¡Al abordaje!

Spike Chunsoft y Bandai Namco nos trean la adaptación del popular manga que seguro entusiasmará a los fans. One Piece: Burning Blood permite combatir con diferentes personajes y contra múltiples villanos en un título de lucha desarrollado en coloridos escenarios en tres dimensiones.

13100

El juego arranca cuando el joven Luffy trata de salvar a su hermano Ace, que se encuentra cautivo en prisión, en Marineford. Cuando llega para rescatarlodescubre que se lo han llevado, por lo que libera al resto de presos para que le ayuden a dar con él, mientras se enfrenta a los enemigos que tratan de impedírselo, que serán numerosos y cada cuál más complicado. Para ello contará con la inestimable colaboración de sus nuevos aliados de Impel Down.

Pese a que One Piece: Burning Blood puede no ser el título más extenso al que hayamos jugado, sí ofrece un aceptable surtido de opciones con las que los aficionados a este tipo de propuestas, en especial los seguidores del manga japonés creado por Eiichiro Oda, podrán distraerse durante horas rememorando las aventuras de sus protagonistas, que veremos evolucionar desde un punto de partida situado dos años en el pasado. Además, no se trata del típico arcade de lucha en dos dimensiones y con gráficos tridimensionales, sino que estamos ante un juego que, pese a conservar lo más querido de estas propuestas clásicas, nos permite disfrutarlo en vistosos escenarios presentados en tres dimensiones, lo que otorga una libertad de movimiento que, francamente, es de agradecer.

El modo de juego que ocupará la mayor parte de nuestro tiempo, al menos al principio, es la Guerra Suprema, que se presenta como la atracción principal del título desarrollado por Spike Chunsoft. Mediante una serie de vídeos que servirán a modo de introducción y en ocasiones conclusión de cada capítulo, vamos adentrándonos en una historia que, como era de esperar, nos ofrece la oportunidad de enfrentarnos a un más que considerable número de oponentes. Unos enemigos que, por supuesto, dialogarán con nuestro personaje hasta que ambos se enzarcen en una batalla vibrante y llena de acción.

Sin embargo, no solo manejaremos al personaje inicial, Luffy. También tendremos la ocasión de ponernos en la piel, en otras fases de la aventura, de Barbablanca, Akainu y Ace, aunque nos cruzaremos con muchos más: Zoro, Usopp, Sanji, Nami, Chopper, Robin, Franky, Brook, Sabo, Vista… Ellos serán el vehículo a través del que conocer todos los detalles de la que es una de las tramas más populares de One Piece, Marineford. El modo de hacerlo, avanzando mediante el paso por distintos y coloridos escenarios, que además constan de diversos niveles. No obstante, te equivocarás si piensas que estamos ante un juego de mecánica inflexible, y es que, en determinados momentos, tendremos la opción de escoger qué a qué reto hacer frente antes. No solo eso, y es que algunos de los niveles serán totalmente opcionales y te permitirán jugar con otros personajes alternativos. Un detalle que, sin duda, los seguidores más fieles sabrán valorar.

La forma de combate también resulta atractiva. Sumado al disfrute que supone luchar en un escenario en tres dimensiones, cabe destacar la inacabable fuente de ataques y combos con los que nuestro protagonista podrá enfrentarse a los villanos más detestables del universo One Piece. Tranquilo, porque si se te resisten, podrás hacer uso del llamado “medidor ardiente”, un indicador de energía que, estando al máximo, llagará a tu personaje al increíble modo Estallido, que te aportará la potencia necesaria para machacar incluso a tus más férreos oponentes. Estos combates, por cierto, irán otorgando experiencia al luchador pero también al resto de integrantes del grupo que permanezcan a tu lado para, progresivamente, ir subiendo de nivel.

No obstante, no podemos olvidarnos de otro modo de juego, esta vez online, que también nos proporcionará un digno entretenimiento. Con la Batalla de Banderas Pirata podremos formar un equipo con el que enfrentarnos a otros saqueadores del mar, a los que trataremos de arrebatar la conquista de estratégicos enclaves que iremos acumulando en nuestro haber. Para lograr nuestro propósito, cualquier ayuda será bien recibida, por lo que el apartado del menú llamado Base Pirata será nuestro mejor aliado. Accediendo, tendremos la opción de crear nuestra tripulación y, mediante el pago de Beli, reclutar a luchadores u otros personajes de apoyo que, en total, superan la nada desdeñable cifra de 40. Cabe aclarar que todas estas incorporaciones podrán efectuarse mediante el canje o a través de la campaña, mediante la cual iremos desbloqueándolos paulatinamente.

