Velocidad tuneada

12720

Need for Speed es sinónimo de velocidad. Ventura Bay es la ciudad que será testigo de las carreras ilegales que Ghost Games vuelve a resucitar con esta renovada entrega de una saga ya mítica de este género. La conducción está más que garantizada acompañada de la adrenalina que suscita la sensación de velocidad, derrapes imposibles y una atmósfera con una iluminación de película. Recién estrenado en PC, NFS regresa con una atractiva historia que hará protagonista al jugador durante horas de juego.

Spike, Robyn, Amy, Manu y Travis nos acompañan en una larga noche en la que la velocidad es el plato principal. Cada uno de ellos es especialista en una de las modalidades que podremos probar. Se trata de 5 modos diferentes de conducir que tienen su icono de referencia en el mundo del motor y que han participado con su imagen en la introducción y otros aspectos del videojuego. Esto determina hasta 5 clases de pilotos que se compararán con los populares maestros de la conducción. Ellos son Magnus Walker (Velocidad); Ken Block (Estilo); Akira Nakai (Tuneado); Risky Devil (Equipo) y Shinichi Morohoshi (Forajido).

Cada forma de conducir tiene sus propios desafíos y misiones. Así como Velocidad no hace falta explicar en qué consiste, el modo Estilo se caracteriza por los derrapes haciendo de cada curva un nuevo reto para el piloto. Para ello es importante tener buena tracción que como siempre se podrá ajustar junto a otros parámetros del vehículo en las opciones del menú. Pero sin ninguna duda una de las mayores novedades de Need for Speed es que ha desempolvado el tuning en este título y profundizado en las entrañas del motor. 

En el garaje además de comprar otros coches de las marcas más conocidas (Subaru BRZ, Volkswagen, Golf GTI 1976, Volvo 242 1945, Toyota, Ford Mustang, Honda, Mazda, BMW, Mercedes, Ferrari), se pueden adquirir una multitud de piezas y elementos para mejorarlos desde lo más básico como neumáticos, sistema de refrigeración, nitro, frenos hasta detalles más técnicos que bien conocerán los aficionados al mundo del motor como colector de escape, las culatas, bloque del motor o árbol de levas. La personalización de los bólidos es tan completa como abrumadora. Cada parte de la carrocería es susceptible de ser tuneada con decenas de vinilos con diseños para todos los gustos (tribales, banderas, iconos, letras y un largo etcétera) y pinturas. Hay que destacar que la experiencia en Need for Speed nos ayudará a subir de nivel y desbloquear otras mejoras para los coches.

Pero como todo buen juego de velocidad los elementos del escenario tienen un papel importante en nuestras carreras. Ventura Bay es una ciudad enorme y rica en mobiliario urbano, la mayoría destructible (modo Forajido) si un coche choca contra ello. Las texturas y la iluminación, clave en este juego nocturno, complementan con mucho criterio la ambientación del videojuego. Para desarrollarse de noche, Need for Speed consigue crear una atmósfera idónea que no dejará indiferente a los jugadores. La jugabilidad se completa con unas cinemáticas protagonizadas por personas reales que le ponen cara y voz a los amigos del protagonista. 

La interacción con otros jugadores es la gran estrella de esta entrega del juego de conducción. Durante la partida, los personajes de la historia llevarán al protagonista, con una llamada telefónica, a realizar diferentes misiones, desafíos y eventos de carácter diario para mejorar la reputación (REP) y hacerse un nombre entre los grandes de la cultura del motor. Sin embargo, la apuesta de Ghost Games mejora sustancialmente incluyendo a otros usuarios en la misma partida, por lo que los jugadores podrán cruzarse por las calles de Ventura Bay y retarse en una carrera. Todos estos aspectos se pueden ver en un gran mapa interactivo.

No hay que olvidar que estas carreras son clandestinas, por eso el juego se desarrolla de noche, y por lo tanto la policía es un elemento que mantendrá el dinamismo. Los coches de policía perseguirán al infractor para que se detenga. La multa será un mínimo de 500 dólares, pero si el conductor no paga y se da a la fuga, esta cantidad irá aumentando como un taxímetro. Darles esquinazo no será tarea fácil. Pueden poner clavos en la carretera o barreras para dificultar la huida y rodearte, así como ampliar el número de efectivos.

A esta gran oferta se unirán nuevos contenidos que ampliarán el plantel de vehículos disponibles, logros y coleccionables, que están a lo largo y ancho de todo el escenario. Los eventos diarios dan frescura al videojuego mientras el jugador puede disfrutar de las magníficas vistas que ofrece Ventura Bay. El apartado social no está ni mucho menos olvidado, ya que las fotos pueden ser compartidas y la comunidad podrá votar las mejores, mostrando el trabajo de tuning que lleva cada coche.

Raquel Morales

————————————————-

Valoración final

Gráficos: Podría caer en la monotonía al desarrollarse durante la noche todo el juego. Pero de otra manera no tendrían sentido las carreras clandestinas. Así que Ghost Games ha puesto todos sus esfuerzos en que este apartado brille, y nunca mejor dicho, con luz propia, ya que la iluminación y los reflejos del agua crean un entorno apropiado y muy atractivo.

Jugabilidad: El juego es muy similar a las anteriores entregas, pero incorpora complejidad en algunos aspectos para los jugadores más experimentados. Se puede cambiar las marchas de forma manual e incluso apagar el motor del coche.

Sonido: Este aspecto está muy cuidado desde el ruido del motor, como del nitro cuando se activa o los derrapes y donuts. Todos los sonidos que tiene que hacer un coche en mitad de una carrera se identifican, mientras que las cinemáticas y demás grabaciones como las llamadas tienen una perfecta adaptación al castellano.

Duración: Hay cientos de misiones, desafíos y eventos de todos los tipos esperando a los jugadores. El género de la conducción es difícil fijar un número concreto de horas, puesto que la interacción con otros jugadores y amigos lo puede hacer infinito si no atendemos a la historia.

CONCLUSIÓN: Ghost Games hace una apuesta seria con esta nueva entrega de Need for Speed, en donde el apartado técnico cobra especial relevancia sin olvidarse de la jugabilidad. El tuning y los derrapes vuelven a ser coprotagonistas de la velocidad, el principal aval de este título. Las sensaciones que transmite están sustentadas por una atmósfera que invita a seguir jugando, con un aspecto gamberro que siempre gusta. ¿Lo mejor? Cruzarse por la ciudad con otros jugadores y tener la posibilidad de retarlos se convierte en un activo muy interesante para explotar en próximas entregas.

—————————————————-

Juegos relacionados:

Si te ha gustado Need for Speed te gustará:

No te quedes solo en el juego:

Una película: Need for Speed

Publicaciones relacionadas

Cerrar