Análisis de Monster Hunter Stories – Cambiamos la caza por la crianza

Si hace unos años te hablaban de Monster Hunter es muy probable que no conocieses nada de la serie de videojuegos creada por Capcom, pero poco a poco ha logrado crearse un hueco importante en Europa y más concretamente en España. Esto en gran medida es gracias a la distribución y localización que Nintendo está realizando con los juegos que nos llegan por estos lares, aunque su demora respecto a sus lanzamientos en Japón es todavía un tema a mejorar. Sin ir más lejos Monster Hunter Stories lleva en Japón un año a la venta en Japón y aquí va a llegar en breve.

Quien ha disfrutado de alguno de los Monster Hunter que han llegado a Nintendo 3DS durante los años conocerá la serie y sabrá que en términos generales es un título de caza de monstruos con un fuerte componente online. Pues bien, este spinoff rompe con los moldes de lo conocido hasta la fecha en la serie y presenta una experiencia con muchos toques de RPG que incluso tienen ciertas similitudes y propuestas que recuerdan a juegos como Pokémon o Yo-Kai Watch.

Que estemos ante un spinoff de Monster Hunter no quiere decir que todo lo que conocemos de la serie vaya a desaparecer, ni mucho menos, pero sí hay un cambio realmente significativo en la razón de ser del título. En Monster Hunter Stories no nos ponemos en la piel de un cazador y en su lugar controlamos a un joven Rider con el que vamos a aprender los misterios que conlleva esta «profesión». Es por ello que los combates han cambiado radicalmente y en esta ocasión se deja de lado la acción real por los típicos turnos de un RPG. Para que la adaptación sea adecuada el título ofrece diferentes tutoriales, dirigidos tanto a los que conocen la serie como los que jueguen un Monster Hunter por primera vez.

Otro cambio importante es el significativo cambio que ofrece el apartado artístico del juego. En esta ocasión las gamas de color más vivas toman el protagonismo, así como un estilo anime mucho más desenfado y llamativo que el luce la serie normalmente. De esta forma se quiere llegar también a un público mayor, ya que el universo creado es realmente atractivo y entra por los ojos haciendo que quieras probar el juego desde el momento que lo ves. Así mismo se incita a los más pequeños a conocer el universo de Monster Hunter, para que llegado el momento puedan dar el salto a los títulos de la rama principal.

Como ya hemos avanzado, en Monster Hunter Stories nos ponemos en la piel de un Rider, al cual podemos personalizar. De esta forma es posible seleccionar su género, nombre, peinado u otros rasgos faciales como el color de sus ojos. Durante el prólogo conocemos a nuestro protagonista y sus amigos, quienes se topan con un huevo de monstruo, el mismo sobre el que realizan un rito de vinculación. Tras ello ocurren una serie de acontecimientos que desencadenan en el ataque de un Nargacua a Villa Hakum, la residencia de los personajes que hemos conocido previamente. Una vez conocidos los acontecimientos el título avanza hasta el presente, coincidiendo con el evento que nos convierte oficialmente en un Rider de verdad y lo que además pone punto de partida a nuestras aventuras.

Ser un Rider supone una gran gama de capacidades que sin lugar a dudas tiene una razón de ser, la de crear vínculos con los monstruos. Es por ello que el rito de iniciación desencadena la primera vinculación de nuestro protagonista con un Monstie, el cual pasa a ser nuestro primer compañero de viaje. El término Monstie es el utilizado para recalcar que un monstruo ha dejado de ser una bestia salvaje y que se ha unido a un Rider, de ahí su distinción.

En un principio solo tenemos un Monstie para acompañarnos en el largo viaje que se nos presenta, pero según exploramos guaridas de monstruos podemos toparnos con más huevos que nos ofrecen la posibilidad de aumentar nuestro equipo y a la par descubrir nuevas especies que nos pueden ayudar en nuestra aventura. Cabe destacar que se pueden criar más de 60 criaturas diferentes que son conocidas por todos los fans de Monster Hunter. Además la eclosión de los huevos permite alterar algunas de las estadísticas de los Monsties que salen de los huevos, por lo que dos miembros de una misma especie también ofrecen diferencias entre sí. También se ofrece la oportunidad de alterar sus genes por lo que se les puede otorgar habilidades que en un principio no parecía que pudiesen ofrecer.

Ante nosotros se nos presenta un gran mundo que explorar y es que en Monster Hunter Stories cobra mucha más importancia el descubrir cada rincón del mundo que se nos ofrece. Para ello podemos desplazarnos a pie, pero también podemos ayudarnos de las habilidades de nuestros Monsties para llegar a sitios que de otra forma serían accesibles, ya sea corriendo, saltando, volando o incluso nadando.

Los enfrentamientos contra los monstruos siguen siendo importantes en el juego, pero dado el cambio de tónica que ofrece este spinoff preferíamos centrarnos antes en hablar de las características que ya hemos presentado. En cualquier caso cabe destacar que las peleas de acción en tiempo real han quedado a un lado y en su lugar han tomado el protagonismo las acciones por turnos. Lo más llamativo de todo es que Rider y Monstie unen sus fuerzas y ambos combaten a las bestias que nos cruzamos.

En todos los combates podemos seleccionar ataques sencillos que giran bajo el funcionamiento típico de piedra-papel-tijeras para determinar si el enemigo efectúa su movimiento o nosotros el que hemos seleccionado. También entran en  juego las técnicas combinadas, así como el uso de objetos o por supuesto la opción de cambiar nuestro compañero de peleas al más puro estilo Pokémon

Tal y como hemos contado nuestro Rider también entra en combate y por ello no faltan distintos tipos de armas o equipamiento como armaduras con las que mejorar las estadísticas del personaje. Por ello, al igual que ocurre en las Monster Hunter que ya conocemos, es muy importante la recolección de materiales, ya que con ellos podemos construir nuevo equipo. Desde luego no parece que se obligue tanto al jugador a estar farmeando materiales como sí ha pasado en juegos anteriores, pero tampoco es una labor que se pueda dejar de lado, ya que de ello dependerá muchas veces el éxito en nuestras misiones.

El apartado artístico de Monster Hunter Stories es toda una delicia y sin lugar a dudas nos gustaría bastante poder ver un título de la rama principal con este aspecto. Habiendo disfrutado del juego en una New Nintendo 3DS XL el rendimiento ha sido bastante aceptable, quitando algunas bajadas de frames que normalmente se potencian con el efecto 3D activo. La música por su parte ofrece temas que están muy bien seleccionados en cada momento, así como el resto de sonidos sigue la línea de lo que ya conocemos de otros Monster Hunter. Como de costumbre todos los textos del juego están localizados en perfecto castellano.

Los amantes de los Amiibo desgraciadamente no están de enhorabuena con el lanzamiento de este Monster Hunter Stories, ya que el título ofrece una serie de figuras en Japón que por desgracia no parece que vayan a aterrizar en nuestro país. Eso sí, cabe destacar que si en tu consola tienes datos guardados de la demo de Monster Hunter Stories o de Monster Hunter Generations puedes obtener contenido adicional para el felyne Navirou.

Alberto Hernanz

Jugabilidad: Sin lugar a dudas esta es la característica que más ha cambiado en este spinoff de Monster Hunter respecto a los títulos de la rama principal. El estilo RPG le ha sentado realmente bien a la serie e incluso ha hecho que su universo sea más atractivo para muchos más públicos.

Gráficos: Junto a la jugabilidad es el mayor cambio respecto a los Monster Hunter que hemos disfrutado previamente en Nintendo 3DS. Su estilo anime y su colorido lo hace realmente llamativo y bonito, así como la representación de los monstruos más conocidos está muy cuidada.

Sonido: Su banda sonora está a la altura y acompaña a la perfección cada momento de la historia, de forma que presenta melodías más aceleradas o con más graves en los momentos de más tensión y canciones más delicadas en los momentos de más relax.

Duración: Quizás este Monster Hunter no ofrece un postgame tan amplio después de concluir la historia, pero aún así hay muchas horas de juego por delante para los fans de la serie que busquen completar la experiencia al 100%.

Conclusión: Monster Hunter Stories ha sido una grata sorpresa. El RPG creado por Capcom ha tardado en llegar a nuestro país, pero al fin lo tenemos en nuestras manos. Aunque deja de lado algunas de las características más conocidas de la serie aporta otros añadidos que hacen del juego una experiencia realmente entretenida y llena de posibilidades. Si eres fan de juegos como Pokémon o Yo-Kai Watch deberías darle una oportunidad.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Saga Monster Hunter
Pokémon Sol y Luna
 

Este spinoff de Monster Hunter se rige bajo los cánones de los RPG, pero aún así ofrece muchas opciones conocidas de la serie.

 

Cerrar