Dibujos de película – Análisis DS

5991

Nuevo título de plataformas que adapta en exclusiva a Nintendo DS las aventuras de esta singular pareja. Está basado en el reciente estreno cinematográfico del mismo nombre.

Muchas series de dibujos animados y las portátiles de Nintendo tienen una relación muy estrecha desde que el mundo es mundo. Es el caso de Phineas y Ferb, unos personajes que cuentan con cierto éxito en Disney Channel y que desde hace poco también protagonizan una película. Un juego que, sin grandes pretensiones, viene dispuesto a ocupar el vacío de lanzamientos que Nintendo DS viene sufriendo en los últimos meses.

Desenfado infantil

Phineas y Ferb es, básicamente, un juego de plataformas que sigue los cánones más convencionales del género. El título está dividido en cinco mundos, que a su vez se dividen en varios episodios cada uno. Durante los mismos tenemos que avanzar lateral u horizontalmente eligiendo a los tres protagonistas disponibles: Phineas, Ferb y el agente P. Cada uno de ellos tiene sus propias características, pudiendo los dos primeros lanzar ataques mecánicos y a larga distancia, mientras que el otro es capaz de saltar sobre los enemigos o elementos del escenario. Pese a todo, lo lineales que son los caminos hacen que cada nivel resulte sencillo de superar, incluso tratándose de una aventura para niños.

Y lo mismo sucede con los minijuegos que frecuentemente salpican el desarrollo, y que tienen que ver con piezas robóticas. Resultan bastante sencillos y a ningún usuario mayor de cinco o seis años les supondrán un reto. En cualquier caso, la aventura mantiene en todo momento la esencia del juego y su sentido del humor. Por ejemplo, a medida que vamos derrotando enemigos podemos conseguir baterías que, a modo de dinero, podemos cambiar por estrafalarios trajes (incluso es posible vestirse de mujer).

Además, el título intenta compensar su evidente sencillez con algo de variedad. A medida que avanzamos encontramos la posibilidad de pilotar robots gigantes o de jugar algo parecido a carreras de karts, estas últimas también en compañía de hasta cuatro amigos. A decir verdad, este multijugador alarga algo la duración del cartucho, que, por lo demás, se puede terminar fácilmente en cinco o seis horas.

Por último, comentar que los gráficos recuerdan enormemente a la serie de televisión y a la película. Es decir, personajes caricaturescos y exagerados que compensan su falta de detalle con mucha simpatía. De hecho serán los aficionados a las aventuras de esta pintoresca pareja de menor edad los que más disfruten con el título.

Cerrar