Hora de salvar el Imperio

12298

Limbic Entertainment vuelve con una nueva entrega de una de las sagas más longevas de rol. Might & Magic: Heroes VII viene cargada de nuevas batallas e historias que te tendrán pegado al monitor durante sus más de 60 horas de juego.

Heroes of Might & Magic nació como un juego que buscaba hacerse un hueco en el apretado mundo del rol, con sus combates tácticos por turnos que prometían deleitar a los jugadores con horas y horas de entretenimiento.

En este juego de 3DO (ahora Ubisoft después de que la anterior quebrase) se manejaban héroes que luchaban contra fuerzas enemigas. El objetivo: alcanzar la victoria utilizando para su máximo beneficio un gran despliegue de armas y habilidades, magia incluida.

La saga saltó a la fama con su segunda trama, y a lo largo de los años se fueron incorporando nuevos materiales para tener un juego rico en contenido.

La diferencia la marcó Heroes of Might & Magic IV, que cerró arco argumental de los tres anteriores y comenzó una historia totalmente nueva centrada en la dinastía Grifo y el culto a diversos dragones, uno por cada una de las facciones: Refugio, Infierno, Necrópolis, Mazmorra, Sylven y Academia.

En Might & Magic Heroes VII el Duque Ivan se encuentra en un gran dilema. Su emperatriz y sus hijos han sido brutalmente asesinados, y el trono vacío ha originado una disputa entre diversos territorios que quieren hacerse con el dominio total.

Pero el duque está harto de tanto conflicto y convoca una asamblea para discutir el futuro del Imperio. Su propuesta: firmar la paz con uno de los condes contrarios y fragmentar el Imperio y reinos.

Esto despierta las quejas de sus consejeros, quienes le piden que les escuche una última vez antes de decidir el futuro de Ashan, y que sólo podrá decidir qué hacer si antes escucha historias pasadas.

Así comienza esta aventura, con la posibilidad de jugar al principio a lo largo de seis historias diferentes con el fin de averiguar cómo el argumento continuará. Decir que esto es un aliciente para posteriormente ir probando las otras historias, cada una de ellas con sus propios protagonistas, mapas y enemigos.

Los mapas se presentan como una gran zona que va haciéndose visible a medida que se explora. Sin embargo, no será tarea fácil porque por todo habrá obstáculos que se interpondrán entre tú y tu objetivo.

Podrás encontrar desde enemigos de distinto nivel, hasta criaturas aliadas que podrás poner en primera línea de batalla y cofres de recompensa (que en ocasiones te darán elegir entre varias opciones y deberás decidir sabiamente).

Aquí cobra importancia el saber distribuirte el cómo explorar, puesto que tu personaje cuenta con determinados puntos de movimiento que se regeneran al pasar un día. El problema, que determinados enemigos también avanzan y pueden llegar a alcanzarte.

En cuanto los días, el juego viene con un icono que va variando cada semana y es indicativo de que, durante siete días, gozarás de una serie de ventajas o desventajas tales como tener más suerte, hacer más daño al atacar, construcciones que salen por menos material…

En muchas ocasiones los combates serán inevitables y deberás hacer uso de tu ingenio para lograr la victoria (si prefieres ahorrarte el esfuerzo y crees que el combate va a estar demasiado reñido, siempre puedes poner el ataque automático para que la batalla se desarrolle sola).

Una vez comienza la pelea, apareces en un mapa por casillas donde se dispondrán ambos bandos. Lo importante es pensarse muy bien los pasos a dar, puesto que deberás tener en cuenta no sólo el nivel del enemigo sino también de qué manera sortearás los objetos del escenario tales como por ejemplo muros.

Los turnos dependerán del nivel de iniciativa de cada criatura, lo que puede cambiar por completo el curso de la batalla.

A pesar de que es un ritmo pausado, la tensión se hace latente en todo momento, pero un acompañamiento sonoro algo pobre durante algunas contiendas llega a hacer bastante pesado y monótono el combate, donde a veces escucharás más fuerte los gritos y quejidos de los personajes que la propia música.

Hay una gran selección de unidades combatientes, cada una de ellas perteneciente a una facción (Bastión, Santuario, Academia, Necrópolis, Sylvan y Mazmorra) y con atributos propios.

No sólo se pegarán nuestras criaturas y el enemigo, sino que nuestro héroe tendrá la oportunidad de lanzar un hechizo, atacar o usar una habilidad por turno (y además no podrá recibir daño).

Por lo tanto, no faltarán árboles de habilidades y magias que cada héroe podrá ir desarrollando a medida que gane experiencia y suba de nivel. También podrás equiparte con distintos objetos para modificar tus atributos, algo totalmente imperativo en este tipo de juegos.

Los recursos también serán importantes, y es que habrá que hacerse con el dominio de minas, talleres y castillos para obtener materias primas que servirán no solo para comerciar, sino también para crear ítems y erigir construcciones.

Centrándonos en esto último, también habrá un menú personalizado para ir dotando a las ciudades de diferentes superficies, aunque el juego te limita a una construcción por turno/día, así que será un proceso lento y laborioso el llegar a tener una ciudad totalmente abastecida.

Por otro lado, como todo juego de rol, no podrán faltar las misiones, que desafiarán tu paciencia en algunos momentos: habrá de diversos tipos, desde recolectar cosas hasta tareas contrarreloj donde cada minuto contará.

También hablar de que si prefieres jugar con amigos, tienes habilitado un modo multijugador tanto a nivel local como online, con una capacidad de hasta 8 personas. Además, también hay otro modo individual en el que vas más por libre que siguiendo el argumento de la campaña.

Gráficamente el juego no destaca especialmente. El diseño de los personajes es bastante básico, aunque hay que admitir que sus dibujos están bastante bien.

En las secuencias iniciales se nos muestra un vídeo para contextualizar la acción, y se van representando los hechos más simbólicos como si se tratasen de vitrales, lo que les da un punto en cuanto a lo artístico, pues eso atrae mucho la atención del jugador, pero al poco tiempo se cambian a unas cinemáticas algo pobres,  donde se hacen enfoques hacia dentro, fuera o un lateral de imágenes estáticas que intentan acompañar lo que los personajes dicen. Esto hace que al cabo de muy poco tiempo este tipo de escenas se vuelvan algo tediosas, y si además se le suma que no se pueden pausar, los puntos para el juego de Limbic Entertainment descienden algo más.

Los escenarios están correctamente diseñados y en ocasiones te dejan estampas bastantes bellas. Los efectos atmosféricos están bastante logrados, cosa que no puede decirse mucho de los efectos especiales durante los combates, pues en ocasiones la estética de los ataques deja bastante que desear.

En cuanto a la banda sonora, el juego te acompaña con varias pistas conocidas de los anteriores juegos, y te anima bastante a continuar con la historia. Hay varios momentos donde la acción y la música casan bastante bien, pero todo cambia ligeramente a la hora del combate, donde como ya se ha comentado la música se oye a veces demasiado floja y eso puede hacer que el jugador no se sienta tan identificado y pueda llegar a perder el interés.

Los actores de doblaje no lo hacen nada mal, aunque hay algunos que están demasiado sobreactuados y sus personajes suenan demasiado forzados, pero tampoco resulta nada extremadamente grave.

Might and Magic Heroes: VII tiene sus puntillitas, pero la historia que te ofrece es sumamente interesante y promete entretener durante mucho tiempo. Los fans del rol gozarán de poder personalizar sus propias ciudades y regimientos, por lo que la diversión no faltará en este juego. Sí que habrá momentos de quebraderos de cabeza, pero desde luego valdrá la pena todo el esfuerzo para llegar a alcanzar el objetivo final y recuperar el equilibrio en la tierra de Ashan.

María Rosado

—————————————————————————————————

Jugabilidad: Es un juego que se ha llevado adelante bastante bien, con menús bastante intuitivos y facilitadores, aunque en algunas ocasiones se echan de menos tutoriales para los más noveles, y los tiempos de carga al iniciar el juego son demasiado largos. La exploración a lo largo del mapa resulta bastante entretenida a pesar de que en algunos momentos haya que insistir varias veces para que el personaje se mueva sin ir a trompicones ni pararse. El combate por turnos está logrado y desafiará tu capacidad de reacción y previsión, por lo que supondrá todo un reto para cualquier jugador.

Gráficos: Visualmente es bastante regular y te ofrece imágenes preciosas con unos paisajes de ensueño, aunque pierde parte de su encanto con unas cinemáticas demasiado repetitivas y limitadas en cuanto a recursos. Cada escenario tiene su propia paleta de colores y tonalidad, aportando una mayor profundidad y más dinamismo a la historia.

Duración: Las más de 60 horas de juego que te ofrece son suficientes como para tratar con bastante detalle la historia que se quiere contar, que ciertamente a nivel narrativo tiene mucho enganche. Todo esto contando que se juega la campaña, pero el modo multijugador hace de este juego uno donde las aventuras nunca faltarán.

Sonido: Te acompañará por todo el recorrido una extensa banda sonora para lograr que puedas involucrarte mucho más en la historia, con melodías animadas y otras más tensas, pero manteniendo en todo momento ese toque aventurero característico de la saga. A veces las voces de los dobladores son un poco exageradas, pero puede soportarse.

CONCLUSIONES: Might & Magic Heroes VII es un juego bastante extenso debido a la gran variedad que incluye, por lo que puede resultar un aliciente para que los jugadores se lo pasen más de una vez si quieren exprimir al máximo todo el argumento que ofrece. Con sus toques típicos del rol, habrá que prestar máxima atención a lo que se hace y organizar bien tanto tu equipo, como las criaturas que sacarás a luchar si quires salir victorioso de una pelea. A veces la experiencia de juego se ve ensombrecida a causa de las animaciones tan simples y algunos efectos especiales que dejan que desear, además que comienza demasiado repentinamente y personas que no conozcan la mecánica de la franquicia tendrán que sacarse las castañas del fuego como pueda. Sin embargo y a pesar de todo eso, el argumento principal, que se sitúa entre el MMH V y VI, consigue que puedas llegar a dejar pasar algunos pequeños detalles a corregir.

—————————————————————————————————–


Juegos relacionados:

Si te gusta Might and Magic Heroes VII también te gustará:

No te quedes sólo en el juego:

  • Un anime: Overlord.
  • Una película: Labyrinth (1986)
  • Una canción: Might and Magic Heroes VII – Necropolis Theme

¿Sabías qué…?

Los silvanos son de las razas más queridas en el mundo del rol. En Warhammer estos elfos pueden darte más de un problema si no te andas con cuidado

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar