La perfecta reinvención de los RPG

La saga de culto NieR regresa, ahora de la mano del prolífico estudio Platinum Games, mejor que nunca. Los creadores de Bayonetta nos presentan una potente historia llena de sorpresas y de divertidos momentos, aderezada con una maravillosa e inolvidable mezcla de géneros: acción, rol de corte oriental, hack and slash e incluso plataformeo y mundo abierto se dan de la mano.

14264

Corría el año 2010 y el ya extinto estudio Cavia y Yoko Taro, su máximo responsable, probaban fortuna con una nueva franquicia de temática muy prometedora y que se desarrollaba bajo términos muy similares a las obras anteriores del director del juego. Su nombre era NieR y fue considerado desde sus primeros días de vida como la clásica obra de culto para un público muy reducido que sabe apreciar su calidad.

Ha pasado casi una década y está a punto de ocurrir lo que nadie esperaba. La saga regresa con una nueva entrega: NieR Automata. Muchas cosas han permanecido intactas con respecto a la fórmula original que, para bien o para mal, definió lo que era NieR, pero ahora se ha evolucionado gracias a una mezcla de géneros que es tan particular como explosiva. La obra llega en exclusiva a PlayStation 4 y PC, pues no se ha visto que pudiera llegar al público suficiente en Xbox One.

NieR Automata parte de uno de los finales que podíamos obtener en la primera parte de la saga y nos pone en la piel de la androide 2B, una unidad de combate de apariencia tierna pero que es implacable en sus tareas. La Tierra está sumida en el más profundo de los apocalipsis y la humanidad se ha visto obligada a retirarse a la Luna, por lo que los androides (creaciones humanas) deberán acabar con las hostiles máquinas que se han hecho con el control del planeta humano.

La experiencia jugable es, con diferencia, el punto más poderoso de NieR Automata. Como comentábamos al comienzo de este texto, el título de Platinum Games y dirigido por Yoko Taro es a grandes rasgos una aventura en mundo abierto con grandes dosis de acción hack and slash y muchísimos toques de J-RPG, aunque el plataformeo también se hace patente en muchos momentos del videojuego.

Precisamente en su frenético combate es donde encontramos las mayores virtudes. Nuestra androide 2B podrá hacer ataques rápidos, otros más fuertes y lentos y todo ello combinarlo con las acciones que es capaz de hacer nuestra vaina (una especie de robot consejero y con funciones de combate), que podrá disparar distintos tipos de munición. En NieR Automata nos veremos constantemente superados en número, de modo que no solo será fundamental dominar las nociones de ataque, sino también las defensivas.

2B es capaz de hacer un rápido dash para esquivar cuando le atacan. Si lo hacemos en el tempo correcto no solo esquivaremos, sino que si atacamos acto seguido contragolpearemos teletransportándonos al aire junto al enemigo, donde podremos propinarle diversos golpes consecutivos. Combatir será lo que más haremos, por lo que acabar dominando la combinación de todas estas técnicas será lo que determine cómo de exitosa es nuestra travesía en NieR Automata.

A lo largo del título nos enfrentaremos a todo tipo de máquinas, algunas de ellas verdaderamente imponentes en tamaño o diseño. Hemos visto algunos de los mejores jefes de los últimos años y hemos acabado con la adrenalina por las nubes al terminar sus épicos combates. Pero lo que sin duda se lleva la palma es la dirección de Yoko Taro. En algunos combates o secciones de plataformeo la cámara nos obliga a jugar con una perspectiva cenital o directamente librar un combate en dos dimensiones, como si del mismísimo Street Fighter se tratase. Hay que vivirlo para saber lo espectacular y sorprendente que es.

Mención aparte merecen las fases en las que nuestra protagonista se coloca dentro de un meca al que controla de un modo similar a cuando está en tierra: disparando y esquivando. Se trata de algunas de las partes más frenéticas y endiabladamente divertidas no solo del videojuego, sino también de las obras que hemos podido probar en los últimos años. La combinación entre los dos tipos de fase es un rotundo éxito para el juego de Platinum.

La historia es otro de los elementos que hacen fuerte a NieR Automata gracias a una construcción de personajes absolutamente brillante. 2B es un personaje interesante desde el primer minuto, pero cobra verdadera dimensión al formar pareja de aventuras con el androide de exploración 9S, mucho más dicharachero y curioso que su fría compañera. El interesante lore de Automata nos invitará a querer explorar cada rincón de su mundo y a querer completar cualquier encargo secundario.

Sin embargo, sí cabe reseñar que la gran mayoría de misiones secundarias están muy lejos del nivel que ofrecen las que nos hacen avanzar en la historia. En muchas ocasiones deberemos trabajar de meros recaderos que deben entregar un mensaje o un paquete en la otra punta del mapa, mientras que en otras nos someteremos a diferentes desafíos de habilidad, ya sean de combate o de velocidad y plataformeo entre tejados.

Pasaremos gran parte de nuestro tiempo explorando el mundo abierto del videojuego, por lo que tener suficientes cosas que hacer es fundamental. No es un mapa tan grande como al que nos tienen acostumbrados muchos títulos en los últimos años, pero es suficientemente variado como para disfrutar cada minuto en él. Tenemos desierto, bosque, ciudad en ruinas e incluso localizaciones mucho más sorprendentes que no vamos a desvelar para que te lleves las sorpresas por ti mismo.

A lo largo y ancho del mapa de NieR Automata encontraremos asentamientos en los que descansar, comprar equipo y armas o recibir nuevas misiones, aunque también hallaremos vastas extensiones de tierra vacía en la que lo único que encontraremos serán máquinas hostiles y también animales como jabalíes o ciervos a los que podremos liquidar para obtener materiales necesarios para comerciar y craftear.

En el mundo del juego también tendremos diferentes portales en los que podremos guardar la partida (una vez despejemos sus inmediaciones de enemigos), teletransportarnos a otros puntos del mapa e incluso leer correos electrónicos que nos manden desde YoRHa, la organización de androides a la que pertenecen 2B y 9S y que les encargan las misiones en las que empezamos nuestra andadura en el juego.

Poco más se puede contar sobre NieR Automata sin caer en spoilers que no queremos hacer en absoluto. Solo diremos que su historia es absolutamente absorbente y que, además, cuenta con el aliciente de disponer de varios finales que harán que la experiencia sea mucho más atractiva de rejugar en un futuro.

En el terreno audiovisual es donde encontramos las mayores luces y sombras de NieR Automata. Es evidente que no estamos ante un referente en cuanto a potencia gráfica bruta, aunque también está claro que los gráficos no lo son todos y que el título de Platinum Games es tremendamente poderoso en lo artístico. Más de una vez nos quedaremos con la boca abierta con los paisajes y los diseños de enemigos que se presentarán ante nosotros.

Lo que sí debemos mencionar es un rendimiento irregular en la versión que hemos jugado, la de PlayStation 4. En momentos de acción frenética podemos tener caídas en la tasa de frames por segundo bastante notorias, a lo que hay que añadir un popping considerable al recorrer a toda velocidad el mundo del juego. Sin embargo todo se compensa con la vertiente sonora, otro de los grandes triunfos del título.

La primera entrega de la saga NieR, como ocurre con muchos títulos que llegan desde Japón, no tenía siquiera textos en castellano, pero Automata pone remedio a ese inconveniente. Los subtítulos en castellano nos permitirán seguir con todo lujo de detalles las voces en inglés (con un doblaje de gran nivel) o en japonés, si lo preferimos. No obstante, la gran fortaleza de este apartado es la banda sonora, una de las más épicas, emotivas y memorables que hemos oído en los últimos meses.

Joel Castillo

Jugabilidad: El gran punto fuerte del videojuego es su maravillosa mezcla de géneros, que nos sorprenderá a cada momento con un inacabable abanico de recursos complementados, además, por un sistema de combate directo y difícil de dominar y unos repentinos cambios de registro que nos dejarán con la boca abierta.

Gráficos: Aquí tenemos el aspecto más flojo de NieR Automata, pues nos encontramos ante un apartado gráfico lejos de los referentes de la generación y con irregularidades en el rendimiento del programa. Sin embargo lo compensa con creces con un apartado artístico de escándalo y un diseño de enemigos y protagonistas muy notable.

Sonido: El doblaje al inglés raya a muy buen nivel, lo que está perfectamente complementado con unos textos en castellano que nos permiten seguir la historia a la perfección. A ello cabe añadir una banda sonora tan memorable como emotiva. Uno de los mejores trabajos que hemos escuchado en los últimos tiempos.

Duración: Si eres de aquellos a los que les gusta cumplir con todas las misiones secundarias y conseguir los coleccionables además de completar la campaña encontrarás diversión para decenas de horas en NieR Automata. Lo mejor de todo es que el título goza de diversos finales, por lo que su rejugabilidad es máxima.

Historia: Narrativamente NieR Automata está a un muy alto nivel. Y es que no solo el punto de partida y el lore ya creado con la primera entrega son interesantes, sino que la historia que ha conseguido crear Platinum Games nos enganchará desde el primer momento y no logrará soltarnos hasta que lo hayamos completado.

Conclusión: Olvida todo lo que sepas del género J-RPG, pues NieR Automata lo reinventa de una forma sublime. En él encontrarás diversión en forma de acción de corte hack and slash, un mundo abierto que explorar, plataformeo e incluso sorprendentes combates en dos dimensiones. La obra de Platinum Games es brillante en la gran mayoría de sus apartados y es, desde ya, uno de los grandes tapados del año para lograr hacerse con el reconocimiento de mejor juego de la temporada.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…

NieR

Saga Bayonetta


NieR Automata permite comprar trofeos con dinero del juego en una segunda pasada.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar