Análisis de NBA 2K18 para Nintendo Switch – Baloncesto en cualquier parte

 

 

 

NBA 2K18, la nueva entrega de la exitosa franquicia de baloncesto de 2K, aterriza en Nintendo Switch, la nueva consola híbrida de la Gran N, con una versión que incluye los mismos contenidos que el resto de plataformas. A diferencia de títulos anteriores de esta franquicia, el nuevo juego de la saga presenta un gran número de novedades y cambios de lo más positivos que suponen uno de los saltos más importantes que ha pegado NBA 2K en los últimos años.

Estamos ante una entrega totalmente actualizada y que presenta un montón de importantes cambios, nuevos modos de juego, un gameplay de lo más preciso y con mucho más ritmo. Todo ello sumado a los puntos fuertes de sus antecesores, lo que le convierten en el juego de baloncesto definitivo y que corona, una vez más, a NBA 2K18 como el mejor simulador deportivo del año. Y todo ello se puede encontrar en la versión de Nintendo Switch, ya que mantiene la totalidad de modos de juegos y posibilidades incluidas en el resto de plataformas.

Eso sí, en este análisis nos centramos en la versión de la consola híbrida de Nintendo, por lo que si quieres conocer el de resto de plataformas, puedes hacerlo aquí

Como bien hemos comentado antes, la versión de Nintendo Switch incluye todos los modos de juego y posibilidades que las versiones del resto de consolas. Por lo que el modo Mi Carrera, donde llevamos a un jugador de barrio a la élite del baloncesto profesional, el modo Carrera, mi Equipo, Mi GM (General Manager) y los partidos rápidos, entre otros, están a disposición del jugador en todas las consolas, lo que ofrece una versión más completa también en la consola híbrida de la Gran N. 

Pero, como es lógico, la versión de Switch es más floja en cuanto a gráficos, y es que la tasa de imágenes baja de 60FPS a 30, y los sombreados, las texturas, los detalles y los efectos pierden también calidad. Aunque el juego luce realmente bien, con una calidad notable, sobre todo en el modo portátil. Lo que sí se nota es que, al necesitar conexión a internet para el modo Mi Carrera o El Barrio, se pierde portabilidad y jugabilidad en dicho modo. Y es que el Barrio requiere de conexión constante a Internet, ya que se centra en factores como la exploración y la competición y socialización. De esta forma pone a disposición del jugador un sinfín de juegos, tanto para mejorar nuestras habilidades y convertirnos en leyenda en nuestro camino hacia el 99, como para disfrutar de pequeños piques junto a nuestros amigos u otros jugadores.

En cuanto a los partidos, esta versión también incluye todos los equipos (clásicos y actuales), los comentaristas en castellano, las posibilidades de configuración, etc. Incluso la jugabilidad es casi idéntica, por lo que aquellos que estén acostumbrados a jugar en otras plataformas no van a tener problema alguno. Lo que quizá sea un poco más incómodo es jugar varias personas en modo portátil en una misma Nintendo Switch, y es que al ser la pantalla tan pequeña obliga a estar con la cara casi pegada a la consola para poder disfrutar de una experiencia de juego más completa. 

Otro de los puntos fuertes del juego tiene que ver con el gameplay y la Inteligencia Artificial, sin contar que la barra de tiro ahora no está a nuestros pies, sino que está a la altura de la cabeza del jugador. Y es que la IA ha avanzado en gran medida, nuestros compañeros son mucho más inteligentes y ahora irán evolucionando y aprendiendo de nuestro juego, adquiriendo un aspecto más humano. Porque a medida que juguemos acabará por averiguar qué tipo de entrada vamos a llevar a cabo, evitando tropezar dos veces con la misma piedra y logrando una mayor conexión y un mayor ritmo de juego.

Por ejemplo, en lugar de estar quietos en una posición determinada, se mueven buscando la circulación del balón o para abrirnos espacios. Una delicia. Incluso en defensa el nivel de la IA está por encima de las expectativas, los marcajes están muy bien logrados y están más pendientes de nuestro juego, dificultando nuestras acciones todo lo que sea posible. Algo que añade mucho más dinamismo a los partidos y que nos obligará a no seguir siempre la misma estrategia.

El modo carrera, piedra angular del título, sigue la estela de NBA 2K17, donde un jugador anónimo lucha para ganar el anillo y convertirse en el mejor jugador de la NBA, aunque en esta ocasión será un jugador que no ha sido drafteado pero que ha captado la atención de los ojeadores de los grandes clubes. La idea es transmitir que somos un jugador de barrio, donde podemos desarrollar a nuestro personaje de muchas maneras, como pasando horas en el gimnasio o entrenar en la cancha de nuestro equipo favorito.

NBA 2K18 sigue siendo el rey de los simuladores deportivos y llega a la consola híbrida de Nintendo con una entrega notable, que contiene los mismos contenidos que las versiones del resto de plataformas y con un detalle gráfico y jugable que nada tiene que envidiar a otros títulos. El juego en el Dock es más potente, pero la versión portátil es una auténtica maravilla. Jugar al baloncesto de Visual Concepts en cualquier parte y con esa calidad es algo que hace unos años no nos imaginábamos.

 

JUGABILIDAD:  La versión de Nintendo Switch incluye todos los modos de juego y posibilidades que las versiones del resto de consolas. Por lo que el modo Mi Carrera, donde llevamos a un jugador de barrio a la élite del baloncesto profesional, el modo Carrera, mi Equipo, Mi GM (General Manager) y los partidos rápidos, entre otros, están a disposición del jugador en todas las consolas, lo que ofrece una versión más completa también en la consola híbrida de la Gran N. 

GRÁFICOS: Como es lógico, la versión de Switch es más floja en cuanto a gráficos, y es que la tasa de imágenes baja de 60FPS a 30, y los sombreados, las texturas, los detalles y los efectos pierden también calidad. Aunque el juego luce realmente bien, con una calidad notable, sobre todo en el modo portátil.

SONIDO: En la línea de anteriores entregas. Los comentaristas españoles vuelven a ser Antoni Daimiel, Jorge Quiroga y Sixto Serrano.

DURACIÓN: NBA 2K18 te hará estar pegado a la telivisión horas, días, semanas… No tiene una duración concreta.

CONCLUSIÓN: NBA 2K18 sigue siendo el rey de los simuladores deportivos y llega a la consola híbrida de Nintendo con una entrega notable, que contiene los mismos contenidos que las versiones del resto de plataformas y con un detalle gráfico y jugable que nada tiene que envidiar a otros títulos. El juego en el Dock es más potente, pero la versión portátil es una auténtica maravilla. Jugar al baloncesto de Visual Concepts en cualquier parte y con esa calidad es algo que hace unos años no nos imaginábamos.

 

Nacho Castañón

Editor y PR en Andro4all. Licenciado en Periodismo y Comunicación Integral. Formado en El Referente, Agencia Colpisa y AlfaBetaJuega, y escribiendo sobre el mundo de la tecnología, videojuegos y deporte desde 2013. Mi perfil en LinkedIn.
Cerrar