La ciudad de cristal se resquebraja

12535

Hemos tenido que esperar ocho años, pero finalmente tenemos a Faith de regreso en nuestras consolas. No obstante, aquí veremos a una Faith más joven e inexperta, tratando de hacer un cambio en Glass y saldar su deuda con Dogen. Mirror's Edge Catalyst llega para hacernos volver a sentir adrenalina.

Primero de todo hay que destacar que Mirror’s Edge Catalyst no se trata de una secuela sino de una precuela del videojuego de 2008. Además, esta nueva entrega sigue después de lo sucedido en los cómics Mirror’s Edge: Exordium, que tienen un total de seis números. Te invitamos a leerlos, pero aquí te dejamos también un breve resumen para contextualizarte.

Faith es una joven temeraria que se gana la vida como runner. Recorre la gran ciudad de Mirror’s Edge con un parkour habilidoso y llevando a cabo negocios que se le piden. Ella perdió a su madre, su padre y su hermana en una sangrienta revolución, y no quiere que este suceso quede impune.

En una de sus incursiones, Faith termina viéndose perseguida por los agentes de KrugerSec. Intentando huir interrumpe un encuentro clandestino entre dos bandas, siendo una de ellas la que está al servicio del capo del crimen: Dogen. Este hecho no pasa desapercibido y Faith termina siendo arrastrada ante el magnate para que sufra las consecuencias de su acto. Su sorpresa llega cuando descubre que el hombre tiene cierta pieza de arte, la última obra creada por su madre. Faith trata de recuperarlo a toda costa, incluso si eso significa trabajar para Dogen.

A causa de esto, la lealtad de la chica queda dividida entre el código de honor de los runners y el respeto que siente hacia Noah, su amigo y padre adoptivo; y Dogen, el hombre que puede darle el único recuerdo tangible de su madre si salda su deuda con él.

Sus negocios con Dogen la llevan a tener que robar a su propia amiga Celeste una vacuna. Esta inyección puede tener la cura para el cáncer de la hermana de Celeste, y Faith termina viéndose un gran dilema ya que haciendo esto rompería definitivamente todo lazo con los runners. Finalmente, termina haciéndolo pero al ser perseguida por su amiga acaba llamando demasiado la atención de KrugerSec. Faith, arrepentida por sus actos y por haber apartado de su lado a las personas más importantes para ella, le devuelve a Celeste la vacuna, la ayuda a que escape y deja que los agentes de KrugerSec la atrapen en su lugar.

Han pasado dos años y Faith es liberada del reformatorio. El mundo no ha cambiado mucho y todavía se puede apreciar la gran división social de Glass. Nada más salir, es recibida por un extraño runner llamado Ícarus. Él será su pasaje de vuelta a su antigua vida y volverá a ver a viejos amigos como Noah, Celeste y Birdman, pero todavía tiene pendiente una deuda con Dogen… y él no es de los que perdonan.

Faith tendrá que hacer misiones para intentar acabar con el Conglomerado así como buscar la manera de compensar una deuda que lleva alargándose dos años. 

 

Nada más comenzar con el juego ya se te remarca que para salir del radar, Faith debe volver a las alturas. Por ello, se le entrega el Beat, un enlace tecnológicamente avanzado que le permite visualizar el mapa y los recorridos del resto de runners. Al igual que en el videojuego anterior, a la hora de movernos por la ciudad de cristal tendremos diversas vías a elegir, aunque habrá una destacada que se nos mostrará a partir de una senda y objetos marcados con el color rojo.

Uno de los aspectos más interesantes de Mirror’s Edge Catalyst es que no presenta una linealidad tan acusada como su anterior entrega, sino que aquí da mucha importancia al libre albedrío. Si bien la historia sigue una única dirección, podrás moverte por la ciudad todo cuanto quieras y realizar la multitud de actividades que te proponen.

Ya que hemos comenzado hablándote de la ciudad, es importante ir comentándote los elementos que te puedes encontrar. Como hemos dicho, en Catalyst encontramos un mundo abierto repleto de cosas por hacer. Eso sí, a medida que vayas avanzando en la historia se te irán desbloqueando los diferentes sectores de la ciudad y sus eventos característicos (como dato interesante, podrás ver la cantidad de población que vive en ese barrio y su posición económica).

En primer lugar cabe hablar de las misiones. La historia tendrá lugar en las misiones principales, que se verán en el mapa con un rombo con el relleno blanco. Adicionalmente, tendrás una serie de misiones secundarias (un rombo con relleno rojo) que podrás hacer para ahondar más en según qué tramas, además de que te desbloquean más localizaciones.

