Un nuevo comienzo

Diez años después de triunfar en PSOne, la saga Parasite Eve da el salto a PSP. Y lo hace con un juego orientado a la acción y a la ciencia ficción que poco o nada tiene que ver con los inicios de la serie.

Lo que no ha cambiado ha sido la protagonista del juego, Aya Brea, quien vuelve a tener en sus manos una batalla de vital importancia. Esta aventura nos transporta a la ciudad de Nueva York del futuro, justo cuando unas terribles criaturas gigantes atacan la ciudad. Una plaga que, al parecer, puede terminar incluso con toda la vida humana sobre la faz de la Tierra.

Heroína de altura

Para evitar la catástrofe, Aya tiene que usar sus increíbles poderes para volver al pasado, y evitar así los acontecimientos que allí suceden para salvar el futuro. Un argumento al más puro estilo Terminator 3, con viajes en el tiempo incluidos.

En realidad, The 3rd Birthday supone un cambio de naturaleza rotundo con respecto a los dos anteriores Parasite Eve. Si estos suponían una innovadora mezcla entre juego de rol y aventura de terror, en esta ocasión estamos ante un UMD claramente enfocado a la acción. Para hacernos una idea, se podría comparar su desarrollo con el de otros juegos del género en tercera persona, como el reconocido Resistance Retribution, si bien este permite algo más de libertad de movimientos.

A lo largo de los niveles tenemos que recorrer distintos escenarios, todos ellos bastante lineales, mientras nos vemos las caras con todo tipo de monstruosos enemigos. Para ello contamos con un buen número de armas de fuego, que van desde las más sencillas pistolas hasta los rifles. Para evitar sus golpes, también podemos cubrirnos con múltiples trincheras colocadas a lo largo de cada nivel. Pero, además, Aya es capaz de utilizar la habilidad de teletransportarse al lugar en el que se encuentre algún otro personaje, algo muy útil a la hora de escapar de diversas criaturas. Y es que The 3rd Birthday es, ante todo, un juego muy trepidante que no da un segundo de tregua.

Pero durante las aproximadamente diez horas que dura el título también podemos llevar a cabo otras acciones que ofrecen algo de variedad al desarrollo, como pilotar algún que otro vehículo, vernos las caras con difíciles jefes finales o, incluso, dar un contado número de órdenes a nuestros aliados. Nada especialmente complejo, pero que da un leve toquecillo estratégico a las batallas.

Técnicamente, The 3rd Birthday es uno de los juegos que más aprovecha las posibilidades gráficas de PSP, presentando unos escenarios muy detallados y razonablemente amplios, escenas cinemáticas de corte cinematográfico y unos enemigos que, en ocasiones, alcanzan dimensiones considerables. Por último, comentar que el UMD llega doblado al inglés, aunque subtitulado al castellano.

Cerrar