Cazadores del espacio

La veterana serie de rol nacida en los circuitos de Master System presenta una nueva aventura épica desarrollada para Nintendo DS. Rol, combates y acción claramente enfocados para jugar en compañía.

Un año después de aparecer en Japón, ha visto la luz Phantasy Star Zero en las portátiles europeas. Una serie que, a decir verdad, suele tener más éxito en su país de origen que fuera de él, pero que aún así cuenta con una respetable reputación en todo el mundo. Su cuidado estilo anime y desarrollos profundos y galácticos la abalan.

A través de las estrellas

Phantasy Star Zero comienza en una postguerra vivida tras un terrible conflicto conocido como Gran Vacío. A partir de ese momento, la humanidad ha quedado reducida considerablemente, y los pocos supervivientes están divididos en tres tipos: humanos, robots y newmans. Tres razas entre las que tenemos que elegir nada más comenzar la aventura.

Y es que, siguiendo la pauta habitual dentro del género, Phantasy Star Zero comienza con un editor, que nos permite seleccionar las principales características de nuestro personaje: aspecto, pelo, voz, nombre, etc. Una vez decidido todo, empezamos una aventura de rol formada por misiones. Por lo tanto, nuestra tarea consiste en ir superando éstas, que se dividen tanto en principales como en secundarias.

En realidad, no se puede decir que en esta ocasión SEGA haya firmado un título especialmente innovador. Todo lo contrario: Phantasy Star Zero es bastante convencional. Los niveles están llenos de combates que se llevan a cabo en tiempo real, como si de cualquier juego de acción se tratara. Pero además de las luchas también hemos de explorar diferentes zonas, dialogar e incluso enfrenarnos con enemigos finales. Una mecánica que, pese a todo, puede llegar a volverse un poco repetitiva durante las doce horas que, más o menos, dura la aventura. Igualmente, durante todo el juego vamos acompañados por tres personajes. Aunque de éstos se puede ocupar con cierta eficacia la inteligencia artificial de la propia máquina, lo cierto es que la cosa gana mucho interés si son tres amigos quienes nos ayudan. De hecho, y como ocurre en series como Monster Hunter, Phantasy Star Zero está claramente enfocado a ser jugado en compañía.

Por lo demás, el título presenta un acabado tridimensional bastante pulido, una estética que, una vez más, recuerda a diferentes series de animación japonesas y una banda sonora llena de atractivas melodías. En definitiva, una aventura profunda y épica que puede ser una alternativa a juegos como Star Ocean o Infinite Space. Es una pena que llegue a ser tan repetitiva.

Cerrar