En segundo lugar está el apartado de seguridad. Debido al estilo de vida de Faith, es normal que requiera de una serie de refugios a los que acudir para hablar con sus contactos o huir de los agentes de KrugerSec. Por lo tanto, encontrarás repartidos a lo largo del mapa toda una serie de refugios a los que podrás acudir. Tras eso encontramos las redes de nodos, que si hackeamos nos permiten poder realizar viajes rápidos a dichos refugios y el ahorrarnos todo el camino de parkour. En tercera instancia están los centros de seguridad, lugares custodiados por KrugerSec que podrás tomar para mermar la vigilancia de la ciudad. No será tarea fácil porque una vez que te adentres ahí, llamarás la atención de los agentes de seguridad y te tocará correr a más no poder para desaparecer de su vista. Estos tres apartados se simbolizan con una casa, una estrella de 4 puntas y un símbolo de seguridad respectivamente.

Seguidamente encontramos el apartado correspondiente a los objetivos de runner. Este es el apartado más de entretenimiento de Mirror’s Edge Catalyst, ya que aquí harás toda una serie de actividades que van al margen de la historia. Por un lado tendrás disponibles toda una serie de carreras con las que hacer tu mejor tiempo, y por otro se te marcarán una serie de vallas publicitarias que podrás hackear para “desvelar a la sociedad la verdadera cara de KrugerSec”. También tendrás disponibles dos tipos de misiones breves: las de entregas de objetos frágiles (deberás cruzarte la ciudad a contrarreloj para entregarle a alguien un objeto determinado) y las de distracción (donde deberás ayudar a otros compañeros distrayendo a los agentes de KrugerSec con un cierto límite de tiempo). El quinto elemento del apartado de objetivos es el kit de runner. Esto son unos paquetes que vas desbloqueando a medida que consigues logros o realizar misiones, y que incluyen contenido para personalizar tu insignia de runner o tu eco (la silueta de tu personaje que podrán ver otros jugadores).

Por último, encontramos el apartado social, y es que Mirror’s Edge Catalyst ha querido apostar por la interacción de los jugadores aunque no sea propiciando un verdadero multijugador. Mientras tú estés en partida, a lo largo del mapa podrás ver cómo se mueven los avatares de tus amigos que también estén en el juego, y podrás interactuar con ellos de dos maneras: a través de pruebas de tiempo (donde deberás ser el más rápido al superar un circuito puesto por otros jugadores) y las balizas (una señales que los jugadores visualizarán en sus mapas y que sirven más que nada para indicar que “has pasado por ahí”. Si tocas una baliza, tu nombre pasará a formar parte de una lista y el jugador que la haya puesto podrá comprobar quiénes han interactuado con ella).

Todo esto no será lo único que puedas encontrar en la ciudad, ya que podrás liberar a otros runners de KrugerSec en eventos puntuales, y coleccionar toda una serie de objetos que te ayudarán a rellenar los huecos de la historia (con grabaciones, documentos, chips electrónicos que te ayudan a ganar experiencia…). Puede que te preguntes para qué sirve todo esto, y la respuesta es que podrás ganar experiencia y ganar puntos de habilidad, que te permitirá desbloquear una serie de atributos para Faith.

Al igual que otros videojuegos, deberás navegar por una serie de árboles de habilidad de tres tipos: de movimiento, de combate y de equipamiento. Aquí tendrás una serie de capacitaciones bastante útiles durante tu jugabilidad que podrás desbloquear a través de estos puntos de habilidad, aunque habrá algunas que no podrás tener hasta pasarte ciertas misiones. Con los tres tipos de habilidades no solo aumentarás la cantidad de herramientas que tendrá Faith sino que añadirás variabilidad a sus ataques y su capacidad de moverse por la ciudad de Glass.

Adentrándonos en el combate, cabe comentar en primera instancia que Faith únicamente hará uso de sus puños, piernas… y el entorno. No tendrá necesidad alguna de coger armas, pues su impresionante dominio del cuerpo a cuerpo bastará para derribar a los agentes de KrugerSec. Tendrás a tu disposición ataques tanto débiles como fuertes, y estos podrás combinarlos con el parkour para formar todo un repertorio de ataques que tus enemigos no se esperarán. Aquí la Inteligencia Artificial tratará en todo momento de predecir tus movimientos, por lo que verás que durante una huida unos se pondrán delante de ti para cortarte el paso, y también repelerán tus ataques si haces dos iguales seguidos. A pesar de esto, a veces te puedes aprovechar de sus movimientos un tanto torpes para contraatacar, y es que hay ocasiones en las que más que objetivos a los que derrotar, los agentes parecen más bien marionetas que pululan sin vida. Así pues, y dejando de lado estas desventajas, deberás combinar diversidad de estrategias para llegar a acabar con ellos (interacción con objetos del entorno incluida).

 

Deberás tener muy en cuenta el tipo de enemigo al que te enfrentas, pues KrugerSec posee varios escuadrones: mientras que con los guardianes y los protectores no tendrás especialmente problemas, hay otros más especializados como los centinelas que deberás estudiar con cautela. Aquí es fundamental el buen uso de tácticas de esquivar y atacar en el momento adecuado, o de lo contrario serás una presa fácil para ellos. También te verás las caras con distintos tipos de drones, por lo que no descartes que vayas a tener amenazas tanto desde tierra como desde el aire.

El hecho de que Faith presente un gran repertorio de ataques es ideal para que cada jugador encuentre su combinación preferida, aunque como ya se vio en el anterior Mirror’s Edge, la jugabilidad es algo complicada de dominar. Al inicio se te presentará un tutorial de los comandos más básicos, pero aun así cuesta algo el llegar a moverte con fluidez por la ciudad sin sufrir resbalones fortuitos y muchas caídas al vacío (si caes desde una gran distancia puedes morir). A lo largo del juego perfeccionarás tu técnica de salto, de agarre a las escaleras y maniobrar con las tuberías y tirolinas, pero no descartes que haya pequeños fragmentos en los que quedes atascado porque cierto movimiento no sale como debería.

Con Mirror’s Edge Catalyst hay que practicar mucho los comandos con tal de que no te fastidien una misión principal. Un consejo: cuando hagas un salto de considerable distancia, pongamos que de un edificio a otro, nunca olvides amortiguar el aterrizaje o Faith podrá sufrir daño y quedarse unos segundos en el suelo, lo que entorpece su avance y puede jugar en tu contra.

Otra técnica que debes conocer y que es muy importante es la de la concentración. A medida que corras y vayas realizando saltos y esquivando objetos, se te irá rellenando un medidor de concentración. Esto hace a Faith prácticamente intocable, ya que le permite esquivar balas con una mayor facilidad y apartar a los enemigos que se pongan por delante sin entretenerse. No obstante, si te detienes el medidor se vaciará y serás vulnerable al enemigo.

Faith también contará con toda una serie de objetos que le permitirán cruzar Glass con mayor facilidad, como el gancho MAG, con el que podrá lanzar una cuerda y cubrir largas distancias. Complementariamente, el Disruptor hará que puedas hackear sistemas de seguridad.

Mirror’s Edge Catalyst, tal y como hemos comentado en líneas anteriores, contiene un multijugador asincrónico pero esta no es la única novedad. Desde DICE han pretendido que el videojuego no se quede tan solo en tus consolas sino que también puedas disfrutar de él, en cierta manera, a través de otros dispositivos electrónicos como los teléfonos móviles.

¿Cómo? Pues habilitando una página web en la que puedes consultar el mapa de tu partida y personalizar tu insignia de runner, para que así puedas tener tu propio sello identificativo. Gracias al contenido de los kits de runner podrás ir moldeando tu propia identificación, y por ejemplo cuando hackees pantallas o vallas publicitarias, éstas mostrarán tu insignia y se verán en las partidas de tus amigos.

La interfaz que muestra el portal web es idéntica a la del juego, por lo que no requerirá esfuerzos adicionales. A un lado se te mostrará el progreso en la historia y podrás navegar por las misiones que hayas hecho. En el centro verás las estadísticas del mundo, donde figurará la cantidad de coleccionables que has reunido y las misiones de runner que hayas hecho. La tercera esfera te mostrará la división a la que perteneces, que hará referencia a tu posición global en eventos como las carreras. Otras opciones que podrás ver serán la conexión de tus amigos, los retos creados por ti o el resto de jugadores y los marcadores que hayas puesto.

 

Adentrándonos ya en el aspecto gráfico, Mirror’s Edge Catalyst te proporciona unas vistas desde las alturas impresionantes en según qué puntos, donde puedes obtener todo un skyline de los edificios que caracterizan a la ciudad de Glass. Los interiores están bien cuidados para que el jugador sienta realmente que está dentro de unas oficinas o centros de alta seguridad, y predominan los colores blanco y amarillo. Por supuesto, el rojo es una vez más el color “runner” y marcará tu ruta, aunque si te molesta demasiado siempre puedes desconectar la visión runner y disfrutar del entorno al natural.