Otra distracción es el Duelo de Se busca, donde podremos consultar la lista de los más buscados para enfrentarnos a ellos y ganarnos una buena recompensa. Afortunadamente, si no nos creemos del todo preparados, Rayleigh podrá entrenarnos como es debido antes del combate en cuestión. Por último, la sección Colección del menú permite consultar las estadísticas de nuestra partida además de todas las secuencias de vídeo, que no son pocas, proyectadas durante el modo Guerra Suprema y que podremos revisitar en el apodado Caracolófono. Una buena forma de recordar todo lo jugado si en algún momento queremos reengancharnos a una campaña a medio completar.

A pesar de todas las virtudes del título distribuido por Bandai Namco, no podemos obviar la ausencia de un modo de juego con el que todos los aficionados a estas propuestas suelen contar. Al menos, solían hacerlo. Hablamos del clásico multijugador offline o local, que nos permitía el lujo de combatir junto con nuestro compañero de sofá durante horas y horas de diversión. Parece, por suerte o por desgracia, que el apartado online es el que ahora recibe todas las atenciones y arrumacos de las desarrolladoras del sector.

Para finalizar, es importante reseñar la buena apariencia gráfica del título, que luce colorido y resulta del todo llamativo en su forma de combate. Sin duda, se trata de un título estéticamente vistoso que gustará a los habituales del género y probablemente encandilará a los seguidores de One Piece, que sabrán apreciar todos los guiños escondidos a lo largo del título. El apartado sonoro está también a la altura, a pesar de la ausencia de doblaje al castellano que los más puristas incluso agradecerán. Los diálogos se presentan en japonés mientras que el subtitulado, al igual que los menús y demás infografía en pantalla, sí aparece en nuestro idioma.

Javier Castillo

JUGABILIDAD: La mecánica de juego, pese a sus innumerables opciones en combate, resulta entretenida, sencilla y fácilmente ejecutable. En términos de jugabilidad, por tanto, el título cumple e incluso supera a propuestas similares, ofreciendo una disposición en tres dimensiones de los escenarios. Sin embargo, se hecha en falta el multijugador offline.

GRÁFICOS: 
A nivel gráfico cumple con lo esperado e incluso se permite el lujo de introducir cada episodio de la campaña con vídeos que tratarán de acercamos a la acción posterior. El diseño de personajes resulta visualmente llamativo, algo a destacar teniendo en cuenta la cantidad de protagonistas seleccionables.

SONIDO: A pesar de la ausencia de doblaje en castellano, los enfáticos diálogos en japonés nos ayuda a introducirnos en una trama que, pese a su sencillez narrativa, se enriquece con numerosos efectos sonoros y una banda sonora a la altura, incuestionables protagonistas de todos y cada uno de los combates.

DURACIÓN: El modo Guerra Suprema nos entretendrá durante horas, aunque no es la única atracción del juego. Afortunadamente, y pese a la ausencia de un multijugador offline, tenemos a nuestra disposición un modo online con el que alargar la experiencia de juego el tiempo que consideremos oportuno.

HISTORIA: La trama es una mera excusa con la que introducir toda la serie de combates que constituyen el juego, su razón de ser. No obstante, los detalles argumentales que se van revelando conforme avanzamos en la campaña, la mayoría presentados a través de vídeos, ayudan a mantener el interés.

CONCLUSIÓN: Una propuesta destinada a los seguidores de One Piece que también gustará a los aficionados al género de lucha, que encontrarán un digno entretenimiento en el marco argumental de este disfrutable manga. Gráficamente no decepciona y ofrece suficientes modos jugables para ser disfrutado durante horas, también de forma online con otros muchos jugadores. Sin embargo, la falta de multijugador offline o local es un lastre que no podemos olvidar y que decepcionará a muchos usuarios. El balance, sin embargo, y siempre que gustes de este tipo de títulos, es positivo.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
One Piece: Pirate Warriors 3
One Piece: Unlimited World Red

El juego comienza con un flashback situado dos años atrás en el tiempo.

Publicaciones relacionadas

Cerrar