Carreras desde la infancia

El popular personaje Pocoyó también protagoniza su propio juego de velocidad. Un título influido por las aventuras de esta conocida serie de animación nacional.

Desde que Mario Kart diera el pistoletazo de salida en todo el mundo allá por los tiempos de Súper Nintendo, muchos son los personajes que han decidido tener su propio juego de karts. En esta ocasión, y tras Sonic, Crash Bandicoot o Bugs Bunny, le llega el turno al famoso Pocoyó.

Velocidad para niños
Como es lógico, Pocoyó Racing es un título claramente pensado para los más pequeños de la casa, que serán quienes más disfruten a los mandos de estos simpáticos vehículos. El título, que permite carreras para hasta cuatro usuarios, cuenta con los protagonistas de la serie de televisión, así como con más de sesenta circuitos en los que competir. También podemos elegir entre doce personajes y más de veinte coches.

Además de competir en simpáticas y sencillas carreras, el juego cuenta con varios modos. El primero de ellos, llamado Olimpiada del Motor, nos permite superar diferentes retos, consiguiendo medallas de oro, plata y bronce y, así, desbloqueando otras carreras poco a poco. Este es el modo principal jugando en solitario.

El resto de opciones están, por el contrario, más orientadas al juego en compañía. Entre ellas encontramos Gran Premio, en el que competir directamente e ir sumando puntos en varios circuitos (mediante pantalla partida); o Fiesta, a su vez dividido en varias modalidades.

Por último, el título incluye una opción bautizada como Galería, que nos permite ver imágenes (cromos) e incluso capítulos animados de la serie Pocoyó. Eso sí, para ir desbloqueándolos primero es necesario superar las carreras del modo principal, lo que le da un toquecillo progresivo al desarrollo.

Además, como en todo este tipo de juegos, existen varios objetos que hacen las carreras algo más dinámicas, especialmente jugando con algunos amigos. En este caso tenemos ítems favorables y que nos van en contra, como por ejemplo turbos, ventiladores, obstáculos de madera o plataformas móviles. Además, en algunos momentos Pocoyó hace movimientos que tenemos que imitar con el mando de Wii.

Pocoyó Racing ha salido a la venta en dos ediciones, que a su vez incluyen una figurita anti-estrés o un vehículo hinchable. Una demostración más de que estamos ante un lanzamiento totalmente enfocado para los más pequeños, aquellos que disfrutan habitualmente con las hazañas del inocente personaje.

VALORACIÓN FINAL

Jugabilidad: Una especie de Mario Kart para los más pequeños. Muy sencillo e incluso simple para los jugadores adultos.

Gráficos: Visualmente se parece mucho a la serie de televisión. Los escenarios son sencillos y no gozan de demasiados detalles. Todo muy de “preescolar”.  

Sonido: También similar a los capítulos que vemos en el programa educativo. Musiquillas animadas y efectos de sonido correctos.

Duración: Dependiendo de la edad de los jugadores, se puede desbloquear todo su contenido en unas cuantas horas. El multijugador alarga un poco la experiencia.

Conclusión: Pocoyó Racing sigue lo visto en otros títulos tipo “Mario Kart”, sólo que partiendo de una jugabilidad mucho más infantil y “descafeinada”. Un producto enfocado de principio a fin para los seguidores de este fenómeno de guardería.

Cerrar