¿Perro o gato?

Algunos de vosotros seguro que recordáis el lanzamiento de Nintendogs para Nintendo DS. ¿Cómo olvidarlo? Su éxito fue tal que en las tiendas y centros comerciales se formaban colas interminables de personas esperando a recibir su cartucho. Bien, pues ahora Nintendo presenta su continuación, esta vez para la recién estrenada Nintendo 3DS.

Los adorables perritos de Nintendogs han regresado a una consola de Nintendo, en este caso a la nueva Nintendo 3DS. Y lo cierto es que estos cachorritos no llegan solos, puesto que también se han apuntado al evento unos tiernos gatitos. Así pues, en Nintendogs + Cats es posible tener una especie de tienda de macotas en la palma de tu mano.

Mascotas virtuales… ¿verdad?

Más que un juego al uso, los cierto es que este cartucho se mueve más bien en el terreno de los simuladores de mascotas. Porque más que jugar, en Nintendogs + Cats lo que debemos hacer es cuidar y preocuparnos de la mascota (¡o mascotas!) que elijamos.

Y es que es así precisamente como debemos comenzar, escogiendo a una de las mascotas que contiene el título. Y en este caso conviene matizar que, en función de la edición que hayamos adquirido de las tres que existen actualmente en el mercado, podemos seleccionar entre 27 razas diferentes, a razón de nueve por cada una. Así pues es posible hacernos cargo de un chihuahua, un husky, bóxer, pastor alemán y así hasta los 27 citados. Y como ocurre en la realidad, cada uno de ellos presenta ya no sólo su propia fisonomía y aspecto, sino también sus características y atributos únicos.

Una vez escogido el que más nos guste, es hora de cuidar de él… o de ellos, puesto que podemos tener hasta tres al mismo tiempo. Y es precisamente aquí donde más se notan las diferencias con respecto al Nintendogs original, ya que la interacción que tenemos con los perros ha crecido sensiblemente.

¿Qué acciones podemos llevar a cabo con nuestras mascotas? Pues las habituales en condiciones “normales”, es decir, las cotidianas en la realidad. De esta forma, es posible sacar a pasear a nuestro animalito, pegarle una ducha y acicalarle un poco, jugar con él a diversos juegos (con un frisbee, una pelota, etc.), darle de comer… Lo importante es que nuestro querido perrito o gatito se sienta como en casa y lo más a gusto posible, circunstancia que quedará reflejada de manera patente en su carácter y salud. Así, cuanto más y mejor nos ocupemos de él, mejor carácter mostrará y estará mucho más contento.

La recreación de las mascotas no puede ser más real. Tanto su modelado como, sobre todo, sus animaciones son de lo más fehacientes que podáis imaginar. ¡Pero si es que a veces están para comérselos! Y no solo eso, puesto que sus ladridos, maullidos y demás sonidos son auténticos, haciéndonos creer que son mascotas vivas en lugar de simples versiones virtuales.

Está claro que esta edición del simulador de mascotas de Nintendo no sorprende tanto como lo hiciera el original de Nintendo DS hace ya algún tiempo pero, aún así, se trata de una ocasión única de tener mascotas sin que te manchen el suelo ni te arañen las cortinas.

 

Cerrar