A pesar de todo esto, el videojuego a veces sufre algunos bajones de calidad, donde desaparecen objetos repentinamente o los personajes sufren intermitentes cambios que hacen que no se les vean con tanto detalles. Poniéndonos más puntillosos, si encuentras una superficie que se refleja y te miras en ella mientras Faith habla, verás que no mueve la boca, aspecto que puede no ser vital pero sí que llama la atención. No obstante, estos hechos suceden en contadas ocasiones y tampoco llegan a resultar un problema que impida que puedas jugar. 

Cada personaje tiene su propio estilo, pero todos ellos cumplen con una serie de características que dejan entrever su posición: los runners llevarán vestimentas más cómodas y predominarán los guantes y las capuchas, así como su forma de hablar será algo menos amanerada. Las personas de clase alta, que te encontrarás sobre todo en misiones de entrega, se distinguirán perfectamente por sus trajes y su bien cuidada estética. Los agentes de KrugerSec serán instantáneamente identificables y todos ellos te tratarán de parásito, lo que hace que no te sientas tan mal cuando los derribas. 

La noche en Mirror’s Edge Catalyst es fantástica, con toda una explosión de color que sale de las ventanas de los edificios y hace que quieras tomar varias fotografías. Definitivamente, hacer parkour bien entrada la noche será todo un gusto.

Si eres de los que prefiere un videojuego doblado y subtitulado, con el título de DICE estarás satisfecho, ya que viene totalmente al castellano. La música te acompaña prácticamente en todo momento, y sabe adaptarse a cada una de las situaciones. Lo único malo, o bueno dependiendo del punto de vista, es que cuando corres te puedes llegar a concentrar tanto que sufres el riesgo de no escuchar la música.

Mirror’s Edge Catalyst llegará el 9 de junio para PlayStation 4, Xbox One y PC. Prepara tus deportivas, joven runner, porque se viene una intrepidante aventura que te dejará con ganas de probar el parkour real.

María Rosado

 

Jugabilidad: Presenta las complejidades propias del título, donde debes ir aprendiendo a cómo manipular todos los objetos de tu entorno y dominar las mecánicas básicas de combate. Puede llegar a frustrar cuando las cosas no salen, pero poco a poco vas puliendo las técnicas. Eso sí, hay que ir con mucho cuidado porque un impulso hecho demasiado cerca del borde de un edificio o un mal salto puede acabar contigo. Como crítica destacamos que las pantallas de carga pueden llegar a resultar algo largas, pero por lo demás todo marcha perfectamente. Los movimientos de Faith son increíbles, aunque los de los enemigos no parecen tan pulidos.

Duración: La historia principal no dura excesivamente si eres capaz de pasártelo todo a la primera, pero con las misiones secundarias y todos los coleccionables aumentan bastante las horas de juego.

Gráficos: Salvo las pequeñas caídas de calidad, Mirror’s Edge Catalyst se ve bastante bien. No es un título con una estética hiperrealista, pero es muy agradable a la vista y la ciudad de Glass se ve fantástica desde las alturas.

Música: No destaca especialmente, pero te acompaña durante todo el juego y hace que te metas más todavía en el papel de Faith.

Conclusión: Han sido varios años de espera, pero ha valido la pena conocer un poco más los inicios de la heroína en la que se convierte Faith, aunque sea por lo menos para contentar a aquellos jugadores ávidos de una nueva entrega. Su historia puede resultar algo inconexa si no has leídos los cómics, por lo que volvemos a recomendar su lectura previa al juego. A veces da la sensación de que la historia avanza a trompicones y no tiene tanta consistencia como su antecesor, pero ver cómo intenta saldar su deuda con Dogen permite conocer un poco más las rumiaciones de Faith. Su argumento poco a poco irá dejándote con ganas de más, y en cuanto te des cuenta ya lo habrás terminado. Si te gustan los videojuegos de darte largos paseos, disfrutar de las vistas y unas dosis de acción en las que deberás usar la estrategia y tu creatividad a la hora de atacar, Mirror’s Edge Catalyst es para ti.

 

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Mirror's Edge

Uno de los mensajes que aparecen en la pantalla de carga hace referencia a un videojuego. ¡A ver si lo encuentras y adivinas a qué título se refiere! .

Publicaciones relacionadas

Cerrar