El principio del fin

El torneo de artes marciales más extremo de la historia vive una nueva edición. Más de 60 luchadores y un editor para crear los tuyos propios.

La inmortal serie Mortal Kombat suma y sigue. En este caso regresa con una conocida entrega que todos los usuarios de PlayStation 2 ya tuvieron la oportunidad de disfrutar en su día. Se trata de Mortal Kombat Armageddon, uno de los capítulos más ambiciosos y populares de la emblemática saga. Pero no todo está tal cual lo recordábamos…

Muerte en movimiento

Como decíamos, este Mortal Kombat Armageddon es idéntico al que ya vimos en su versión para los 128 bits de Sony. Y lo es tanto en sus variados modos de juego como en su número de personajes, que asciende a más de sesenta, y entre los que se cuentan prácticamente todos los héroes y villanos que han destacado en los últimos veinte años. Casi nada… Pero lo que no resulta igual es el control, que Midway y Ed Boon (el máximo responsable de la saga) han adaptado a las posibilidades de Wii.

¿Qué significa esto? Pues que en lugar de utilizar los botones tradicionales para realizar los movimientos típicos de los guerreros (ataques, bolas de energía, fatalities, etc.) hay que agitar el mando de la consola de distintas formas. Una fórmula que, como siempre, tendrá sus defensores y sus detractores, pero que en cualquier caso no limita las posibilidades del título. Si preferimos jugar de la misma manera de siempre, podemos enchufar en cualquier momento un mando clásico de Wii o un pad de GameCube.

Hazme sangrar

Por lo demás, seguimos estando ante uno de los títulos más adultos y sangrientos de todo el extenso catálogo de Wii, al menos en lo que al género de la lucha se refiere. Todos los personajes tienen sus propios movimientos, siempre partiendo de una jugabilidad rápida y arcade, que ya es seña de identidad de la serie desde sus inicios en los salones recreativos de medio mundo.

Gráficamente tampoco hayamos novedades significativas en relación con la versión de PlayStation 2. Al igual que sucedía en ésta, nos encontramos con personajes correctamente animados y escenarios muy variados. Sin duda estamos ante el Mortal Kombat que cuenta con más contenido de todos los que hemos visto hasta la fecha, aunque tal vez Midway podría haber aprovechado algo más las posibilidades de Wii, al margen de su control. Éste último factor, eso sí, cumple con su cometido: es diferente y nos obliga a jugar a Mortal Kombat de una manera más activa, realista y “física” de lo que estamos acostumbrados. Más os vale estar más o menos en forma, porque lo vais a necesitar.

En suma, los fanáticos de la saga y de los juegos de lucha en general tienen ante sí un juego de bastante enjundia, título que debe mantenerse alejado de los más pequeños por su alto y ya consabido nivel de violencia.

Cerrar