El terror que no se ve

El primer videojuego de The Deep End Games es un título de terror diferente. Su nombre es Perception y nos pone en la piel de Cassey, una joven ciega que tan solo puede ver golpeando el escenario para que se genere a su alrededor haciendo uso de la técnica de la ecolocalización. Ya lo hemos jugado y te contamos qué nos ha parecido esta interesantes y novedosa propuesta jugable.

14497

Los comienzos siempre son difíciles y como estudio de videojuegos, más todavía. Eso es lo que le ha ocurrido a The Deep End Games, aunque en esta ocasión la compañía norteamericana tenía la fortuna de contar con veteranos de la industria que han trabajado en sagas tan reconocidas como BioShock, Dead Space o Rock Band. Con este currículum solo se podía esperar algo prometedor de ellos. Y así ha sido.

Su primer trabajo es Perception, un videojuego de terror que nació en un proyecto de financiación colectiva en Kickstarter y que logró el suficiente apoyo para desarrollarse para PC, PlayStation 4 y Xbox One y para poder incluir subtítulos a varios idiomas, incluido el castellano. Ahora ha llegado a las plataformas digitales de los mencionados sistemas de juego y nosotros lo hemos podido probar, concretamente en su versión de PlayStation 4.

En Perception nos ponemos en la piel de Cassey, una joven que ha sido ciega durante toda su vida y que ahora quiere adentrarse en un peligroso viaje vital. Cassey quiere acudir a la mansión que aparece en sus pesadillas para descubrir qué la conecta a ella y qué ocurrió en el lugar con los años. Pronto descubriremos que no se trata de una casa corriente y que Cassey está a punto de adentrarse en una aventura de lo más terrorífica.

Lo que sin duda te estarás preguntando es cómo se juega a un videojuego en el que se controla a una mujer ciega. The Deep End Games ha empleado la ecolocalización, una técnica común en algunos animales (como los murciélagos), que utiliza el sonido para formar el escenario a su alrededor. Cassey porta un bastón con el que puede ir golpeando objetos cercanos (o el suelo) para que el escenario se dibuje durante unos segundos en colores azulados y verdosos.

Hacer excesivo ruido alertará a las fuerzas del mal de la mansión, de modo que en ocasiones deberemos optar por espaciar más nuestros golpeados o aprovechar el entorno. En la casa encontraremos aparatos de radio o televisores que podemos encender para que esa parte del escenario siempre sea visible. Del mismo modo, si nos topamos con una chimenea con fuego crepitante también tendremos esa zona iluminada.

El avance en Perception no es muy distinto al de otros videojuegos de terror de corte independiente o incluso cercano a los walking simulators. Nuestra misión es encontrar diferentes objetos repartidos por la mansión para descubrir las historias que hay tras ellos. Una vez que sepamos qué objeto debemos encontrar podremos activar una ayuda que nos indique su posición incluso teniendo el escenario completamente a oscuras.

Si deseas aumentar la dificultad del juego puede desactivar esta ayuda. Claro está, antes de llegar a esos objetos deberemos resolver pequeños acertijos consistentes en buscar los ítems indicados para abrir puertas bloqueadas o superar obstáculos inicialmente imposibles para nosotros. Este es, de hecho, uno de los principales problemas del videojuego, pues a pesar de su breve duración se hace muy repetitivo que el avance no varíe a lo largo de toda a propuesta.

Además de los objetos principales (por llamar de algún modo a aquellos que hacen avanzar la historia) también podremos encontrar documentos o grabaciones que ampliarán nuestros conocimientos sobre la historia. Una historia conformada por diferentes minihistorietas de fantasmas que, como suele ocurrir, tienen un interés diverso. Algunas son geniales y apetece seguir explorándolas, mientras que otras tan solo deseamos que acaben cuanto antes para poder llegar a una más atractiva.

Es probable que estés pensando en cómo nuestra Cassey puede leer documentos siendo ciega. Para ello lleva siempre consigo su smartphone, que aparte de permitirle hablar con su pareja (que no está en la mansión) también le permite hacer uso de la aplicación Delphi, que transforma en voz los textos que vayamos encontrando por la casa. Como habíamos avanzando antes, no estaremos solos en la casa.

Habrá un peligro constante, conocido como La Presencia, que tratará de detenernos para que no sigamos indagando en el pasado de esa mansión. Para evitar que venga a por nosotros deberemos tener cuidado con el ruido que originamos con nuestro bastón, aunque si percibimos que va a aparecer siempre podemos escondernos en armarios, debajo de camas o dentro de baúles. Todo muy al estilo Outlast.

Perception, indudablemente, logra crear tensión y malestar en el jugador y lo hace a pesar de contar con un apartado gráfico muy limitado. La idea de generar el escenario a nuestro alrededor con golpes de bastón es muy interesante, pero visualmente el título no está a la altura siquiera de los mejores indies de la generación. En el sonido encontramos mejores noticias. No existe apenas banda sonora, pero los efectos sonoros son sencillamente escalofriantes.

Lo mejor de todo es que Perception llega con textos en castellano, aunque hemos de reseñar diversos problemas con ellos. A lo largo de nuestra partida (que ha durado unas cuatro horas) nos hemos encontrado con varias líneas de diálogo cuyos textos han saltado en inglés y no en castellano. Lamentamos decir que ha sido más frecuente de lo que debería y que, en algunos casos, desconcierta la repentina mezcla de idiomas.

Joel Castillo

Jugabilidad: Pese a tratarse de un videojuego de terror Perception es bastante limitado en lo jugable. Nuestra misión consiste en encontrar objetos y documentos mientras tratamos de que una presencia maligna no dé con nosotros. Más allá de eso y los golpes que realicemos para que el escenario se genere a nuestro alrededor no tendremos mucho más que hacer. Puede acabar haciéndose repetitivo.

Gráficos: Perception es un videojuego independiente y, como tal, no hace gala de un apartado gráfico brillante. Todo es muy sencillo y en ocasiones insuficiente, pero el efecto de generarse el escenario a nuestro alrededor es tremendamente impactante.

Sonido: El título llega perfectamente doblado al inglés con un buen casting de voces y unos efectos de sonido capaces de erizarte el bello. Asimismo también contamos con textos en castellano, aunque algunos fallos de traducción nos pueden sacar de la propuesta.

Duración: Perception está compuesto por cinco capítulos que podemos completar en tres o cuatro horas, dependiendo de cuánto quieras invertir buscando coleccionables. Sin embargo parece un título poco dado a rejugarse.

Conclusión: La primera obra de The Deep End Games es, ante todo, una potentísima idea regularmente ejecutada. Ponernos en la piel de una mujer ciega es muy atractivo, especialmente cuando vemos cómo funciona el sistema de ecolocalización. Sin embargo, el título carece de objetivos interesantes y pronto se convierte en un pasillo en el que hacemos lo mismo una y otra vez. Pese a ello se trata de una experiencia terrorífica recomendable para los amantes del género y para aquellos que deseen probar algo diferente.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…

BioShock

Dead Space


La protagonista usa la ecolocalizaión para generar el escenario a su alrededor.

Cerrar