Inglés de élite

¿Jugar y aprender a la vez con un título de PSP? Tranquilos, que nadie se lleve las manos a la cabeza. Esta vez Sony y Tonika Games no se conforman con ser solo didácticos, ya que nos ofrecen una aventura en toda regla. Un título de suspense con el que de paso refrescamos nuestro inglés.

A decir verdad, los proyectos que tienen como cometido divertir y enseñar a la vez no suelen cuajar mucho… al menos en el mundo de los videojuegos. Por eso mismo es comprensible que algunos usuarios miren con cierto recelo este PlayEnglish, una aventura exclusiva creada específicamente para PSP. Pero si bien este título tiene como último fin ayudarnos a aprender inglés, lo hace desde una perspectiva diferente y sugerente.

Spanglish

PlayEnglish nos pone en la piel de Jaime Rubio, un detective que, como su propio nombre indica, es español. La nueva tarea de Jaime consiste en investigar uno de los robos más importantes del siglo, cuya relevancia le obliga a viajar por lo largo y ancho de Europa, empezando por el Reino Unido. ¿Su principal problema? El inglés. Como ocurre con otros tantos españoles, el detective ha mentido en su currículum sobre su nivel, y por eso tenemos que ayudarle a valerse durante todas sus peripecias.

Para hacernos una idea rápida, PlayEnglish se podría definir como una aventura gráfica, en la que vamos visitando diversos lugares y conociendo a todo tipo de pintorescos personajes. La peculiaridad está en que al hacerlo también practicamos nuestro inglés. ¿Cómo? Pues básicamente respondiendo a lo que nos dicen otros personajes o articulando nuestras propias frases. Siempre intercalando la teoría y la práctica, que es según los expertos como mejor se aprenden idiomas. De hecho, hay que reconocer que el título cuenta con un amplio abanico de pruebas, ya que tan pronto estamos interrogando a alguien como conduciendo por una ciudad extranjera. Y teniendo en cuenta el tipo de juego ante el que estamos, esta variedad es plausible de todas, todas.

Pero PlayEnglish también tiene sus limitaciones. En ningún momento el juego pretende ganar un premio al mejor guión, y eso se deja notar a largo plazo. Aún así, lo cierto es que por lo menos sí que mantiene un equilibrio y resulta entretenido. Además, el título está salpicado por un sentido del humor muy agradecido y un elenco de protagonistas muy disparatado, contando cada uno de ellos con un acento diferente para ponernos las cosas más complicadas.

Ahora llega la gran pregunta: ¿realmente se aprende inglés con este UMD? Eso es algo que depende de cada usuario, pero según sus responsables el título tiene que entenderse como un complemento a otros tipos de cursos o clases. No es que gracias a él vayamos a poder ir por Londres como Pedro por su casa. En cualquier caso se trata de una iniciativa interesante desde los dos puntos de vista: el jugador habitual y quienes quieran mejorar en el idioma de Shakespeare.

Cerrar