Ninjas y aventuras

El ninja más “salado” de Konoha, Naruto, se estrena en Xbox 360 con una aventura exclusiva para esta consola. Y lo cierto es que el ninja demuestra ser todo un héroe en diversas situaciones, por diversas que estas sean.

Aunque aún no goza del mismo carisma y popularidad que Goku y la serie Dragon Ball, con el paso de los años Naruto y el resto de sus amigos se han ganado un enorme reconocimiento por parte de los entusiastas de las sagas manganime. Y como suele suceder, este imparable auge se ha visto reflejado también en videojuegos. Precisamente Ubisoft nos brinda uno de ellos y el primero en llegar a Xbox 360, Naruto: Rise of a Ninja.

Ninja pluriempleado

El título nos traslada a los comienzos de la saga, es decir, a la era pre-Shippuden. Así, en la aventura controlamos a un Naruto infantil, que debe cumplir una serie de misiones que le van encargando progresivamente.

Justamente, uno de los puntos más atractivos de este juego reside en el gran número de misiones y objetivos que debemos llevar a cabo. Y como ocurre en otro tipo de juegos, dichas misiones se dividen a su vez en principales y secundarias. Las primeras son fundamentales para avanzar en la trama, mientras que las segundas prolongan la vida útil del juego y nos proporcionan diversión complementaria.

La variedad de situaciones que nos brinda el título es plausible. Por un lado, en muchas de las misiones principales se nos insta a salir de la aldea de Konoha (hogar de Naruto y sus amigos) para acabar con algún enemigo puntual. Y cuando esto sucede, tenemos que participar en combates bastante excitantes, donde Naruto y algunos personajes invitados deben demostrar sus habilidades ninja.

Pero es quizá en las misiones secundarias donde el juego demuestra su mayor creatividad. Y es que el título nos invita a llevar a cabo un número de tareas y acciones muy diversas, favoreciendo y enriqueciendo profundamente la jugabilidad. Jugar al escondite, “grindear” por los cables de luz de la aldea, explorar cada recoveco de los decorados en busca de ítems o transportar comida de un punto a otro en un tiempo límite son algunos de los muchos ejemplos que podríamos daros acerca de la variedad de objetivos que es necesario cumplir para superar el juego al 100%. Y atentos, que conseguir tal fin puede llevaros más de 12-15 horas.

La fidelidad que muestra el título con respecto a la serie original es muy alta. Y eso tiene mérito, dado que el juego muestra escenarios y personajes moldeados en 3D, al contrario de los aparecidos en la serie manganime.

Por último, el control es bastante preciso y accesible, permitiendo una fluidez total tanto a la hora de afrontar las duras peleas como solventando secciones de plataformas.

Puede que algunos fans de la serie echen de menos la aparición de un mayor número de personajes principales pero, más allá de este detalle, se trata de un título muy completo, realizado por y para seguidores de Naruto.

Cerrar