¡Inaugurado el coto de caza de monstruos!

13322

Monster Hunter Generations llega algo más tarde a nuestro territorio, pero esto no quita que sea un título muy esperado por los jugadores de Nintendo 3DS. La saga de caza de monstruos regresa con la misma fórmula pero con ciertos retoques que le aportan una mayor frescura.

Si quieres disfrutar de horas y horas de diversión, no puedes dejar pasar esta oportunidad. Solo o acompañado, este videojuego tiene muchos de los elementos fundamentales para convertirse en un título que te enganchará a más no poder. 

 

Monster Hunter Generations nos proporciona bastantes horas de diversión a todos aquellos amantes del género. No obstante, no resulta tan fácil dominar sus mecánicas. Aquellos ya familiarizados con el juego presentarán una mayor facilidad, mientras que los novicios deberán pasar un par de horas practicando y dando vueltas para ver qué debe hacer en este juego. Desde un primer momento se te da la opción de pasar a jugar directamente o disfrutar de un tutorial, para que todos los jugadores partan del nivel que consideran.

Primero de todo tendrás que crearte un personaje, que podrás amoldar a tus gustos. Una vez que ya tengas a tu alter ego, pasarás a elegir tu estilo de caza entre varios disponibles: gremio, ariete, aéreo y sombra. Cada uno de ellos tiene sus propias características como por ejemplo la utilización de combos aéreos, y presentan una mayor o menor dificultad para dominarlo. Derivado de estos estilos podrás hacer uso de unas técnicas u otras. También podrás equiparte con un arma a elegir entre gran multitud como grandes espadas, cornamusas, martillos, ballestas, lanzas…

Lo bueno es que aunque en un primer momento debas hacer estas elecciones, podrás cambiar la configuración a lo largo del juego. Lo mismo ocurre con tu equipo, que será fundamental mejorar si quieres avanzar en el juego. Para ello podrás o bien comprar partes de armadura o bien reunir los materiales necesarios y fabricarlos por ti mismo.

En Monster Hunter Generations encontrarás precisamente gran multitud de espacios para hacer todo tipo de acciones: comprar o vender objetos, mejorar armadura, informarte sobre las técnicas, una casa donde guardar el progreso y meter tus cosas en un baúl…

Al principio del juego tienes dos lugares desbloqueados: el pueblo de Bherna y el Campamento. El primero se podría considerar tu nuevo hogar, y aquí deberás ir ayudando a sus habitantes. Entre los espacios más importantes tenemos el rancho, donde podrás contratar a camaradas Felyne que te ayudarán en combate. Podrás buscarlo según unas características que especifiques o mirar los que te ofrece la Miauestra. Sea como sea, deberás pagar un precio así que tocará que tengas dinero. Por otro lado, aquí podrás cambiar del modo cazador al gatador, donde pasas a controlar un gato. Este es un modo bastante recomendado para los nuevos en Monster Hunter, ya que tiene varias vidas y no necesitas por ejemplo de picos para extraer materiales.

Podrás tener un total de dos camaradas, pero deberás ir con cuidado porque en el combate podrías herirles, motivo que hace que más que una ayuda puedan llegar a resultar una molestia.

La Wycademia es un espacio más dedicado al modo online, en el que podrás reunirte con otros jugadores pasra ir superando misiones, peor también tendrás la posibilidad de jugar offline si lo prefieres. Tanto si quieres realizar misiones en Bherna como en la Wycademia, tendrás a tu disposición toda una serie de misiones ajustadas a tu nivel. A medida que vayas recibiendo más experiencia, podrás elegir entre muchas más misiones. Destacan sobre todo de dos tipos: de recogida, donde tendrás total libertad de exploración con un límite de tiempo de 50 minutos y tan solo deberás reunir unos materiales, y de caza, donde la cosa se complica. Este segundo tipo de misiones se hace difícil al inicio del juego, ya que se te pide que caces a una serie de monstruos. Las criaturas pueden ser pacíficas o agresivas, y cada una tiene sus propios atributos, por lo que deberás buscar las que se te especifican. Normalmente las pequeñas no resultan tan difíciles de cazar, pero en ocasiones se te pedirá que te hagas con algunas que harán de la misión todo un reto, lo que incentiva el que debas contar con la ayuda de otros cazadores. Aquí también tendrás un límite de tiempo de 50 minutos. Tanto en uno como en otro, si tu barra de vida llega a cero te desmayarás y volverás al punto inicial de la misión.

Las misiones se darán por cumplidas si depositas en un baúl específico los materiales que se te piden o si cazas ciertos monstruos. A cambio recibirás varias recompensas, pero si quieres aumentar los objetos recibidos te recomendamos que cumplas también los objetivos secundarios. Eso sí, deposita primero los materiales del objetivo secundario y luego los del principal, o de lo contrario puede que no te dé tiempo.

