No More Heroes

La consola de sobremesa de Nintendo no se caracteriza precisamente por presentar un catálogo de juegos especialmente extenso para los jugadores adultos y expertos. Justamente por eso este título de Grasshopper llama tanto la atención.

Grasshopper es una de esas compañías independientes que desarrollan títulos cuando menos curiosos y diferentes al resto. Un ejemplo bastante claro es este que nos ocupa, No More Heroes, una aventura de acción en tercera persona dotada de mucha personalidad.

Asesino profesional

Ya desde la primera escena, nos damos cuenta de que estamos ante un título atípico. Y es que su argumento es disparatado como pocas veces se ha visto en un videojuego. El protagonista de esta historia, Travis Touchdown, pretende convertirse en el asesino más peligroso del mundo, y para lograr tal fin debe eliminar uno por uno a los criminales más temibles y pintorescos del ranking de una curiosa asociación de delincuentes profesionales.

Para conseguir su propósito Travis posee un arma muy particular: un sable láser similar al observado tantas y tantas veces en la saga Star Wars. El número de acciones y ataques que es posible pertrechar con este arma es bastante amplio y, además, conforme avanzamos en la historia podemos ir potenciándolo paulatinamente e incluso adquiriendo otros sables más eficaces y poderosos.

Herencia GTA

El desarrollo de la aventura se asemeja al vivido en la popular saga GTA, salvando las distancias. Así, en la aventura se dan la mano los combates (en este caso cuerpo a cuerpo) con otros elementos como la exploración, la conducción e incluso algún que otro minijuego. Y por encima de todo, el grado de violencia que muestra No More Heroes es igualmente considerable. No obstante, la diferencia principal entre ambas series es que en este caso gozamos de una menor libertad de acción, siendo el desarrollo mucho más guiado y estructurado en niveles. En cualquier caso, tenemos una ciudad (ficticia) a nuestros pies, Santa Destroy, que es posible recorrer a nuestro antojo a bordo de una moto de estética futurista.

Otro factor importante que diferencia a esta producción de la mayoría de títulos de Wii es su descaro, sentido del humor y, por qué no decirlo, su toque de erotismo. Así, en más de una ocasión os reiréis bastante con las ocurrencias de Travis y se os subirá la temperatura con los “modelitos” que luce Sylvia, una de las protagonistas “picaronas” de la aventura.

Pero a pesar de todas estas cualidades, a No More Heroes también se le pueden lanzar reproches. Y algunos de ellos son importantes. El más criticable es el aspecto que muestra la ciudad. Y es que pocas veces hemos visto lugares tan desolados como Santa Destroy, donde es difícil divisar transeúntes o vehículos por sus calles. Otro problemilla que arrastra el título es su control, que a veces no detecta nuestros movimientos correctamente. La censura también hace acto de presencia, ya que la sangre y las escenas más violentas que se dejaban ver en las versiones japonesas y americanas han sido recortadas en esta versión europea. Y por último, el seguimiento por parte de la cámara dista mucho de ser el más eficiente.

Pero a pesar de todo esto, No More Heroes es un título de esos que llaman la atención, y más dentro del catálogo de juegos de Wii, carente de este tipo de ofertas “adultas”. ¡Ah! Y si sois poseedores de una PS3, que sepáis que recientemente Konami ha puesto en liza una adaptación de este mismo título para la consola de Sony que lleva por título No More Heroes: Paradise. ¿Y qué novedades ofrece? Pues más bien escasas: gráficos en HD y la incorporación de los ya famosos Trofeos.

Cerrar