Un tesoro que roba corazones

14060

Más de medio año después de su llegada a Japón, Persona 5 aterriza en Occidente y nos trae una aventura inmersiva, profunda y dinámica. La saga se renueva en su estreno en la nueva generación de consolas, y nosotros te contamos cómo ha sido nuestra experiencia.

Atlus ya lleva 20 años trayéndonos Shin Megami Tensei, una saga RPG que con el tiempo se ha ramificado en una subsaga igual de importante: Persona. Aquí Atlus nos ayudaba a incidir en el conocimiento de la condición humana y ahondaba en distintas preocupaciones que tenemos todos en nuestro día a día: la soledad, el deseo de ser aceptado, el luchar por nuestros sueños…

Desde 2008, Persona se había quedado parada en su cuarta entrega numerada, lanzándose en los años sucesivos variantes orientadas a captar otro público, tales como juegos de lucha tipo arcade, y musicales.

Ahora, llega el momento de disfrutar de Persona en la nueva generación de consolas, lo que supone un nuevo desafío para Atlus. Con Persona 5 han querido traer una historia de calidad y una jugabilidad que pretende innovar pero a la vez satisfacer tanto a los nuevos jugadores como a los más veteranos. ¿Lo habrá conseguido?

Año 20XX. Nuestro protagonista, tras un suceso violento, es obligado a vivir durante un año en Tokio, acogido por el regente de un bar llamado Sojiro Sakura. Su vida dará un vuelco cuando descubra que tiene la habilidad de infiltrarse en el corazón de las personas y robar el tesoro que oculta. Aprovechando esto, él y sus amigos, que forman el grupo de ladrones Phantom Thieves, intentarán cambiar el corazón de los adultos corruptos… pero esto puede tener una mortal consecuencia.

En algún punto de la historia, el líder de los Phantom Thieves es atrapado por las autoridades policiales y torturado para someterlo a un intenso interrogatorio. Iremos moviéndonos entre el presente y el pasado y comprendiendo cómo surgió el grupo, cuáles eran sus fines y qué consiguieron.

Paralelamente, se está registrando un aumento de accidentes. Las primeras hipótesis que se barajan son que las personas causantes de los incidentes tuvieron algún tipo de colapso mental. ¿Habrá algo o alguien detrás de esto? La policia cree que sí, y hará todo lo posible por demostrar que los Phantom Thieves son los culpables. ¿Será verdad?

 

Persona 5 es un videojuego muy amplio, más incluso que los anteriores de la saga. Por esta razón, distinguiremos varios apartados a la hora de analizar el título. Además de su lado Phantom Thief, nuestro protagonista debe hacer todo en su mano para que no se descubra su verdadera identidad, motivo por el que debe intentar vivir su día a día con la máxima normalidad posible, asistiendo a clase, relacionándose con sus compañeros e incluso trabajando a tiempo parcial.

En Persona 5 vemos la vida de unos estudiantes de instituto, por lo que nos tocará lidiar con los quebraderos de cabeza propios de esta época.

Nuestro personaje se muda a una ciudad que apenas conoce, y como tal es normal que se confunda, por ejemplo, con las líneas de trenes que nos pueden llevar de un lado a otro de Tokio. De hecho, aquí estaremos confusos tanto el protagonista como nosotros mismos como jugadores. No siempre se nos darán las indicaciones exactas de cómo proceder o dónde están los puntos claves que debemos visitar, por tanto, habrá que prestar atención al entorno y seguir, si procede, las señales adecuadas. Situándonos de nuevo en el caso de las líneas de trenes, la estación de Tokio es inmensa y habrá que leer todos los carteles para averiguar cuál es el tren que debemos coger para llegar al destino indicado. Pararnos a estudiar nuestro entorno nos ayuda a tener una idea de cuán envolvente es el juego.

Antes de proseguir, hay que mencionar algo, y es que nuestro personaje tiene cinco atributos a potenciar: Charm (Encanto), Knowledge (Conocimiento), Guts (Valor), Proficiency (Pericia) y Kindness (Amabilidad). Estos cinco aspectos los tendremos que ir trabajando a lo largo del juego para disfrutar de múltiples beneficios, cosa que pasaremos a ir desarrollando a continuación.

Somos estudiantes del Instituto Shujin, así que tendremos que enfrentarnos diariamente a tener que ir a clase, atender en algunas ocasiones e incluso responder a las preguntas de los profesores. Puede que algunas nos resulten fáciles de contestar, pero si no tenemos unos conocimientos determinados de la cultura nipona, puede que algunas cuestiones se nos puedan resistir. Tendremos que elegir una de las tres opciones que se nos presentan, y si acertamos se potenciará nuestro Knowledge. Por supuesto, también tendremos periodo de exámenes así que más vale estudiar para no suspender.

Hay un problema en nuestra vida estudiantil, y es que nosotros no somos precisamente bienvenidos. Al parecer, tenemos un historial criminal que no especificaremos para que el jugador lo descubra por sí mismo, y por supuesto esto llega a oídos tanto de alumnos como de profesores. Aquí entra un aspecto que ya encontramos en Persona 2, y es el sistema de rumores. No obstante, éstos no funcionan de la misma manera, pues tan solo nos servirán para enterarnos de la actualidad y de qué piensan sobre nosotros.

En Shujin no las tenemos todas con nosotros y poca gente estará dispuesta a hablarnos. Tendremos que aguantar la presión social de ver cómo inventan cosas sobre nosotros que todo el mundo se cree, cómo nos miran con malas caras, cómo incluso los profesores se muestran reacios a enseñarnos… Y este es uno de los grandes temas de Persona 5: los prejuicios. En esta entrega nuestros protagonistas son personas que, por un motivo u otro, han sido rechazadas por una sociedad que se deja llevar por unas ideas preconcebidas.

En el instituto podremos visitar varios lugares como por ejemplo nuestra clase, el edificio en el que se realizan las actividades físicas, y la biblioteca. En este último espacio podremos coger prestados libros que subirán nuestros atributos y estudiar. Eso sí, el hecho de que un criminal como nosotros nos pongamos a estudiar en la biblioteca pondrá a los compañeros en guardia, y nuestro personaje podrá subir adicionalmente el atributo Guts si es capaz de concentrarse aún oyendo cómo dicen cosas malas de él.

Alejándonos ya de nuestra vida de estudiante, a lo largo del día también podremos hacer otras actividades, como dedicar tiempo al ocio o a trabajar. En el primer caso tenemos un amplio abanico de posibilidades que supera lo visto en Persona 4. A lo largo del juego iremos desbloqueando distintas localizaciones en las que podremos comprar y vender ítems, potenciar nuestras habilidades y quedar con nuestros contactos. Por ejemplo, en Shibuya tenemos la posibilidad de estudiar en un bar mientras tomamos algo, practicar nuestra Proficiency jugando al béisbol, ejercitarnos en el gimnasio… Por otro lado, en la zona en la que vivimos podremos bañarnos en aguas termales y visitar la clínica en la que comprar ítems de curación.

Una cosa que debemos tener muy en cuenta es que nuestro día está dividido en Mañana (que normalmente pasaremos en el instituto), Tarde y Noche. Si visitamos alguno de estos sitios hará que pase el tiempo, por lo que necesitaremos organizar bien nuestro calendario. La oferta es sumamente amplia y tardaremos un tiempo en poder visitar todos los lugares, pero vale la pena poder conocer todo lo que el juego nos ofrece.

Una gran ventaja es que no será necesario ir dando vueltas una y otra vez si queremos ir a un lugar en concreto, ya que tendremos a nuestra disposición unos atajos que nos permitirán viajar rápidamente.

Para algunas actividades de ocio puede que necesitemos gastar dinero, así que obviamente habrá que aprender a gestionar nuestros gastos. Una manera de aumentar nuestros ahorros es trabajando a tiempo parcial. Aquí la oferta no es muy amplia pero sí la suficiente como para poder potenciar nuestros atributos y adaptarse a nuestros horarios. Habrá empleos de día, de noche, más fáciles y más complicados. Puedes aceptar varios a la vez, pues al fin y al cabo eres tú el que decide cuándo ir. Si el día resulta ser altamente productivo, puede que incluso percibamos un plus en nuestro sueldo.

 

 

En nuestra segunda identidad es donde encontramos la mayor apuesta de Atlus. La compañía ha querido ofrecernos un Persona de gran calidad pero a la altura de todo lo que la nueva generación de consolas nos puede proporcionar. La innovación se da la mano con lo habitual en una simbiosis digna de admirar.

Como hemos indicado en el argumento, nuestro protagonista se une con otros estudiantes (uno de ellos un personaje zoomorfo, llamado Morgana) y juntos deciden cambiar la sociedad pútrida en la que viven. Los adultos se dejan llevar por deseos distorsionados, y los Phantom Thieves los van a castigar para que se den cuenta de sus errores y paguen por ello.

En Persona 5 se hace mucha incidencia en la cognición y el mundo cognitivo de los seres humanos, explicándonos incluso varias ilusiones visuales. Todos nosotros tenemos, en nuestro interior, una representación mental de cómo vemos el mundo. Cuando una persona es invadida por deseos distorsionados (por ejemplo, el explotar a gente para que hagan lo que tú quieres), su mundo cognitivo se contamina y se convierte en un Palace, lugar en el que residen los pensamientos oscuros y donde habitan las Shadows, criaturas muy peligrosas.

A través de la Navigation App, nuestros personajes podrán adentrarse en el Palace de aquellos que se han dejado llevar por sus deseos. El objetivo es robar su tesoro, pero llegar hasta él no será precisamente fácil.

El sistema de exploración de mazmorras ha sufrido un gran cambio en Persona 5, de manera que podemos encontrarnos ante la entrega más dinámica de la saga. Hay ocasiones en las que los videojuegos reciben renovaciones que pueden resultar algo desacertadas, pero en este caso encontramos una modificación a mejor que llena de viveza y emoción al título.

Cada uno de los palacios tiene distintas plantas que tendremos que ir superando, pero no será tan fácil hacerlo como decirlo. En el proceso encontraremos Shadows (Sombras) que intentarán frenarnos, así que para asegurar el éxito tendremos que hacer uso del sigilo. Tendremos que escondernos detrás de objetos y seguir cuidadosamente a los enemigos antes de atacarlos. Si conseguimos darles el primer golpe sin que nos vean, en combate tendremos la ventaja de poder atacar primero (lo que se llama Ambush, o emboscada). Más adelante explicaremos en detalle el sistema de combate.



Los pisos de cada Palace estarán generados de forma predeterminada y tendremos que superar todo tipo de obstáculos y puzles para llegar a nuestro objetivo. Subiremos encima de cajas, saltaremos de una platforma a otra, nos colaremos por conductos de ventilación… pero por el camino también podremos encontrar objetos que nos serán de mucha ayuda, para lo que es muy útil usar la habilidad de Percepción aguda. Aquí, nuestro personaje se concentrará al máximo y en pantalla se destacarán en distintos colores los elementos que nos rodean. Es importante tener en cuenta todo aquello que esté iluminado en amarillo, ya que destacan tesoros que podremos vender en la tienda de armas para sacarnos algunos yenes. También veremos cofres que aconsejamos abrir, pues contienen objetos sumamente útiles en combates. Habrá algunos que podremos abrir sin problema alguno, pero los que contienen los botines más jugosos estarán cerrados con un candado que solo se abrirá si usamos una ganzúa, un tipo de herramienta de infiltración crafteable (también hay, por ejemplo, unas que te permiten huir del Palace en situación de emergencia). Por ello, es recomendable tener alguna que otra en nuestro inventario.

En nuestro recorrido por los Palace, además de encontrarnos escaleras que llevarán a los distintos niveles, también veremos habitaciones seguras en las que guardar la partida y reunirnos con nuestros compañeros. Debemos de ser conscientes de que si luchamos contra muchas Sombras, se pueden mermar los ánimos de los Phantom Thieves. Si se cansan, su rendimiento disminuirá, por lo que habrá que ir hablando con ellos para ver cómo se sienten y decidir si retirarse por el momento. Nótese que si sales del Palacio estando en una habitación segura, cuando vuelvas a entrar podrás hacer un viaje rápido a esa estancia para seguir con tu camino y no tener que empezar de cero.

A la exploración se ha añadido una novedad que, además de aportar a este dinamismo que quiere transmitir el juego, también añade algo de dificultad: el nivel de seguridad. Como ladrón que eres, el sigilo debe ser tu mejor amigo. Si te detectan, los enemigos comenzarán a perseguirte y subirá la seguridad del escenario. Si llega a su punto máximo, la cosa se pondrá muy fea para ti y tendrás que bajarla como puedas. Por ejemplo, el atacar por la espalda disminuye la alerta.

 

Otra de las grandes novedades de la exploración es la Cura automática, un atajo que nos permitirá curar a todo el equipo sin necesidad de tener que navegar por el menú. No obstante, hay que tener en cuenta que esto puede consumir los SP (Special Points) de los personajes con habilidades de curación, así que habrá que valorar cuándo usarlo y si conviene más usar objetos curativos.

Después de este resumen, es el momento de hacer un importante apunte: Cuando los Phantom Thieves encuentran su objetivo, primero deben asegurar la ruta hacia el tesoro, posteriormente enviar una carta de advertencia advirtiendo a la víctima de que le vamos a robar el corazón, y posteriormente pasar a llevarnos el tesoro, lo que no será fácil porque habrá que estudiar muy bien al enemigo final que nos espere.

Cada vez que tengamos disponible un Palace, habrá un plazo limitado al que tendremos que ajustarnos si queremos robar el tesoro, plazo en el que hay que no podremos olvidar que a veces tendremos que abandonar la exploración para hablar con nuestra víctima en el mundo real. Si no lo cumplimos, tendremos que volver a empezar la partida desde el punto en el que se inicia la cuenta atrás. Por tanto, la gestión del tiempo será más importante que nunca, pues si visitas un palacio no podrás hacer nada más en todo el día. Además, es importante saber que una vez robado el tesoro no podremos volver a ese lugar, así que no estaría de más abrir todos los cofres para entonces.

Una vez que hayamos robado un tesoro, se espera que la víctima tenga un cambio de corazón y revele todos los crímenes que ha cometido. Sin embargo, existe el riesgo de que esa persona, despojada ahora de sus deseos y motivaciones, pueda morir. Ese es un importante efecto secundario al que, como Phantom Thieves, tendremos que enfrentarnos.

Ahora toca hablar de otro punto clave en Persona 5: el sistema de combate por turnos. Este aspecto también se ha renovado para ofrecer un mayor dinamismo, y desde luego lo han conseguido. Cuando nos enfrentemos a Shadows, podremos analizarlas y comprobar a qué elementos son débiles, cuáles absorben y/o a cuales son resistentes. A la hora de atacarlas tendremos distintas opciones: usar nuestra arma cuerpo a cuerpo, nuestra arma a distancia o Personas.

Algo en lo que hay que prestar atención es que cada combate contra enemigos nuevos será un experimento de ensayo y error, ya que habrá que ir atacándole con todo lo que tengamos para ver en qué puntos flaquea. Por ejemplo, un enemigo puede recibir un daño moderado con un ataque cuerpo a cuerpo, pero quedar KO con ataques a distancia.

Nuestros compañeros solo podrán usar una Persona, criaturas que representan su personalidad, pero nuestro protagonista, poseedor de la Wild Card, podrá controlar a más. En parte, esto se debe a que nuestra personalidad no es fija y siempre sufrimos cambios. Entonces, es normal que algunos aspectos de ésta (las Persona) cambien por otros (las fusiones, de las que hablaremos en breve).

Además de los ataques elementales, también se pueden usar ataques de estado (ambos tipos consumen SP, salvo los ataques especiales físicos, que reducen Vitalidad). Estos lo que hacen es modificar atributos como la defensa, el ataque, la evasión… Durante el combate habrá que hacer mucho uso de la estrategia, por lo que en más de una ocasión puede que sea más necesario el subirte la defensa y reducir el ataque del enemigo que propinarle golpes a mansalva. Adicionalmente, nosotros podremos elegir las acciones de nuestros compañeros: podremos determinar que ataquen de forma automática dando prioridad al uso de magia o ataques físicos, por ejemplo, o elegir nosotros sus ataques. Todo dependerá de nuestro gusto, pero cabe destacar que la IA llega a resultar de bastante ayuda si dejamos que los Phantom Thieves ataquen de forma automática. Si bien a veces pueden dar prioridad a una acción que no veíamos necesaria, tampoco hacen demasiados desastres.

 

En cuanto vulneras el punto débil de una Shadow, ésta queda incapacitada. Tras eso, se te da la opción de atacar una vez más. Si consigues que todas las Shadow entren en ese estado, pasarás a una pantalla que consiste en la mayor novedad de esta entrega. En anteriores videojuegos podías usar lo que se llama un All-Out Attack, un ataque conjunto de todos los personajes que proporciona un gran daño. Sin embargo, aquí se nos ha añadido la posibilidad de dialogar con los enemigos siempre que no sean minibosses ni bosses. De hecho, en este título los enemigos son de por sí Personas que no recuerdan su verdadera identidad, mientras que, por ejemplo, en Persona 4 eran criaturas expresamente diseñadas para ser villanas.

Cuando llega el momento de dialogar con un enemigo, tendremos tres opciones: o bien convencerle de que nos preste su fuerza, para lo que necesitaremos responder a sus preguntas correctamente y así conseguir su máscara (lo que quiere decir que pasa a nuestro inventario), o bien pedirle dinero u objetos. Si las presionas demasiado, puede que las enfades e incluso que pidan ayuda. Los diálogos están muy bien hechos y te obligan a averiguar cómo piensan los enemigos y cómo puedes adaptarte a su línea de razonamiento, aunque a medida que avanzas en el juego las preguntas se van repitiendo y resulta más fácil acertar.

Las últimas opciones que destacaremos del combate, pero que no son las únicas que existen, son el uso de objetos, la guardia y la huida. Como en otros juegos de rol, a lo largo de los combates podremos usar ítems de todo tipo: para curar estados o nuestra vida, revivir a los personajes… Con la guardia, nuestros personajes se cubrirán y esto ayudará a que reciban menos daño, lo que puede salvarnos en más de una ocasión. En tercer lugar, mediante el comando de huida podremos salir de la batalla, pero cuidado porque no lo haremos al momento y, además, esto subirá el nivel de seguridad del Palacio.

Esta estrategia funciona igual tanto en los Palace, como en Mementos. A grandes rasgos ya que no queremos destripar demasiado lo que rodea a este espacio, Mementos es la representación mental de la conciencia colectiva, es decir, de la población. Es el lugar perfecto para entrenar cuando no tenemos una víctima importante, y de hecho lo visitaremos frecuentemente para aceptar peticiones de los fans de los Phantom Thieves.

El último apartado al que nos referiremos será al de las Persona. Como hemos mencionado, éstas son una representación de nuestra personalidad y nos proporcionan su poder para combatir. En esta entrega, la variedad de Persona ha aumentado y sus niveles han cambiado respecto a videojuegos anteriores. De hecho, puede que el nombre de algunas nos resulte familiar porque, realmente, estos seres pertenecen a distintas mitologías (y hasta puedes leer su origen). Cada una tiene sus puntos débiles y fuertes, por lo que tendremos que conocerlas muy bien a la hora de usarlas, ya que nuestro protagonista pasará a tener esas mismas habilidades. En combate solo puedes usar una por turno (a no ser que consigas un “1 more”), así que habrá que decidir bien cómo proceder.

Al inicio del juego tendremos a nuestra Persona por defecto, pero luego iremos ampliando nuestro repertorio. La principal vía será el diálogo con las Shadows, pero la Fusión también será vital para hacernos con criaturas más fuertes. Una condición importante es que solo podremos crear Persona que estén al mismo o menor nivel que el del protagonista principal.

Cuando fusionamos personas, podremos elegir qué habilidades heredará el resultado de esta mezcla, lo que resulta muy divertido debido a que puedes conseguir beneficios de lo más interesantes.

A medida que luchamos, nuestras Persona irán ganando experiencia y desbloqueando nuevas habilidades. Es muy recomendable registrar estos avances, ya que si la fusionamos con otra criatura, tan solo tendremos que volver al Compendium y pagar por conseguir a nuestro compañero tal y como lo teníamos antes.

Algo que es vital a la hora de crear Persona y que hemos querido dejar para el final, es la importancia de las relaciones sociales. En Persona 5, los Social Links han sido cambiados por Confidants, pero el sistema mantiene su esencia: a lo largo del juego conoceremos a diferentes personajes y podremos hacer un trato con ellos. Dichos personajes representan una Arcana de las cartas del Tarot, y estas Arcanas deben ir potenciándose hasta un máximo de 10 niveles. A medida que nuestro personaje interactúe con los confidentes, quedando y hablando con ellos a través del IM (un servicio de mensajería instantánea), además de conocer más sobre sus vidas, iremos desbloqueando habilidades que nos resultarán muy útiles en combate. Pero este no será el único beneficio, pues las Persona de esa Arcana recibirán un extra de experiencia cuando las vayamos creando

Siguiendo con el tema de la picaresca y el que nosotros somos ladrones, todo este proceso que hemos mencionado se llevará a cabo en una Velvet Room un tanto perturbadora. Si no eres muy conocedor de la saga, la Velvet Room es una sala especial que solo nuestro protagonista puede visitar, y guiados por Igor y sus ayudantes podremos fusionar, registrar y entrenar las Persona. La estancia es distinta en cada videojuego, y en esta entrega nos encontramos en una prisión. Es más, nosotros iremos con traje de recluso y grilletes, pero quienes se llevan la peor parte son nuestras pobres criaturas. Por poner un ejemplo, el ritual de Fusión consiste en la decapitación. Ideas muy oscuras, pero que demuestran que Atlus ha querido pulir hasta el más mínimo de los detalles para que todo el juego gire en torno a una temática, cosa que consigue de maravilla.

Retomando la valoración del juego en su conjunto, mencionar que aquí tan solo hemos hablado de una pequeña muestra de todas las posibilidades que nos ofrece Persona 5. Atlus se ha esmerado para compensar estos años de ausencia de una nueva entrega, y ha conseguido añadir muchísimas opciones novedosas sin que la saga pierda su esencia. Resulta admirable ver cómo se han mantenido coherentes en la aplicación de los temas del juego, y es que incluso en la interfaz podemos distinguir esta identidad propia que posee el título. Estamos ante un juego moderno y frenético, y los menús logran desprender este aire urbanita. Eso sí, durante la primera toma de contacto, la impresión que podemos recibir es de estar ante una interfaz algo barroca, pero con el tiempo te vas adaptando a ella.

A nivel gráfico, Atlus ha apostado por retomar la estética ya usada en Catherine, con una paleta de colores que tiende hacia los tonos cálidos y rojizos, y un uso de las técnicas artísticas que proporcionan un aspecto propio del anime. Sin irnos más lejos, las cinemáticas corren a cargo del reconocido estudio Production IG, que nos trajo Shingeki no Kyojin y Blood-C, entre otros. Es cierto que los Persona no destacan por unos gráficos fotorrealistas, pero esta precisamente es otra de sus marcas de identidad: no hace falta tener una gran potencia gráfica para traer un gran título.

A nivel de sonido, nuestros temores se confirmaron hace meses y volvemos a recibir una entrega de la saga íntegra en inglés, sin ningún tipo de traducción al español. Esto puede suponer un gran problema para personas con dificultades en el idioma, pero también puede resultar útil para repasar nuestros conocimientos. Su banda sonora es muy animada y los temas con voz tienen letras en inglés.

Persona 5 estará disponible para PlayStation 4 y PlayStation 3 el próximo 4 de abril, en apenas unos días. Recuerda que hay varias ediciones y también llegarán varios DLC que incluyen trajes de anteriores Persona.

María Rosado

 

 

Jugabilidad: Este es el Persona más dinámico que hemos jugado. Atlus ha encontrado el equilibrio entre lo nuevo y lo ya existente, y en ningún momento sentimos que haya elementos forzados. Tantas novedades pueden llegar a impresionar, pero una vez que te adaptas a ellas las llegas a ver como si siempre hubieran estado presentes en la saga.

Historia: Persona 5 es un videojuego oscuro que trata temas como los prejuicios, el egoísmo, el suicidio, la desesperanza… pero, sobre todo, la rebeldía. La rebelión ante una sociedad que se deja llevar por sus deseos más deleznables y que no duda en rechazar a aquellos que parecen diferentes. El argumento es muy adictivo y pondrá a prueba tu moralidad.

Duración: Si quieres completar el compendio de Personas al 100% y conseguir subir al máximo las relaciones con los otros personajes, puedes pasarte fácilmente unas 80-90 horas jugando.

Gráficos: Son muy similares a los de Catherine. Donde notamos una mayor explosión de color es en el mundo cognitivo, donde todo es posible y podemos encontrarnos auténticas maravillas.

Sonido: El videojuego está totalmente en inglés y su banda sonora nos hará tararear en más de una ocasión. La voz de Igor ha cambiado a una mucho más grave, lo que puede sorprender a los veteranos de la saga.

Conclusión: Persona 5 es un videojuego que todo fan de la saga debería jugar y que aquellos jugadores noveles deberían considerar para darle una oportunidad. Es un JRPG que nos invita mucho a la reflexión y nos proporciona información interesante sobre cómo funciona la mente humana, y, por ende, comprender cómo somos. Nos preguntábamos si Atlus lograría superarse y mantener viva la llama de Shin Megami Tensei: Persona, y podemos concluir que ha cumplido con creces.

 

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Toda la saga Persona

En el juego puedes encontrar referencias a personajes de la saga. Una pista: mira la televisión o los carteles publicitarios de las estaciones de metro.

Cerrar