Una mirada al pasado

El pasado mes de abril Telltale Games iniciaba una nueva de sus series episódicas aprovechando el entonces inminente estreno de Guardianes de la Galaxia Vol. 2 en los cines de todo el mundo. Ahora, tras casi dos meses de espera, aterriza el segundo capítulo de esta serie haciendo gala de los mismos puntos positivos y negativos que los anteriores trabajos del estudio. Lo analizamos sin spoilers.

14413

El éxito actual de Telltale Games no podría entenderse sin The Walking Dead, pero lo cierto es que el estudio californiano ha sabido hacerse grande adaptando grandes licencias de los cómics o los videojuegos a su particular formato. Hablamos de obras divididas en episodios y que llegan bajo el género de la aventura gráfica moderna, en la que la narrativa y la toma de decisiones es más importante que el aspecto jugable.

En ese sentido hemos disfrutado en los últimos años de The Wolf Among Us, Tales from the Borderlands, Batman o Guardianes de la Galaxia. Esta última serie es precisamente la que tiene actualmente en desarrollo Telltale (la única en estos momentos tras la finalización de The Walking Dead: A New Frontier) y a la que hemos estado dedicando unas horas para poderos hablar de ella en nuestro nuevo análisis.

Tras un par de meses de espera desde el debut de la serie de Guardianes de la Galaxia el pasado mes de abril, Telltale ha lanzado ahora el segundo episodio, llamado Bajo presión. En él seguimos descubriendo detalles argumentales de la aventura protagonizada por Peter Quill (aka Star-Lord) que ha confeccionado el estudio americano, pero también profundizamos en otros personajes, como el simpático Rocket.

Y es que aunque argumentalmente este segundo episodio de Guardianes de la Galaxia no avanza en la historia todo lo que nos hubiera gustado, la Forja de la Eternidad que conseguimos en el primer capítulo y nos permitió conocer más sobre el pasado de Quill con su madre en la Tierra ahora ha tenido otra función. Seguimos controlando a Star-Lord, pero el verdadero protagonista de esta entrega es Rocket, que ya tenía gran importancia en la premier de la temporada.

Si eres lector de los cómics ya conocerás mucho sobre Rocket, pero si te has quedado en las películas seguirás teniendo solo incógnitas sobre este personaje. Es precisamente por ello por lo que el episodio Bajo presión tanto nos ha gustado. Quill y Rocket se “conectan” al mismo recuerdo y así podemos conocer más sobre el pasado del mapache, así como entender sus motivaciones o su arisco e irascible carácter actual.

Este flashback con Rocket como protagonista no solo es lo más interesante del episodio, sino también uno de los fragmentos más emotivos que hemos vivido en un título de Telltale, especialmente gracias a la sensacional interpretación de Nolan North (voz de Nathan Drake y de Rocket en este Guardianes de la Galaxia). El resto del capítulo, aún con sus cosas interesantes, pasa sin pena ni gloria, incluidos personajes como Drax.

En esta segunda entrega al fin han ganado algo de protagonismo Nebula o Yondu, pero la relación de Peter con Gamora está atascada por mucho que queramos avanzar en ella, tal y como ocurre en las películas, en realidad. La introducción de Nebula es, de hecho, uno de los puntos fuertes del episodio dos y estamos deseando ver cómo avanza la relación con su hermana y qué función puede tener en próximos capítulos.

Lo que está claro es que cuando Telltale parte de una licencia tan conocida y rígida es difícil sorprender al jugador. De antemano sabemos que es muy complicado que le ocurra algo a alguno de los personajes principales, de modo que las decisiones que vamos tomando no generan tanta tensión o presión como en otras obras como The Walking Dead. Estas decisiones van más enfocadas a definir las relaciones de Quill con el resto de los Guardianes, pero no consiguen hacernos sufrir lo más mínimo.

A lo largo del episodio dos hemos tenido que volver a elegir a nuestros compañeros para una determinada misión o escoger entre ir antes a un sitio o a otro, decepcionando por el camino a alguno de los Guardianes. Sin embargo de momento no hallamos visos de que las decisiones que hemos tomado en los dos primeros capítulos vayan a tener excesivo peso en próximas entregas. Esperamos equivocarnos de todas todas.

Técnicamente Bajo presión es de los mejores trabajos que ha realizado Telltale Games hasta la fecha. Nosotros hemos jugado a la versión de PlayStation 4 y hemos de reseñar que por primera vez en nuestra experiencia con el estudio californiano no nos hemos topado con ningún error de traducción, crasheos, caídas en la tasa de frames por segundo y demás problemas técnicos que suelen afectar a los trabajos de la compañía norteamericana.

A ello hay que sumar un apartado gráfico cada vez más pulido (aunque en Guardianes de la Galaxia apuestan por un tono menos realista que en The Walking Dead, por ejemplo) y una banda sonora estupenda que se complementa con un elenco de voces magistral y canciones ochenteras que le vienen de lujo a la propuesta. Precisamente por ello el título sigue siendo un espectáculo en la vertiente audiovisual un episodio más.

Joel Castillo

Jugabilidad: Guardianes de la Galaxia es uno de los juegos más jugables de Telltale. A las fases de toma de decisiones y Quick Time Events cabe añadir otras en las que podemos movernos “libremente” por la Milano charlando con la tripulación u otras en las que exploramos escenarios en busca de la pista que nos permita continuar la aventura de una forma más guiada y centrada, como de costumbre, en la narrativa.

Gráficos: Aunque tienen un toque menos realista que otras propuestas del estudio, Guardianes de la Galaxia luce atractivo a la vista con un colorido muy marcado y una estética comiquera que le sienta de maravilla al videojuego.

Sonido: Una de las facetas destacadas de este segundo episodio, que a la banda sonora original y a las estupendas voces de los actores (con especial énfasis en el trabajazo de Nolan North como Rocket) debe sumar unas canciones ochenteras que tanto pegan con Guardianes de la Galaxia y que, hasta el momento, han sido adecuadamente escogidas.

Duración: El talón de Aquiles de Telltale Games. El ímpetu del estudio por realizar cada vez títulos más centrados en la narrativa (casi al estilo de película interactiva) dificulta que la duración de cada episodio se extienda en exceso. Una vez más nos encontramos con un episodio que no supera la hora y media de duración. Se nos hace corto siempre.

Conclusión: Bajo presión no ha sido un episodio demasiado determinante (los segundos capítulos de las series de Telltale nunca suelen serlo), pero nos ha permitido conocer más sobre el pasado de Rocket de una forma muy emotiva (y dándonos a entender que en cada capítulo podríamos conocer más en profundidad a otros Guardianes), que no es poco. El buen acabado técnico, al menos en la versión de PlayStation 4, y una historia que continúa manteniendo nuestro interés hacen de Guardianes de la Galaxia un juego de Telltale recomendable por tener un tono tan distinto a la mayoría de sus trabajos.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Batman: The Telltale Series

El segundo episodio indaga en el misterioso pasado de Rocket.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar