Sobre dos ruedas

Capcom presenta, un año más, una nueva entrega de esta conocida serie, en este caso correspondiente a la temporada 2010/2011. Prepárate para acelerar a toda pastilla.

Desde el año 2007, que consiguiera hacerse con los derechos oficiales, la compañía japonesa Capcom es la encargada de traernos cada temporada toda la emoción del mundo del motociclismo. Algo que, gracias a la experiencia reunida y al trabajo de Monumental Games, va ganando poco a poco en consistencia.

Para todos

¿Cuál ha sido la principal intención de Capcom este año? Pues parece clara: realizar un título capaz de contentar a todos los amantes de la velocidad sobre dos ruedas, tantos a aquellos que busquen simulación exigente, como a quienes prefieran un juego más accesible. Una empresa complicada, pero para eso cuentan con un as en la manga: un alto grado de personalización. Es decir, que antes de empezar a correr podemos elegir la configuración de un alto número de opciones: tracción, frenada, transmisión, etc. Todo esto hace que MotoGP 10/11 sea un juego pensado para todo tipo de usuarios, que no termina de ser, en origen, un juego realmente exigente ni un título más cercano al arcade. Eso depende de nuestras preferencias.

Por otro lado, el juego cuenta con las actualizaciones de principio de temporada, a las cuales se irán sumando otras -completamente gratuitas- de manera progresiva, para estar siempre a la última en lo que a pilotos y escuderías se refiere. Una forma de no quedarse “desactualizado”, pero a la vez no tener que retrasar el lanzamiento del título.

¿Y qué sucede con los modos de juego? Pues que los encontramos de todo tipo, tanto relacionados con la categoría MotoGP como de Moto 2 y 125cc. Entre ellos destacan el Campeonato del Mundo, el cual nos pone a disputar las dieciocho carreras de las que consta, opción que se complementa con otras como Desafío, Contrarreloj e Historia. En el caso de esta última hemos de crear un piloto y llevarle, desde la nada, hasta las posiciones más altas del mundo de las motos. Algo así como el Sé un Profesional de la saga FIFA, solo que cambiando un balón por un par de ruedas.

Igualmente, el juego cuenta con varias posibilidades multijugador, tanto para jugar con un amigo mediante pantalla partida y en cooperativo, como a la hora de enfrentarnos hasta con veinte pilotos más a través de Internet. Cifra nada desdeñable.

Con respecto a los gráficos, el juego centra sus esfuerzas en conseguir una sensación de velocidad cuidada (algo básico en un juego de motos), así como en lograr unas animaciones y unas físicas creíbles para pilotos y vehículos. Y tampoco hay que olvidar el detalle del que gozan los circuitos o el doblaje en castellano, que hace que jugar a este juego sea como ver una retransmisión televisiva.

Cerrar