¡La NBA habla español!

6870

La NBA toma la pista un año más. Esta vez con un juego cargado de novedades, mejoras jugables y… ¡comentarios en castellano!

Como cada año, la nueva entrega del conocido NBA 2K ya es una realidad. Pero esta temporada, al contrario de lo que parecía en un principio, el simulador de baloncesto llega cargado de novedades, algunos tan importantes como su idioma.

Después de varios años acostumbrados a escuchar nuestras partidas en inglés, 2K se ha decidido a localizar el juego, llevando a cabo un gran trabajo de doblaje.

Pero no es lo único. Partiendo de la base del año pasado, los programadores de la saga han mejorado conceptos significativos. Tanto, que no sería descabellado decir que estamos ante la entrega más innovadora de los últimos años. Empezando por su propio manejo.

En NBA 2K13, el control de ha modificado ligeramente para permitir una precisión mayor sobre los jugadores. Seguimos estando ante un simulador profundo y realista, que ahora permite llevar a cabo acciones más variadas y creíbles, como por ejemplo llamar a un segundo jugador para bloquear o engañar a los rivales, o trazar jugadas a más velocidad.

Igualmente, tal y como ya os adelantamos en su día, el stick derecho del mando ha ganado en protagonismo. Con él podemos realizar acciones como dribblings o fintas, teniendo la sensación de que el juego resulta más intuitivo y que a la vez tenemos un control mayor sobre él.

Esto, como es lógico, se traduce en un desarrollo aún más realista si cabe. También las animaciones de los jugadores se han pulido considerablemente e incluso los contactos entre ellos (algunos choques son realmente llamativos y realistas). Si NBA 2K12 ya era una experiencia muy parecida a ver un partido real por televisión, en esta ocasión esa sensación se acentúa aún más.

También las diferencias entre los profesionales de la liga norteamericana se han potenciado. Es decir, que ahora cada estrella cuenta con unas habilidades mejor definidas.

Ya no solo se trata de que un jugador sea bueno debajo del aro, en tiros, etc., sino que cada movimiento sobre la cancha  tiene su importancia. Esto hace que el juego sea más estratégico y complejo que nunca. Según 2K, en total existen en el título más de treinta especialidades diferentes que, al combinarse, hacen cada jugador único.

Pero también los gestos y las personalidades durante los partidos se han cuidado sobremanera. Aunque en este sentido el juego se parezca bastante a la entrega anterior, sí es cierto que encontramos una mayor variedad, y que algunas estrellas son aún más calcadas a sus homónimos de carne y hueso.

Entrando ya en lo que a modos de refiere, el abanico de opciones sigue siendo realmente tremendo. El gran número de ellos, tanto offline como online, prometen horas y horas de diversión, posiblemente hasta que veamos la próxima edición de 2013.

 

 

Podemos elegir entre disputar play-offs, temporadas, dinastía, asociación, partidos de exhibición, etc. Pero sin duda, una temporada más, los mayores atractivos del juego los encontramos en el modo Mi Jugador.

En él podemos hallar novedades importantes. Sobre todo a la hora de encontrar un grado de personalización mayor y más opciones sociales. Dos de los elementos que más parecen demandar los usuarios a día de hoy. A medida que ganamos encuentros, obtenemos dinero (virtual, se entiende) con el que mejorar y detallar las cualidades de nuestro jugador.

Por ejemplo, podemos decidir sus movimientos, su estilo o incluso su manera de celebrar sus mejores canastas (algo que no se daba en la entrega del año pasado). Y también podemos adquirir complementos (rodilleras, coderas, cintas) que, de distintas maneras, ayudan a potenciar también nuestras cualidades.

Pero quizás lo más llamativo de este modo lo encontremos en una red social similar a Twitter (tampoco es real, por así decirlo) y que sirve como buen baremo para medir lo populares que somos entre los aficionados, o nuestras relaciones con ellos. Es más, durante el juego hemos de interactuar con los mensajes que nos publican, teniendo esto una importancia considerable en el desarrollo. Igual que si fuéramos una estrella de verdad con sus propios seguidores.

Se trata de una idea innovadora y bien ejecutada que ayuda a crear la sensación de que cada partida es única. A lo que  también hay que sumarle un gran número de vestimentas con las que nos podemos ir haciendo para tener una apariencia u otra antes de los partidos, durante los mismos o en un estado más informal.

Además, tal y como se anunció en su momento, el punto nostálgico este año lo pone el Dream Team clásico, la selección norteamericana de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Todo un pedazo de historia del baloncesto moderno.

El trabajo de 2K es, por lo tanto, realmente completo y supone toda una experiencia tanto en modos como en jugabilidad. Pero quizás la novedad más meritoria del juego la encontremos, como adelantábamos antes, en los comentarios. Para que os hagáis una idea del esfuerzo realizado por la compañía, hay que destacar que España será el único país donde el juego se comercialice localizado. Vamos, con las voces en un idioma que no sea el americano.

 

 

Y el resultado merece la pena con creces. Los comentaristas elegidos para dar más vida incluso a los encuentros han sido tres profesionales veteranos y de gran renombre: Jorge Quiroga, Antoni Daimiel y Sixto Miguel Serrano, los tres conocidos más que de sobra por su trabajo en prensa y televisión.

A pesar de ser, lógicamente, la primera temporada que este doblaje se lleva a cabo, el número de registros que se han grabado para la ocasión es considerablemente alto. Según palabras de los propios profesionales del micrófono, “se han llevado a cabo más de doscientas horas para no dejar ningún suceso que se dé en la pista sin su respectiva locución”.

La interpretación del equipo resulta muy convincente, e incluso en algunos momentos los tres se muestran más efusivos y alegres de lo que suele ser habitual en las retransmisiones de Canal +. Pero sí aún así preferimos la versión yanqui, podemos seleccionarla en cualquier momento.

Lo dicho, toda una evidencia de lo mucho que se viene cuidando en nuestro país este producto años tras año y que de alguna forma ayuda a acercar el mundo de la NBA a nuestras fronteras.

————————————————————————————————————————————-

Valoración final

Jugabilidad: Tanto en número de opciones como el control, sigue siendo la máxima referencia a día de hoy. Hay novedades importantes.

Gráficos: Más o menos es la base del año pasado. O sea, que se mantiene un nivel muy realista y televisivo, con ciertas mejoras.

Sonido: Por primera vez la serie llega con comentarios en castellano, muy destacable y todo un acierto, los jugones lo queríamos desde hace mucho tiempo. La banda sonora también tiene una calidad considerable.

Duración: Gracias a la gran cantidad de modos que ofrece, seguro que os mantiene entretenidos hasta el juego del año que viene.

Conclusión

NBA 2K13 sigue siendo, sin duda alguna, un simulador de baloncesto prácticamente perfecto. 2K Sports ha logrado lo que parecía imposible: superar el listón del año pasado. Las mejoras de control y la gran cantidad de detalles que se han incluido convierten el juego en una experiencia imprescindible para cualquier amante de la canasta. ¡Y ahora además con acento castellano!

—————————————————————————————————————————————————–

Juegos relacionados

NBA 2K, la saga

No te quedes solo en el juego

PelículaSpace Jam de Joe Pytka

LibroMi filosofía del triunfo de Michael Jordan

CanciónLive to Win de Paul Stanley

Cerrar