Batalla Mortal

5940

La serie de lucha de Ed Boon y su equipo de NetherRealm Studios, Mortal Kombat, retoma la semilla plantada en el primer título de la saga para regresar a su esencia, perdida durante la última década. Prepárate para vivir auténticos duelos uno-contra-uno… ¡y a muerte!

Ha pasado mucho tiempo desde que muchos de nosotros nos quedáramos con la boca abierta y los ojos inyectados en sangre tras observar el Fatality de Sub-Zero en el primer Mortal Kombat que apareció en los salones recreativos. Sí, “el de la cabeza y la espina dorsal”, como se le conocía por aquella época. Dicho título obtuvo un éxito sin precedentes, fue versionado en múltiples formatos y tiempo después fue bien secundado por una segunda entrega que, para un buen número de jugadores, se trató de la mejor jamás realizada de la saga. Pero con el paso de los años y entregas intrascendentes, Mortal Kombat fue perdiendo la fuerza y la garra de las primeras incursiones de la franquicia… ¡pero eso se acabó!

Peleas en 2D

Si hay algo que tenía muy claro Ed Boon y NetherRealm era que esta nueva entrega de Mortal Kombat no podía ser “una más”. Tenía que tratarse de un punto de inflexión, una vuelta al pasado que recuperara los valores de la serie (totalmente perdidos desde hace muchos años) y los ensalzara aprovechando las nuevas tecnologías disponibles en la actualidad. Y desde luego, lo cierto es que se ha conseguido el objetivo.

Los cambios que incorpora el título son muy numerosos y casi todos ellos muy destacables. Para empezar, lo más novedoso de esta entrega en relación a las últimas ediciones del torneo Mortal Kombat tiene que ver con su jugabilidad. Los combates se desarrollan en 2D, algo que muchos jugadores reclamaban desde hace tiempo. Y no solo eso, ya que se ha dotado a cada batalla de un ritmo de juego altísimo que pone a prueba nuestra velocidad de reacción y habilidad con el pad de control. Otra curiosa innovación es que dichas refriegas pueden tener lugar por equipos de dos integrantes cada uno, al estilo de Marvel vs Capcom o King of Fighters. Eso sí, aquellos que prefieran mantener los combates uno-contra-uno pueden hacerlo, ya que la opción Tag Team es eso mismo, una mera opción.

El plantel de personajes también merece nuestra atención. Y es que el número incluido no está nada mal, cerca de 30, y en ellos encontramos alguna que otra sorpresa como Kratos (el protagonista de la serie God of War), exclusivo de la versión PS3. Pero no solo eso, ya que la mayoría de los personajes ya conocidos como Scorpion, Raiden o Cyrax presentan un aspecto muy remozado.

A todas estas características se añade otra más con la que no contábamos: un modo Historia realmente trabajado, con un guión bastante sólido que se desarrolla a lo largo de más de quince capítulos.

A vida o muerte

¿Pero qué sería de un Mortal Kombat sin sus fatalities? En este caso también se ha recuperado la brutalidad y la “seriedad” de los primeros juegos de la saga. Y con esto queremos decir que cuando llega la hora de acabar con la vida de nuestros rivales podemos llevar a cabo una generosa cantidad de estos movimientos finales (dos o tres por barba) tan sencillos en su ejecución como brutales, vistosos y hasta “plásticos” en ocasiones. Estos fatalities tienen tanta importancia en lo que respecta al espíritu Mortal Kombat, que incluso se ha incluido un modo de juego de entrenamiento específico para este tipo de acciones.

Mortal Kombat es un arcade de lucha bastante completo, realizado expresamente para los fans más veteranos y fieles de la saga. Como suele ocurrir con este tipo de títulos, habrá jugadores que echen de menos una mayor cantidad de opciones, personajes o arenas (aunque va bien servido de todos ellos). Y más teniendo en cuenta los numerosos descargables (o DLC) que se han puesto a la venta tras su lanzamiento… DLCs cuyos precios (unos cuatro o cinco euros) nos parecen demasiado elevados en general para lo que nos ofrecen.

Publicaciones relacionadas

Cerrar