o la tomaría el videojuego por nosotros al azar. Esa sensación se ha desvanecido por completo en los últimos juegos de Telltale Games.

Y el problema es que Guardianes de la Galaxia vuelve a padecer estos inconvenientes. Os aseguramos que el título, a lo largo de sus cinco episodios, intenta por todos los medios sorprendernos y ponernos entre la espada y la pared, pero todo queda en intenciones. Alguna situación resulta chocante, pero solo en el momento en que se produce. El juego no da tiempo a que esa sorpresa deje poso, pues es posible que tan solo un episodio después hayan corregido todo lo que había ocurrido y hayan hecho que todo vuelva al status quo anterior.

La misión es compleja, pues las historias de superhéroes no suelen presentar giros dramáticos de los acontecimientos y los buenos suelen ser quienes ganan, pero al fin y al cabo esto es un videojuego de Telltale y a la compañía californiana le exigimos una narrativa a la altura. Lamentablemente hemos de decir que Guardianes de la Galaxia no lo está y que precisamente por ello se va deshinchando con el paso de los capítulos.

Donde Telltale sí ha dado en el clavo es en el tono. La música ochentera que nos acompaña durante toda la aventura y especialmente en las fases de acción con Quick Time Events encaja a la perfección y nos hace sentir dentro de una película de Marvel. También hay que alabar el tono sarcástico de Peter Quill. Siempre encontramos una respuesta entre las opciones que encaja a la perfección con su personalidad. Podemos hacer uso de ella u optar por adoptar una que se ajuste más a la nuestra.

En sus últimos videojuegos Telltale está tratando de hacer que las relaciones con los personajes sean más naturales, pero al menos con Guardianes de la Galaxia no lo han conseguido. Y es que por más que confraternicemos con uno y demos de lado a otro, cuando llega un punto clave de la temporada cada uno actuará de una forma incongruente con lo vivido en los episodios anteriores. Es algo que se está dando con frecuencia en las obras de Telltale y que no acabamos de comprender.

Las fases de acción son algunas de las mejores de toda la temporada. Siempre son iguales: muy sencillas y únicamente compuestas por algún Quick Time Event muy fácil de ejecutar, pero resultan efectistas y nos ayudan a desconectar durante unos minutos de las decisiones. Las fases de exploración, por su parte, no son tan atractivas y cuando nos toca ir a lo más “jugable” el ritmo de la aventura cae por completo y estamos deseando poder terminar para volver a otras fases más del estilo Telltale Games.

Los problemas técnicos y de traducción siempre han sido una constante en los videojuegos de la compañía californiana, pero todo estaba yendo muy bien con Guardianes de la Galaxia, al menos en la versión de PlayStation 4. En los primeros cuatro episodios todo fue rodado y no nos encontramos ni un solo problema de traducción ni de rendimiento. En el quinto y último episodio todo cambió para mal.

No sabemos si el despido de una cuarta parte de la plantilla del estudio ha tenido que ver (todo apunta a que sí), pero hemos tenido que esperar casi dos semanas para que estuviera disponible el parche con los subtítulos en castellano, a lo que hay que añadir algunas fases de la recta final del videojuego que iban muy mal a nivel de fotogramas por segundo. Esto segundo no fue nada especialmente molesto, pero que de repente la traducción al castellano deje de estar disponible de lanzamiento es inaceptable.

Joel Castillo

Jugabilidad: Las decisiones juegan un papel menos fundamental que nunca y, una vez más, es Telltale quien nos lleva donde quiere a pesar de todas nuestras elecciones. Las fases de acción con Quick Time Events sí resultan efectivas, mientras que las de exploración son las más aburridas de todo el conjunto. Luces y sombras.

Gráficos: El apartado artístico de estilo comiquero es atractivo, al igual que el diseño de muchos de los personajes que nos encontramos durante la aventura. A excepción del último episodio no hemos encontrado problemas de rendimiento ni gráficos, así que Guardianes de la Galaxia está por encima de la media del estudio.

Sonido: Aunque durante los cuatro primeros episodios hemos podido disfrutar de textos en castellano perfectos y sin problemas, todo se ha concentrado en el quinto y último. Hemos tenido que esperar casi dos semanas para poder jugar al videojuego, pues el parche de idioma no ha estado desde el lanzamiento. La música ochentera, eso sí, ha sido estupendamente elegida por Telltale.

Historia: Los primeros episodios tienen buenas intenciones: intentan sorprender con giros argumentales inesperados y profundizan en los protagonistas contándonos historias de su pasado. Sin embargo, con el paso de los episodios todo va perdiendo fuelle y se vuelve demasiado evidente. Hasta llegar al quinto episodio, que no tiene ningún tipo de impacto emocional ni tampoco consigue ponernos en tensión.

Duración: Cada episodio de la temporada tiene una duración aproximada de una hora y media, por lo que puedes terminarla al completo en poco más de siete horas. Si deseas tomar otras decisiones el juego tiene cierta rejugabilidad y te puede llevar el doble de tiempo hacerlo.

Conclusión: Las buenas sensaciones que teníamos con los primeros episodios de Guardianes de la Galaxia de Telltale Games se han ido diluyendo con el paso de los capítulos hasta llegar al último, que nos ha dejado completamente fríos. A nuestro juicio es una temporada fallida y aunque Telltale ya ha dejado caer que habrá una segunda con estos mismos personajes nosotros no acabamos de verle el interés a hacerlo. Deberemos esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos, pero estamos deseando volver a ver al Telltale que nos hacía mordernos las uñas. Aquí han vuelto a fracasar.

Publicaciones relacionadas

Cerrar