El nuevo Mega Man

13079

La historia de los videojuegos ha dado grandes sagas. Una de ellas es Mega Man, del genio Keiji Inafune. Ahora su espíritu vuelve gracias a Mighty No. 9, un título que conserva las mecánicas que hicieron grande a este personaje con casco y lo envuelve en un apartado estético actualizado a los tiempos que corren.


Durante largo tiempo, los fans de Mega Man han esperado el regreso de uno de los personajes más carismáticos y reconocibles del mundo de los videojuegos. Su creador, Keiji Inafune, ha coqueteado en diversas ocasiones con poderle hacer volver. Finalmente lo ha hecho, pero a través de un sucesor espiritual y no de una secuela estrictamente hablando.

Nos estamos refiriendo a Mighty No. 9, nacido de un proyecto de financiación colectiva que ha vivido innumerables retrasos y que ahora, al fin, está a punto de ver la luz. En él encarnamos a Beck, un simpático robot (tremendamente similar en aspecto al mencionado Mega Man) que debe solucionar un problema a gran escala: los robots se han revelado y están sembrando el caos. Debemos detenerlos y descubrir qué ha ocurrido.

Para ello, nuestro creador, el doctor White, nos encarga la ardua tarea de recuperar a los Mighty de número anterior al nuestro; es decir, los comprendidos entre el uno y el ocho. Cada uno de estos robots tiene distintas capacidades y su captura es esencial para poner fin a la destrucción de unos futuristas Estados Unidos.

 


El programa, desarrollado por Comcept, se compone, fundamentalmente, de dos características principales. Por un lado tenemos la campaña, que se habilitará una vez hayamos finalizado el tutorial, algo que no nos llevará más de quince minutos. La parte de historia está constituida por ocho misiones, una para cada uno de los Mighty que debemos detener y recuperar, por lo que no estamos ante un apartado excesivamente extenso, al menos en una primera pasada.

Por otro lado contamos con un modo de desafíos que nos permite enfrentarnos a diferentes pruebas como superar obstáculos en el menor tiempo posible. La riqueza de esta modalidad son los límites que se nos ponen. Por ejemplo, en algunos de ellos no se nos permitirá disparar nuestra arma o efectuar nuestro efecto de propulsión hacia adelante, lo que dificulta la tarea pero también la vuelve más interesante.

En esta sección estamos ante decenas de retos distintos que nos “pican” para que sigamos intentando superar aquel que se nos resiste o mejorar el tiempo de ese que creíamos que habíamos completado a la perfección. Los marcadores de amigos y otros jugadores del mundo nos permitirán comprobar si aún podemos rebajar nuestros tiempos. A medida que vayamos aprendiendo movimientos durante la campaña se irán desbloqueando nuevos y desafiantes retos.

En el terreno jugable, Mighty No. 9 es simple pero adictivo y difícil de dominar. Contamos con algunos movimientos muy básicos, como saltar, disparar con nuestro blaster al más puro estilo Mega Man o impulsarnos con una especie de propulsador que deja tras nosotros un rastro azul. Una de las principales características jugables de lo nuevo de Keiji Inafune es que matar a nuestros robóticos enemigos no será lo que nos proporcione mayores recompensas. De este modo, debilitarlos para después “recoger su energía” mediante nuestro propulsor será la clave de la obtención de mayor puntaje.

 

A lo largo de los variados escenarios nos encontraremos todo tipo de obstáculos: robots que atacan cuerpo a cuerpo, otros que se defienden tras un escudo que hace rebotar nuestras balas, otros voladores que atacan a distancia y cualquier tipo de androide molesto y peligroso que te puedas imaginar. Los diseños son muy variados y cada nivel esconde nuevas sorpresas.

Asimismo, en este videojuego en dos dimensiones contamos con los elementos clásicos del género: escaleras que podemos subir y bajar, cornisas a las que solo podemos llegar ascendiendo poco a poco y agarrándonos o pisos inferiores a los que tenemos que descolgarnos. En resumen, un plataformeo rico y variado que nos obligará a hacer uso de nuestros recursos (especialmente el propulsor) para llegar a las zonas más complicadas evitando a los enemigos que traten de derribarnos.

Cada nivel, como no podía ser de otro modo en un juego de este tipo, cuenta con un jefe final. Para derrotarlos será esencial hacer uso de nuestro amado propulsor atrapa-energía, aunque poco a poco iremos consiguiendo nuevas herramientas de ataque que, además, podremos ir mejorando para acabar con todo lo que salga a nuestro paso. Claro está, no te desvelaremos de qué se trata para que lo descubras todo por ti solo, pero son armas de lo más novedosas y visualmente muy atractivas.

A lo largo de cada fase también encontraremos diversos pop ups o mejoras que, precisamente, nos otorgarán algunas cualidades extra que nos servirán durante un breve periodo de tiempo. Entre ellas se encuentran una bonificación a nuestra velocidad, a nuestro salto o a la potencia de nuestro blaster. Además también hallaremos botiquines que nos permitirán recuperar parte de nuestra barra de vida perdida.

El videojuego, enfocado específicamente para los amantes de los juegos de acción y plataformas de los 8 bits cuenta con algunas características concretas para mejorar y hacer más retro la experiencia. En primer lugar, en Mighty No. 9 disponemos de vidas que perdemos cada vez que morimos. Una vez las hemos perdido todas tendremos que reiniciar la fase que nos las ha arrebatado y no podremos continuar en el último punto de control. El título nos permite seleccionar el número de vidas con el que queremos comenzar nuestra andadura. Cabe tener en cuenta que lo largo de los niveles también encontraremos vidas extra.

Otro de los puntos característicos para hacer la experiencia de Mighty No. 9 todavía más retro es la posibilidad de convertir la música en una de 8 bits, por lo que nos parecerá estar viajando al pasado. La música rinde a buen nivel, pero, lamentablemente, gráficamente el programa de Keiji Inafune está lejos de lo demostrado en capturas pasadas y presenta un aspecto muy básico, si bien cumple en lo estético. Asimismo, en las secuencias que podríamos denominar cinemáticas el acabado de los personajes es muy pobre y estos ni siquiera abren la boca al hablar.

Mighty No. 9 aparecerá el próximo 24 de junio en muy diversas plataformas, tanto de nueva como de antigua generación y es lo que los fans de Mega Man y los videojuegos de plataformas clásicos estaban esperando.

Joel Castillo

 

Jugabilidad: Es el punto fuerte de esta aventura plataformera en dos dimensiones. La velocidad con la que podemos saltar, disparar y propulsarnos para acabar con los enemigos que inundarán la pantalla es clave para poder sortear los peligros, que se nos presentarán de formas completamente inimaginables.

Gráficos: Aunque estéticamente cumple su cometido, el acabado gráfico de Mighty No. 9 no está a la altura de lo que se había visto en materiales promocionales del título. Especialmente en las secuencias cinemáticas el juego hace gala de carencias muy importantes.

Sonido: Los adecuados efectos de sonido, muy en la línea de la estética retro que se quiere lograr, se suman a una banda sonora simple pero pegadiza. Tenemos la opción de convertir el tema principal del menú en uno de 8 bits. Un puntazo.

Duración: La campaña no es excesivamente extensa, aunque siempre podemos rejugarla para mejorar nuestra puntuación y revivir las aventuras de Beck y el resto de Mightys. Asimismo, el modo Desafíos nos plantea retos que consumirán muchas horas.

Historia: Superficial e irrelevante. Es una mera excusa para dar comienzo a la acción y se mantiene en un segundo plano que, en ocasiones, trata de hacerse notar de más.

Conclusión: Mighty No. 9 es el sucesor espiritual de Mega Man, no cabe ninguna duda. Lo nuevo de Inafune comparte numerosas características con la mítica saga, aunque peca de falta de personalidad. Pese a que es divertido y difícil de dominar, el pobre apartado estético y la poca variedad de situaciones en pantalla lastran un tanto la experiencia.

 

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Mega Man
Legacy Collection


Beck, protagonista del juego, es muy similar en apariencia a Mega Man.

 

Nacho Castañón

Editor y PR en Andro4all. Licenciado en Periodismo y Comunicación Integral. Formado en El Referente, Agencia Colpisa y AlfaBetaJuega, y escribiendo sobre el mundo de la tecnología, videojuegos y deporte desde 2013. Mi perfil en LinkedIn.
Cerrar