Mi nombre es Big Boss

Después de dar el salto hace no mucho a la alta definición, esta mítica entrega de la serie Metal Gear llega también a Nintendo 3DS con una adaptación bastante digna del clásico de PlayStation 2.

Desde siempre, las consolas portátiles han servido como plataformas perfectas para ofrecer remakes o versiones de antiguos títulos de éxito. Generalmente juegos con una o dos generaciones a sus espaldas. Y estamos viendo que Nintendo 3DS, tras recibir clásicos como Ocarina of Time o Starfox 64 no está siendo una excepción, más bien al contrario. En este caso le toca el turno a otro título que en su día también logró convertirse en uno de los grandes de PlayStation 2. Hablamos de Metal Gear Solid 3.

Una entrega que, como es habitual dentro de esta serie, destacaba por su enorme guión y profunda jugabilidad, llena de posibilidades. El juego nos vuelve a trasladar a los años sesenta, en plena Guerra Fría, y a poner en la piel de Big Boss, sin duda uno de los personajes más importantes del mundo de Metal Gear. Nuestra misión consiste en rescatar a un importante científico, lo cual pronto se torna sólo la punta del iceberg de todo tipo de complicadas situaciones.

Por suerte, Big Boss es un hombre con recursos. Durante el juego disponemos de muchas posibilidades para enfrentarnos a los enemigos, ya sea con armas (desde pistolas a ametralladoras) o incluso huyendo o empleando técnicas de lucha. Pero, como sucede en todos los Metal Gear, son la infiltración y el sigilo dos de los aspectos más importantes de la aventura. Por ello nos podemos camuflar con el entorno, gracias sobre todo a nuestro traje, a nuestros movimientos y a los amplios y detallados escenarios.

Hasta aquí, aspectos del lanzamiento que ya estaban en el original y que a buen seguro muchos de nuestros lectores ya conocerán. Pero lo más importante de un remake como este es preguntarse ¿qué tal le ha sentado el cambio de plataforma al juego? Pues lo cierto es que en general bien, a pesar de tener algunos “peros” que, si bien no desmerecen en absoluto la experiencia, sí juegan en su contra. Como por ejemplo el control. La arquitectura de la propia portátil hace que el manejo resulte bastante incómodo, incluso más que en otros juegos como Resident Evil Revelations. Por eso resulta casi imprescindible utilizar el periférico Botón Deslizante Pro. Un “añadido” que ya estamos viendo que va camino de convertirse en casi una compra obligada para todos los usuarios de 3DS aficionados a las aventuras de acción. Además, el efecto de las tres dimensiones, si bien en algunos momentos resulta muy espectacular, en ocasiones entorpece un poco la visibilidad de los entornos, algo de vital importancia en un juego como Snake Eater.

En cambio, otras novedades como el uso de la pantalla táctil, el giroscopio o los “cameos” del propio Yoshi resultan bastante agradables. Lo mismo que el hecho de que en esta ocasión dispongamos de doble pantalla, y así poder ver la principal algo más desahogada que en el juego original de PlayStation 2.

Visualmente, esta nueva versión de Metal Gear Solid 3 puede presumir de tener una calidad considerable, pese a que en algunas ocasiones encontramos algunos problemillas con la cámara (que ya estaban en el original) o ciertas bajadas de frames. Posiblemente consecuencia de ciertas prisas por parte de Konami para tener el juego lo antes posible.

————————————————————————————————————————————-

VALORACIÓN FINAL

Jugabilidad: Sigue siendo un título todoterreno, tan emocionante, profundo y lleno de posibilidades como en su día.

Gráficos: Pese a que los años pasan por todos, el título luce muy bien en Nintendo 3DS, aunque algunos aspectos tal vez podrían haberse pulido algo más.

Sonido: Todo el apartado sonoro sigue manteniendo el alto nivel del original. Y llega igualmente subtitulado a nuestro idioma.

Duración: Se trata de una aventura larga, y posiblemente os apetezca rejugarla pasado un tiempo.

Conclusión
Metal Gear Solid 3 fue un gran juego en su momento, y todavía lo sigue siendo a día de hoy. Por su increíble argumento, el carisma de sus personajes y su cuidado desarrollo. Como se suele decir, algunas cosas mejoran con el tiempo, como el buen vino. Pero también es verdad que precisamente no estamos hablando de un juego especialmente óptimo para adaptarse a una portátil como 3DS, y algunos aspectos como el control o la vista se resienten, sobre todo en comparación con las versiones de sobremesa (también la recientemente aparecida en alta definición).

————————————————————————————————————————————-

Juegos relacionados

Metal Gear Solid
Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty
Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots
Metal Gear Solid HD Collection
Metal Gear Solid: Peace Walker

 

Si te ha gustado te gustará

Deus Ex: Human Revolution
Resident Evil: Revelations

 

No te quedes solo en el juego

  • Películas: Apocalypse Now (Francis Ford Coppola)
  • Libro: Los desnudos y los muertos (Norman Mailer)
  • Canción: Snake Sound (Isobel Campbell y Mark Lanigan)

Publicaciones relacionadas

Cerrar