Cazadores portátiles

El conocido éxito portátil de Capcom sigue adelante con una entrega que llega a PSP en exclusiva. Prepárate para adentrarte de nuevo en el peligroso mundo de la caza de monstruos.

Hablar de PSP es hacerlo de Monster Hunter, y viceversa. Una serie que está batiendo todos los récords habidos y por haber en la portátil de Sony, especialmente en territorio japonés, y que ha causado sensación en todo el mundo. ¿Su secreto? Una jugabilidad profunda, progresiva y envolvente sólo apta para jugones pacientes y comprometidos.

Entramos en acción

Monster Hunter Freedom Unite empieza casi igual que las anteriores entregas de la saga. Es decir, primero de todo tenemos que editar a nuestro cazador, decidiendo su sexo, aspecto y atributos básicos. Después y ya en nuestro poblado inicial, pasamos a aprender el tipo de guerrero que podemos ser y a conocer a la gente. De hecho es esta misma gente la que nos va mandando tareas con las que ir conociendo el mundo que nos rodea.

Gracias a dichas misiones podemos ir cazando diferentes criaturas que, a su vez, nos permiten ganar elementos para mejorar nuestro arsenal y atuendo, y así poder ir derrotando monstruos cada vez más fuertes. Esto otorga al juego un estilo progresivo que, para qué engañarnos, engancha. Y es que lo adictivo que resulta, sobre todo pasados los primeros y lentos minutos, es el gran secreto que esconde este UMD, por lo que ha conseguido convertirse en un auténtico fenómeno.

Por lo demás, Monster Hunter Freedom Unite sigue mostrando un desarrollo difícil que requiere paciencia absoluta. Lejos de ser un título de acción más, el juego de Capcom requiere mucha concentración a la hora de enfrentarnos a los monstruos que son nuestros objetivos. En el caso de los más poderosos y  grandes de todos resulta imprescindible desarrollar una estrategia y obrar con sumo cuidado. Pero, claro, no sólo de cazar vive el hombre. En Monster Hunter Freedom Unite también hay que cumplir otro tipo de misiones, como buscar y reunir algunas sustancias naturales o capturar a criaturas vivas. Pero ni siquiera estas misiones son sencillas.

Además, el juego ofrece la posibilidad de compartir la caza con hasta tres amigos, algo que resulta de muchísima ayuda a la hora de combatir con ciertas bestias. Es más, superar algunas misiones es prácticamente imposible si no nos echa un cable algún que otro amigo.

Por último, decir que el apartado gráfico del UMD luce a un gran nivel, especialmente teniendo en cuenta el tamaño y alto grado de detalles de los escenarios y, cómo no, el aspecto de las criaturas.

Cerrar