Un jardín lleno de posibilidades

12589

Los chicos de PopCap vuelven a la carga con una nueva entrega de su saga de acción multijugador en la que plantas y zombis se ven las caras en una trepidante lucha armada y en un colorido patio con jardín que se convertirá en una batalla campal. Un mundo repleto de opciones jugables y modos en el que tú decides qué quieres ser. ¿Planta o zombi?

Hace casi siete años, el pequeño estudio PopCap sorprendía a los jugadores de PC y dispositivos móviles con una alocada pero divertidísima propuesta. Su nombre era Plants vs. Zombies y nos ponía en la tesitura de la guerra más ridícula y entretenida de todos los tiempos. Más tarde, la franquicia dio el salto al mundo de las consolas, donde se consolidó con Plants vs. Zombies: Garden Warfare. Y, ahora, llega su segunda entrega, muy similar en cuanto a mecánicas y jugabilidad, pero tremendamente evolucionada respecto al contenido.

Y es que si Plants vs. Zombies: Garden Warfare 2 destaca por algo es por su apabullante oferta de modos de juego. Vayamos por partes. Nada más comenzar el juego deberemos resolver una breve y sencilla misión: controlar a una planta atrapada en la zona dominada por los zombis y regresar a nuestra base. Allí se nos explicará todo lo que ofrece el Patio, lugar donde se concentran todos los contenidos del juego, pero de eso hablaremos más adelante. Tras completar este encargo se desbloquearán los modos de juegos, entre ellos el individual. ¿Pero en qué consiste esta modalidad? Básicamente en seis misiones por bando que componen una especie de pequeñas minicampañas, una con las plantas y otra con los zombis. Ambas pueden ser completadas en menos de hora y media, por lo que no estamos, obviamente, ante el punto fuerte del programa.

A ello habría que añadir un tablón de anuncios que cada bando tiene en su guarida y que nos ofrece la posibilidad de ir haciendo otras misiones secundarias y encargos varios por todo el jardín, como derrotar a un determinado número de enemigos o rescatar a un personaje perdido entre la muchedumbre de plantas y zombis. Estos contenidos deben jugarse, en caso de querer hacerlo, individualmente y no existe opción de completarlos de otro modo.

Pero la verdadera grandeza de Plants vs. Zombies: Garden Warfare 2 está en sus modalidades multijugador. Por un lado tenemos las opciones cooperativas. Desde nuestra base en el jardín también podemos acceder a un panel de misiones de oleadas para hasta cuatro jugadores online o para dos jugadores a pantalla dividida. Este es un modo clásico de Plants vs. Zombies, pero se trata de una posibilidad que triunfará cuando tengas un amigo en casa con el que quieras echarte unas risas y matar a unas cuantas plantas o zombis, dependiendo del bando que hayas elegido. Finalmente está el modo estrella del título de PopCap: el multijugador online. Tenemos una modalidad base en la que todos los jugadores deben competir con los personajes básicos, de modo que solo influya la habilidad y no las horas de juego que se hayan invertido en mejorar a las plantas y zombis jugables. Pero también hay muchos otros y clásicos del género. Un sinfín de horas en ocho modalidades de juego que no nos aburrirán nunca.

Pero la amplísima oferta de contenido de Plants vs. Zombies: Garden Warfare 2 no concluye aquí. Y es que si en la primera parte solo podíamos jugar como zombis en determinadas modalidades, aquí los tenemos disponibles para cualquiera de ellas, incluso en el modo libre del Patio en el que podemos pasear para ampliar nuestra huestes, abrir cofres con recompensas mediante estrellas o simplemente matar a todo enemigo que nos crucemos con absoluta libertad. Y es que cada bando, además, dispone de una gran variedad de personajes jugables que podemos personalizar a nuestro gusto con los objetos que vayamos desbloqueando. Asimismo, también podremos conseguir otros personajes para combatir con ellos gracias a la máquina de cromos del juego.

Allí podremos invertir las monedas que consigamos jugango partidas online y canjearlas por sobres de diferentes tipos. Las recompensas puedes ser muy variadas: aliados que combatan junto a nosotros en el jardín, atuendos y otros objetos para personalizar a nuestras plantas y zombis o partes de nuevos personajes que tendremos a nuestra disposición una vez hayamos conseguido las cinco partes que componen a cada uno de ellos. Por supuesto, también podremos adquirir nuevas habilidades a medida que vayamos subiendo de nivel (cada personaje tiene su propia barra de experiencia, por lo que jugar solo con los que más nos gusten podría ser una buena forma de progresar). Claro está, el número de habilidades también es muy superior al de la entrega anterior a este Garden Warfare 2.

El videojuego rinde a un excelente nivel en cuanto a estética y sonido. En el primero de los apartados destaca una suficiente variedad de escenarios con un colorido sensacional y un estilo juguetón y divertido que le viene como anillo al dedo a la producción. Las músicas están a la altura de las circunstancias y acompañan a las mil maravillas al juego en su intento por tener siempre un trasfondo humorístico.

Joel Castillo

—————————————————————

JUGABILIDAD: El título mantiene la fórmula de su antecesor intacta y, por ello, vuelve a rendir de auténtico lujo a nivel de diversión y control. Las mecánicas, con pocas variaciones, son accesibles para cualquier tipo de público pero complejas de dominar, pues tenemos el ataque principal y una gran variedad de habilidades secundarias.

GRÁFICOS: Bajo una estética simpática y colorida, Plants vs. Zombis: Garden Warfare 2 se desenvuelve como pez en el agua. No tiene el apartado técnico más potente de la generación, pero tampoco lo necesita. Luce tremendamente bien.

SONIDO: No existe doblaje en idioma inteligible, de modo que lo único que tiene importancia en este sentido es la música, tan divertida y reconfortante como siempre. Encaja a la perfección con el estilo del juego.

DURACIÓN: Los modos individuales te durarán alrededor de cinco horas, pero la verdadera diversión del juego de PopCap está en sus modalidades multijugador online, donde podrás invertir tantas horas como el juego sea capaz de atraparte. La posibilidad de jugar a pantalla partida y conseguir nuevos personajes y habilidades para cada uno de ellos mediante la máquina de sobres dispara la duración hasta cotas insospechadas.

CONCLUSIÓN: Plants vs. Zombies: Garden Warfare 2 incluye pocas novedades jugables con respecto a su antecesor, pero la enorme variedad de contenidos en cuanto a modos de juego, personajes, niveles y personalización hacen del título un imprescindible si disfrutas con los videojuegos enfocados a la acción multijugador. Además, en los tiempos que corren es una delicia poder disfrutar a pantalla dividida de divertidas modalidades de juego.

—————————————————————

Juegos relacionados:

Si te gusta Plants vs. Zombies: Garden Warfare 2 te gustará:

No te quedes solo en el juego:

  • Una película: Bienvenidos a Zombieland

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar