Un futuro bajo Tierra

Basado en el exitoso libro del escritor ruso Dmitry Glukhovsky, Metro 2033 es un juego de disparos en primera persona futurista en el que la raza humana lucha por su propia supervivencia. La acción está servida.

En un futuro cercano, una guerra nuclear ha hecho del mundo un lugar peligroso y prácticamente inhabitable. Esto es así hasta el punto de que el único refugio que le queda a la humanidad son los restos del Metro. En una Rusia prácticamente destruida, estos túneles son la última esperanza que poseen los pocos supervivientes que luchan contra mutantes, criminales y todo tipo de amenazas, que están más cerca de lo que parecen.

En las tinieblas

En Metro 2033 somos Artyom, un joven habitante de uno de los campamentos que existen bajo tierra y que, por circunstancias que no desvelaremos aquí, tiene en sus manos el poder de decidir el futuro de lo que queda de la civilización. Su primera misión, no obstante, pasa por encontrar a Hunter, uno de los vigilantes de los límites del Metro, quien ha desaparecido misteriosamente. Una misión que nos llevará al lugar más peligroso del futuro: el exterior.

Pero es este precisamente el aspecto más singular y característico de Metro 2033: su argumento. El título está estrechamente basado en el libro de ciencia ficción de mismo nombre, escrito por Dmitry Glukhovsky, el cual ha sido un auténtico éxito en todo el mundo. Y su origen literario se nota en la profundidad de los personajes, la ágil narrativa del juego y, cómo no, la propia historia. Metro 2033 es uno de esos juegos que atrapa nada más empezar, y en los que el usuario siente auténtico deseo por descubrir más del decadente mundo que le rodea. Hasta tal punto es así que el juego incluso se permite el lujo de no contar con ningún tipo de multijugador, considerando que su campaña individual es reclamo suficiente. Muchos usuarios no estarán de acuerdo, eso seguro…

Las balas son dinero

A nivel jugable, Metro 2033 sigue lo visto en otros shooters subjetivos, presentando un argumento lineal y directo. De hecho, la única personalización que encontramos está entre las distintas misiones de las que se compone el juego, pudiendo comprar y vender artículos. Como particularidad, hay que decir que en el título de THQ las balas son la propia moneda (lo cual demuestra cómo están las cosas en el futuro). ¿Qué quiere decir esto? Pues que cuanta más munición ahorramos, más ricos somos. Una idea que invita a ser prudente en el uso de nuestras armas e intentar gastar el mínimo de fuego posible.

Aunque, como hemos dicho antes, Metro 2033 carece de multijugador, su campaña dura alrededor de doce horas, por lo que se puede considerar un título relativamente largo para ser un shooter. Además, existen en él tres niveles distintos de dificultad, que pueden tentarnos a superar el título más de una vez, aumentando su vida útil Eso sí, os avisamos que elijamos el nivel de dificultad que elijamos, Metro 2033 es un juego algo durillo en algunos momentos, sobre todo comparándolo con series que son un auténtico “paseo por el parque”.

Por último, en lo referente a su apartado técnico, Metro 2033 cuenta con una ambientación angustiosa, sobre todo en sus momentos subterráneos, muy fiel en todo momento a la novela original como enseguida descubrirán los jugadores que la hayan leído. Un estilo que hace de él un juego con personalidad propia dentro de este manido género.Futur

Publicaciones relacionadas

Cerrar