Durante las misiones podrás interactuar con dos personajes: el Abuelo Verdurita, un señor muy generoso que te dará ítems útiles cada vez que hables con él (ojo, no seas avaricioso porque llegado un momento deja de entregarte cosas), y Vagabundo Jack, que enviará directamente a tu casa los objetos que le entregues. Hay que usar sabiamente esto, ya que tan solo podrás realizarlo una sola vez. En misiones donde tu inventario de llena rápidamente es fundamental el entregarle lo máximo posible a este personaje, ya que te permitirá volver y recolectar más cosas.

 

Monster Hunter Generations no solo es un videojuego en el que cazar monstruos, pese a que la idea principal es esa. También podrás pasar un buen rato capturando insectos y pescando, para lo que necesitarás las herramientas adecuadas. De hecho, tienes a tu alcance un amplio abanico de ítems a usar como el pico para extraer los minerales y las trampas para herir a los monstruos, pero también contarás con las típicas medicinas y bolas de pintura, que servirán como un rudimentario método de seguimiento de las criaturas. Sea como sea, si te ves en mitad de un combate deberás vigilar en todo momento tu nivel de vida y los objetos que tienes, ya que podrían salvarte. Tu arma irá perdiendo fuerza cada cierto tiempo, así que es obligatorio tener a mano bastantes piedras de afilar. Los medicamentos y las bayas curativas son importantes para recuperar puntos de salud, pero lo mejor es usar comida cocinada. Cuando caces podrás conseguir comida cruda, y deberás cocinarla y procurar que no se queme para recibir más curación. Secundariamente, en las aldeas podrás gastar vales o comprar platos cocinados con salsas a elegir, lo que mejorará tus atributos. Los puntos de la Wycademia que recibas al cumplir misiones también te servirán para mejorar tus atributos, pero úsalos con cabeza porque se gastan en un santiamén.

En sí, el videojuego está plagado de buenas experiencias, pero se echa de menos el desarrollo de una historia específica. No obstante, las horas de diversión que ofrece a falta de un argumento se agradecen, y pueden ampliarse con peticiones que te hagan los habitantes de las aldeas o misiones que puedes descargarte online. En el título deberás tener muy en cuenta muchos otros puntos, pero los irás conociendo a medida que vayas avanzando. Lo más recomendable es asegurarte de dominar los estilos de caza y las técnicas y luego experimentar.

A nivel gráfico, Monster Hunter Generations presenta un diseño fantástico de los monstruos. Los escenarios están muy bien cuidados y saben transmitir la sensación de encontrarse en un mundo fantástico donde la verdadera reina es la naturaleza. Algunas texturas descuadran un poco ya que no se ven naturales sino más bien como algo que han pegado ahí, pero nada de lo que preocuparse.

El sonido es interesante, ya que la música aparece en puntos muy específicos y ayuda a que el jugador no termine harto. Saltará sobre todo en aldeas o en combates, pero durante la exploración podrás escuchar detalles como el rumor del viento, el sonido de los arbustos al moverse cuando pasas por ellos, y el incesante maullido de tus camaradas. El videojuego está subtitulado al español, pero sus personajes no hablan sino que sueltan ciertos sonidos sueltos en japonés.

Monster Hunter Generations es un título obligatorio para los fans de la saga, y para los que decidan animarse por primera vez les recomendamos que no se estresen demasiado y primero vayan yendo de más fácil a más complicado. Lo fundamental es ir recolectando materiales y hacerse un buen equipo a partir de ellos. Una vez hecho esto, podrás ir a por los monstruos más grandes.

María Rosado

Jugabilidad: Si eres primerizo se te hace algo difícil, pero el videojuego te proporciona varias facilidades para ayudarte como el modo gatador y un extenso tutorial sobre las técnicas de caza y las habilidades.

Duración: Nos atreveríamos a decir que, en conjunto, es prácticamente ilimitado. Si bien las misiones del juego pueden terminar en un momento dado, hay muchísimo contenido descargable que con toda probabilidad irá expandiéndose.

Gráficos: El diseño de los monstruos es magnífico y lo que más destaca. Podemos identificar ciertos aspectos de dinosaurios reales, pero muchos de ellos son creaciones propias muy bien ideadas y con unas habilidades inimaginables. Los ciclos día/noche son acertadísimos y es fantástico ver cómo por las noches hay lluvia de estrellas.

Sonido: Se agradece que la música aparezca en puntos donde más pueda casar, ya que estar escuchando canciones constantemente impediría el poder prestar atención a nuestro entorno.

Conclusión: Monster Hunter Generations es un muy buen juego para mantenerse jugando horas y horas, aunque puede llegar a resultar frustrante el fracasar en las misiones de caza. Aun así, poco a poco veremos cómo nuestros esfuerzos dan sus frutos. 

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Toda la saga Monster Hunter

No olvides dar amor a las ovejas Moofah. ¡Te dan lana!

Nacho Castañón

Editor y PR en Andro4all. Licenciado en Periodismo y Comunicación Integral. Formado en El Referente, Agencia Colpisa y AlfaBetaJuega, y escribiendo sobre el mundo de la tecnología, videojuegos y deporte desde 2013. Mi perfil en LinkedIn.

Publicaciones relacionadas

Cerrar