En lo profundo del espacio

Los autores de Baldur’s Gate y Neverwinter Nights presentan una aventura especial donde la ciencia ficción, el rol y la acción van de la mano en todo momento.

En los últimos años, Bioware se ha convertido en una de las compañías más importantes a la hora de hablar de juegos de rol. En esta ocasión el estudio abandona su querida épica medieval y fantástica para ofrecer una aventura espacial llena de acción y con un complejo mundo que descubrir.

Odisea galáctica

Mass Effect es un juego en el que se mezclan rol y acción, y que cuenta con una historia profunda similar a la que podríamos encontrar en cualquier novela de ciencia ficción. En este sentido, el juego ofrece también la oportunidad al usuario de poder participar en distintas conversaciones, tomando el protagonismo a la hora de elegir entre muchos aspectos argumentales diferentes.

Pero, a decir verdad, el gran reclamo del juego es la acción. Casi cercano a  títulos como Halo o Gears of War, Mass Effect cuenta con un combate en tiempo real que se combina con niveles directos y la posibilidad de, en ocasiones, pilotar distintos vehículos.

No estás solo

Como suele suceder en muchos juegos de rol (y este lo es al fin y al cabo), en esta aventura de Bioware no solo tiene importancia nuestro protagonista (cuyos rasgos y demás podemos editar al principio del juego), sino también varios secundarios más. O lo que es lo mismo, que a medida que avanzamos podemos ir ayudándonos de otros personajes entre los que tenemos que elegir, cada uno con sus características propias.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que Mass Effect es un título bastante complejo, no tanto por su desarrollo como por algunos detalles de diseño. Por ejemplo, no podemos elegir cuándo guardar la aventura, sino que el juego tiene sus propios puntos de control. Esto, que cada día es más habitual en los tiempos que corren, aquí puede jugar en contra de los usuarios menos experimentados, puesto que en ocasiones las distancias entre un punto y otro son demasiado grandes. Esto nos obliga muchas veces a tener que repetir tiroteos o secuencias que ya creíamos superadas. Y algo parecido sucede con su interfaz, que en los primeros compases puede ser algo confusa para los menos “puestos” en el género.

En lo referente al apartado visual, el juego cuenta con un estilo artístico variado, que presenta planetas muy diferentes (algunos incluso pueden recordar a Halo), todo tipo de razas alienígenas, robots, armaduras, etc. Quizás el único aspecto algo criticable sean algunos pequeños errores puntuales de programación (conocidos como “bugs”), como los que se producen de vez en cuando a la hora de cargar texturas, aunque no afectan directamente a la jugabilidad del título.

Publicaciones relacionadas

Cerrar