Carreras al límite

La serie Need for Speed continua apostando por carreras más cercanas a la simulación que al arcade de siempre Y esta vez hasta elimina su nombre del título y seña de identidad principal: Need for Speed. Quién te ha visto y quién te ve…

Atrás queda la época de las carreras clandestinas, el tunning y las persecuciones policiales por grandes metrópolis. Si el primer Shift supone un cambio de mentalidad en toda regla, esta segunda parte no hace sino confirmar que estamos ante un Need for Speed completamente nuevo.

Velocidad suprema

Definitivamente, Shift 2 Unleashed es un juego de velocidad que apuesta por la simulación, muy en la línea de títulos como Gran Turismo o Forza Motorsport, aunque sin llegar a igualar sus cotas de exigencia. Un título donde tanto los corredores como los vehículos y los circuitos son auténticos, reales. Vamos, que el realismo ha sido la principal preocupación de Electronic Arts a la hora de desarrollar el juego.

Para que os hagáis una idea, el título cuenta con cuarenta pistas diferentes y más de ciento cuarenta vehículos entre los que elegir. Casi nada. Todos ellos pertenecientes a escuderías más que conocidas y con sus características propias.

Con respecto al control, este permite un altísimo grado de personalización, además de seguir el estilo ya visto en el primer Shift. Es decir, que el manejo de los coches está más cercano a la simulación que nunca, pero manteniendo un mínimo de equilibrio. En todo momento sentimos como si estuviéramos pilotando un coche de verdad, en especial gracias a la vista del interior de la cabina. Al correr bajo esta perspectiva, sentimos hasta los más leves movimientos del vehículo, por no hablar de cuando frenamos o tomamos una curva, claro. En cualquier caso, la cuidada sensación de velocidad que siempre ha formado parte de la serie se mantiene, especialmente al utilizar los vehículos más potentes del juego.

Todos los coches, además, se pueden personalizar a nuestro gusto. Algo que después resulta útil si los queremos cambiar con otros usuarios a través de Internet. Y es que Shift 2 Unleashed permite un gran abanico de posibilidades online, tanto a la hora de jugar, con todo tipo de competiciones y piques, como en lo concerniente a compartir información con otros usuarios: hasta doce en total pueden correr a la vez.

Ya entrando en el apartado gráfico, hay que señalar que el juego apuesta igualmente por el realismo, también en lo visual. Coches y circuitos han sido realizados con mucho esmero y parecen clones de los auténticos. Además, en esta secuela se han incluido carreras nocturnas (en circuitos  ilegales, ojo, nada de la vieja escuela), donde la iluminación cobra un papel fundamental.

Cerrar