El rey de los asesinos

A pesar de las buenas críticas que recibió el original, No More Heroes no supuso precisamente un mega-éxito comercial en Wii. Por eso mismo muchos temíamos que las alocadas aventuras de Travis Touchdown llegaran a su fin, pero ¡de eso nada!

El psicópata, divertido y excéntrico Travis Touchdown regresa a su consola favorita para demostrar que sigue estando en plena forma. O sea, para convertirse una vez más en el rey de los asesinos profesionales. Todo un logro, ¿no creéis?

Más y mejor

El argumento del título guarda una estrecha relación con lo que observamos en la primera entrega. Así, una vez más Travis quiere llegar al primer puesto del Top de los asesinos más poderosos y sin escrúpulos del mundo, por lo que debe ir liquidando uno por uno a todos aquellos que figuran en una curiosa lista. De hecho, en esta ocasión reaparecen ciertos enemigos y personajes secundarios, como la sensual e irritable Sylvia.

El desarrollo tampoco ha cambiado demasiado en relación al original. La base de la aventura sigue siendo la misma, es decir, que es necesario afrontar incontables duelos (espada láser en mano) contra numerosos enemigos, batallas que en esta ocasión resultan más espectaculares que las disfrutadas antaño. Además, en esta ocasión la cámara sigue la acción de manera mucho más fiable. Y para evitar que el título caiga en la monotonía, a estas batallas se suman otros elementos como los minijuegos (de diseño retro) y leves toques de exploración.

Sin embargo, el título también cuenta con notables novedades. El estudio Grasshopper parece haber escuchado las críticas que recibió la primera de las entregas, por lo que ha introducido varias mejoras. Por un lado, el juego es más grande en todos los sentidos. Con esto queremos decir que el número de rivales a los que debemos eliminar es más elevado, hay más minijuegos en los que participar, la duración se ha visto levemente aumentada, técnicamente está más pulido… Vamos, que en este sentido No More Heroes 2 supera en todos los aspectos al original.

Otro de los cambios que se han introducido es la supresión de los entornos abiertos. Si recordáis, en la primera parte podíamos movernos con cierta libertad por las calles de Santa Destroy pilotando una moto muy potente. Bien, pues esa parte ha sido eliminada por completo, lo cual suscita cierta polémica. Y es que debido a esto No More Heroes es bastante más lineal que su predecesor pero, por otro lado, precisamente este era uno de los aspectos en los que más flojeaba la primera parte. Eso sí, a pesar de este “recorte” es posible seguir visitando locales importantes de la ciudad de manera directa como un gimnasio, tiendas varias, etc.

Lo que se ha mantenido fiel al original es todo el sentido del humor y el descaro que mostraba el primer No More Heroes, así como su carga “sensual”. Chistes verdes, comentarios sexistas, escenas “picantonas” y demás detalles os están esperando.

Para el final hemos querido dejar el tema de la violencia. Y es que si el primer No More Heroes llegó a nuestras fronteras censurado, en esta ocasión dicho problema no se ha producido. Así, a lo largo de la aventura contemplamos ríos de sangre y escenas bastante subiditas, por lo que no es el juego más indicado para los más pequeños a pesar de su estética de dibujos animados. ¡Tened esto presente!

Cerrar