Los autos locos

¿Qué surgiría si uniésemos la jugabilidad desenfadada de Mario Kart y las opciones de personalización de LittleBigPlanet? La respuesta es sencilla, y se llama Modnation Racers.

Si dijéramos que esta nueva serie de Sony es algo así como un LittleBigPlanet sobre ruedas no andaríamos muy desencaminados, la verdad. No en vano, el innovador plataformas de la familia PlayStation ha creado una nueva manera de entender los videojuegos basada en crear, jugar y compartir. Una fórmula de la que se aprovecha este juego de coches, apto para toda la familia y un grupo de usuarios muy diverso.

A toda pastilla

Desde los tiempos de PSOne y el alocado Crash Team Racing no veíamos en las consolas de Sony una alternativa más que evidente al clásico Mario Kart. Pero en esta ocasión la propuesta está clara. Estamos ante un desenfadado juego de karts que bebe directamente del clásico de Nintendo, título que lleva dando guerra desde los tiempos de Super Nintendo. Es decir, que durante cada carrera de Modnation Racers encontramos adelantamientos constantes, ítems, derrapes, armas… y todo desde un punto de vista más cercano al arcade y los dibujos animados que a cualquier otra cosa. La simulación brilla por su ausencia.

De hecho, todas las locuras que cabría esperar en un lanzamiento de este tipo se dan puntualmente en Modnation Racers, desde la posibilidad de ir sumando distintos cofres para así aumentar la potencia de nuestros ítems, hasta la de contar con habilidades especiales como crear un escudo defensivo o envestir a los rivales. Eso sí, solo es posible emplear dichas ventajas durante un tiempo determinado y después de haber rellenado previamente una barra de energía (ya sea adelantando, derrapando o llevando a cabo tareas de este tipo). Locuras que hacen que cada carrera resulte emocionante y dinámica a más no poder.

Pero la verdadera gracia de Modnation Racers está, más allá de su campaña individual o modo historia, en poder personalizarlo todo (o crearlo, depende de cómo se mire). Tanto la ropa, el aspecto y la cara de todos los pilotos como las características principales de los coches, todos sus diseños dependen de nosotros. Y lo mismo sucede con los circuitos. Estos los podemos crear desde cero utilizando todas las herramientas que los programadores ponen a nuestra disposición y que no tienen límites. En serio, cualquier cosa que hayamos visto durante el modo principal lo podemos recrear como a nosotros nos dé la gana; y luego compartirlo, claro. Los únicos límites los pone nuestra imaginación.

Así pues, Modnation Racers no solo es un juego de velocidad tan adictivo y simpático como Mario Kart (aunque sin alcanzar su gran carisma, todo sea dicho), sino que también nos permite utilizarlo como un gran ejercicio de creatividad. Es decir, que el título posee la misma mentalidad que la contemplada en el ya célebre LittleBigPlanet, pero enfocada a carreras de karts y no a plataformas. ¡Además su duración es casi eterna!

Cerrar