Piratas en acción

La conocida serie creada por el dibujante de manga Eiichiro Oda sirve de inspiración para un nuevo juego exclusivo para la portátil Nintendo DS.

Aunque vivimos una etapa de transición entre portátiles, Nintendo DS aún sigue siendo un mercado atractivo para las compañías, mientras su sucesora se termina de hacer un hueco entre los usuarios. Por eso compañías como Namco-Bandai todavía siguen apostando por ellas. En este caso con un juego de lucha y acción basado en la popular serie One Piece. Un trabajo claramente enfocado para sus fans, que nos lleva a revivir más de ochenta capítulos del anime.

¡Al abordaje!

One Piece Gigant Battle está dividido en diferentes modos de juego. Y el más interesante de ellos es el llamado Grand Prix Pirata. Este, que viene a ser algo así como la campaña principal del juego, nos lleva a recorrer cinco zonas distintas, divididas a su vez en diferentes pruebas.

Cada una de ellas supone un reto diferente y variado, si bien la acción es la auténtica protagonista del cartucho. Las misiones más frecuentes son las llamadas versus. Batallas en toda regla en las que nos vemos las caras con hasta cuatro enemigos a la vez. Para derrotarlos contamos con un generoso abanico de golpes y combos, que varían en función al personaje que hayamos seleccionado.

Aunque el juego no es lo que se dice especialmente difícil, sí encontramos unos jefes finales durillos de pelar. Por suerte One Piece Gigant Battle tiene un toque rolero, que nos permite ir mejorando a nuestros personajes a medida que luchamos. De esta manera poco a poco nos vamos haciendo más y más fuertes. Además, en las propias fases  también encontramos objetos, armas y todo tipo de ayudas que, al ser usadas con propiedad, nos facilitan mucho la vida. Y por si fuera poco, también podemos invocar a amigos para que luchen con nosotros. Amigos “piratas”, puesto que este modo no admite cooperativo. Con todo, si aún así se nos resiste un nivel, siempre podemos saltárnoslo, eso sí, previo pago de una cantidad de monedas. Esta opción, no obstante, no resulta demasiado recomendable, teniendo en cuenta que la campaña de la que hablamos apenas dura cinco o seis horas.

Además de este modo, el título también incluye otros “menores” pero que aumentan un poco su duración, como Entrenamiento, Supervivencia o Batalla Libre. No es necesario detallar de qué trata cada uno, ¿verdad? Además, el cartucho también permite combates con hasta cuatro amigos, para cuando nos hayamos cansado de todos los modos anteriores.

Visualmente el juego aprovecha sabiamente las posibilidades de Nintendo DS, con personajes en dos dimensiones  que se mueven por escenarios tridimensionales. El resultado funciona, sobre todo porque recuerda mucho a la serie de televisión animada.

Cerrar