Análisis de MediEvil – Resucitando a la leyenda

Sir Daniel Fortesque regresa con el claro de objetivo de volver a ser un icono referente en PlayStation.

medievil ps4

Corría el año 1998 cuando el mundo de los videojuegos contemplaba el renacer de una auténtica leyenda que, 21 años después, sigue con mucha vitalidad en los corazones de los jugadores que contaron con una PlayStation. Sir Daniel Fortesque se erigía desde ese momento como uno de los grandes iconos de la primera etapa de Sony en la industria, gracias a los excelentes videojuegos que protagonizó en la primera máquina de la compañía japonesa. Ahora, con la tónica habitual del sector para rescatar clásicos que triunfaron en otra época, el remake de Medivil está a punto de hacerse realidad.

Y nosotros ya hemos tenido la oportunidad de disfrutar en su totalidad de la propuesta de Other Ocean Interactive y descubrir qué tal le ha ido al bueno de Sir Daniel en su retorno a las consolas. Uno de sus objetivos lo cumple con creces: resucitar la leyenda que generó a finales de los noventa y aportar enorme dosis de nostalgia, con el claro objetivo de volver a ser referente, algo que también ha sucedido con otros grandes clásicos como Crash Bandicoot y Spyro the Dragon. Aún es pronto para saber su habrá una nueva entrega de MediEvil en el futuro, pero con este remake el soplo de aire fresco que necesitaba la saga se cuela por los huesos de cada jugador que disfrutara de la propuesta original.

El héroe que renace de la mentira para crear su leyenda

Todo aquel que haya disfrutado de la aventura original de MediEvil sabrá que la leyenda de Sir Daniel Fortesque en el reino de Gallowmere se construye con una enorme mentira. Todos los habitantes creen que él fue quien venció al temible hechicero Zarok en la guerra de la región, muriendo en la batalla como un auténtico héroe. No obstante, el pobre Sir Dan fue el primero en perecer bajo la lluvia de flechas, aunque el regreso de Zarok consigue revivirlo para intentar limpiar su imagen y conseguir derrotarlo de una vez por todas, aunque ahora sea un ser esquelético y con un poco de malas pulgas.

Diversión, dificultad y mecánicas de otra época que reviven con frescura

medievil remake espada

Uno de los principales elementos que han trascendido a lo largo de los tiempos es la magnífica jugabilidad de la que hacía alarde MediEvil. Fue uno de los grandes precursores de la dificultad en los videojuegos, además de hacer uso de técnicas de las que se han valido muchos otros títulos con el paso de los años. La diversión siempre ha sido una de sus notas dominantes, contando también con un humor desenfadado y muy personal, además de disponer de una alta rejugabilidad de niveles y de utilización de objetos interconectados para formar especies de misiones secundarias. El conjunto de la obra siempre ha sido sublime, aunque lo verdaderamente importante de este remake es el gran cambio a nivel gráfico y en lo técnico.

Un aspecto gráfico que bien merecía esta resurrección

medievil escudo

Y respecto al aspecto gráfico que luce el remake de MediEvil hay que decir que el trabajo realizado por el equipo de Other Ocean Interactive cumple con lo esperado. Todo luce de manera formidable y cada uno de los niveles ha sido recreado desde cero para darle un aspecto mucho más realista y espectacular. Cada detalle está cuidado con mucho mimo, haciendo especial hincapié en un estupendo sistema de iluminación, de partículas y de destrucción del entorno. Si en 1998 la propuesta ya sorprendía por sus características técnicas, en 2019 se ha conseguido exprimir todo su potencial para que luzca como un juego nuevo. Incluso el aspecto de Sir Daniel y de los enemigos provoca un gesto de asombro por su reconstrucción.

No obstante, hay pequeños detalles que probablemente se mejoren con algunos parches posteriores a su lanzamiento: hay pequeñas caídas de framerate en algunos niveles, aunque no enturbian en absoluto la experiencia jugable. Por otro lado, en ciertos puntos se encuentran «agujeros negros» en los que Sir Daniel se queda bloqueado, impidiendo cualquier tipo de movimiento y que obligan a reiniciar el nivel. Por último este respecto, la cámara sigue jugando malas pasadas, aunque es cierto que ahora cuenta con mucha más libertad de movimiento que en la propuesta original, por lo que su uso no es tan infernal como por aquel entonces. En definitiva, MediEvil cumple con creces en el terreno gráfico y técnico, aunque hay algunas aristas que pulir; la mayoría de ellas tienen fácil arreglo con parches que incluso pueden producirse el día de lanzamiento.

Exploración de niveles con rejugabilidad

medievil nivel calabazas

Aunque, si es la primera vez que te internas en el universo de MediEvil, probablemente querrás saber por qué es un título tan legendario para la marca PlayStation y los motivos por los que los jugadores le guardan un enorme cariño a las aventuras de Sir Daniel Fortesque. Y es que fue uno de los primeros títulos de aventura en exprimir al máximo los niveles con los que cuenta, además de contar con una enorme variedad de los mismos, disponiendo de elementos que conectan unas zonas con otras. En MediEvil todo trascurre por diferentes zonas que hay que completar de manera independiente, aunque tienen sus puntos de enlace.

Y es que a través de diferentes objetos se puede permitir la rejugabilidad de algunos niveles, en caso de que se quiera completar cada uno de ellos al 100%. Esto se debe a que cuenta con ciertos puzles que hay que resolver con piezas que se encuentran en otros escenarios, por lo que en muchas ocasiones hay que volver sobre tus pasos para poder acceder a nuevas zonas o abrir caminos que anteriormente estaban bloqueados. Así pues, la rejugabilidad de niveles cuenta con un componente de lo más interesante pata poder descubrir todos los secretos que se ocultan en el reino de Gallowmere.

Variedades de armas para ampliar las opciones jugables

medievil porra como arma

Otro de los elementos que más ha ido evolucionando a lo largo del tiempo y del que MediEvil fue uno de sus precursores es una gran variedad de armas disponibles, además del desgaste de algunas de ellas, lo que implica una durabilidad. De este modo, Sir Daniel puede disponer de espadas, mazas, una ballesta, cuchillos arrojadizos, porras o incluso su propio brazo para provocar daño a los rivales. Se trata de una de las mecánicas fundamentales para disfrutar de la propuesta, ya que permite diferentes desarrollos de los combates que se adapten al modo de juego de cada usuario.

Cada una de las armas tiene dos ataques diferentes: uno normal y otro especial, lo que también amplía el rango de acción para afrontar las batallas. Incluso algunas de las armas, como las porras, tienen durabilidad, por lo que hay que ser muy cuidadoso a la hora de utilizarlas, especialmente porque se tratan de armas que también cuentan con otras funciones, como la capacidad de destruir rocas o servir de antorcha. Sin duda, en variedad de armas y en el uso de las mismas, MediEvil es todo un experto para ofrecer diferentes opciones que sean capaces de satisfacer las necesidades de cualquier tipo de usuario.

Batallas contra jefes desafiantes

medievil jefe vidriera

Y tal vez el último elemento fundamental que haga falta conocer sobre MediEvil es su dificultad. No podemos decir que sea tan desesperante como los títulos de From Software, por ejemplo, pero sí que tiene momentos en los que ponen a prueba la paciencia. Hay momentos en los diferentes niveles en los que los enemigos generan emboscadas que pueden resultar fatales y, además, teniendo en cuenta que cada mínimo roce supone un daño para Sir Daniel, hay que andarse con mucho ojo. Por otro lado, ese daño es constante, por lo que el esquelético héroe no cuenta con un momento de invulnerabilidad ante los golpes rivales. Nunca hay que perder de vista la barra de salud o supondrá el uso de una botella de vida o incluso la muerte.

Esta dificultad se hace mucho más patente en las batallas contra jefes, realmente desafiantes y que requieren de gran habilidad y dominio de las técnicas de combate. Lo mejor en este sentido es que cada una de ellas es diferente y cuenta con sus propias características, por lo que hay que observar muy bien los movimientos de los jefes para saber cuándo son vulnerables y qué momento es el adecuado para atacar. Entre la dificultad que entrañan estos combates también hay un componente necesario de observación que puede ser clave para declinar la balanza a favor de Sir Dan.

Formidables recompensas en la Galería de Héroes

galería de héroes medievil

La guinda del pastel la pone la Galería de Héroes, un lugar destinado a todos aquellos combatientes de la batalla de Gallowmere que pasaron a ser leyenda y que pueden ayudar a Sir Daniel con sus armas y habilidades para hacer frente a la nueva amenaza de Zarok. La única necesidad para poder acceder a la Galería de Héroes es conseguir el cáliz de cada uno de los niveles. Para ello hay que localizar la ubicación del mismo y haber vencido a un número determinado de enemigos para que se active. Por cada cáliz que se encuentre, se permite una visita a la Galería de Héroes para obtener una recompensa y, de este modo, conseguir que la aventura sea mucho más variada y sencilla.

Un fantástico remake que se cuela en los huesos de la nostalgia

zarok medievil

En definitiva, el remake de MediEvil consigue rescatar toda la esencia de la propuesta original, provocando una enorme dosis de nostalgia, con lo que todos los jugadores de la PlayStation original que vivieron todas esas sensaciones únicas que aporta un título de estas características. Sir Daniel Fortesque está de vuelta con el firme objetivo de volver a ser importante en el catálogo de las consolas de Sony y solo el tiempo dirá si volvemos a ver una nueva aventura protagonizada por el huesudo personaje de la marca. De momento, este remake luce fantástico para poner la primera piedra hacia un futuro prometedor con una propuesta bella, cuidada, divertida y que resucita a uno de los mejores héroes de la infancia.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar